Cinco rincones que tienes que visitar para poder decir que conoces Segovia de verdad (y que no son ni el Acueducto ni el Alcázar)

Cinco rincones que tienes que visitar para poder decir que conoces Segovia de verdad (y que no son ni el Acueducto ni el Alcázar)
Sin comentarios

La UNESCO declaró Segovia Patrimonio de la Humanidad en 1985 y es que su conjunto monumental y la belleza añeja de esta ciudad no deja indiferente ni a locales ni a visitantes. Además, se come un cochinillo estupendo y otros platos de la gastronomía castellana por muy poco dinero. , No es de extrañar que sea uno de los destinos favoritos de los madrileños que buscan huir del bullicio de la gran ciudad durante el fin de semana o una escapadita. El Acueducto, el Alcázar y la catedral son destinos de sobra conocidos y de obligado paso para cualquier turista pero, ¿qué otros rincones no deberías perderte? Te lo contamos.

Mirador del Acueducto

Diego Allen Kql0y Zh1ak Unsplash
@unsplash

Sabemos que ir a mirar el Acueducto desde abajo es lo primero que vais a a hacer en Segovia porque es espectacular. Sin embargo, no os conforméis solo con esto porque, en un lateral, encontraréis un mirador al que hay que subir sí o sí para conocer la ciudad de verdad como un pro y ver otra perspectiva alucinante con cuyas fotos vais a triunfar en Instagram. Admirar el acueducto desde allí es una de las mejores cosas que hacer en Segovia.

Judería

segovia
@turismodesegovia

En el Barrio Judío o Antigua Judería residió una gran comunidad hebrea desde el siglo XII hasta su expulsión en 1492 y, en la actualidad, es uno de los rincones con más encanto de la ciudad de Segovia. Todavía se conserva arquitectura de la época, como la Antigua Sinagoga Mayor (reconvertido después en una iglesia). Otro lugar concreto que os encantará es al poder pasear por calles como la de la Judería Vieja, rodeada de bonita arquitectura.

Mirador de la Pradera de San Marcos

Muralla Valle Clamores 1 Scaled
@turismodesegovia

Para disfrutar de las mejores vistas del Alcázar rodeado de su impresionante entorno natural, el mirador de la Pradera de San Marcos es el place to be. Es perfecto para ir caminando después de la visita a este monumento ya que, para llegar, hay que bajar unas escaleras situadas rn un lateral de la colina sobre la que se encuentra El Alcázar. Tras andar unos 400 metros y cruzar el puente en la ribera del río Eresma (interesante de conocer también), habrás llegado al Mirador de la Pradera de San Marcos.

Aunque, si os quedáis con ganas de más y aspiráis a la matricula de honor. Saliendo de la pradera de San Marcos y caminando un poco por la carretera, se encuentra un pequeño y empinado camino de arena que lleva directo al Mirador de Alcázar y de los dos valles, desde donde se obtienen incluso mejores vistas de Segovia.

Casa Museo Antonio Machado

Casa Museo De Antonio Machado 2
@turismocastillayleon

Para llegar a la Casa Museo Antonio Machado, hay que recorrer la Calle de los Desamparados que, ya de por sí, es una de las más bonitas de la ciudad. Esta casa es una antigua pensión en la que el poeta alquiló una habitación cuando tuvo que instalarse en Segovia para ocupar una cátedra en un instituto. Corría el año 1919 y viviría entre sus paredes hasta el 32 y, aunque fueron solo unos años, este lugar acabó convirtiéndose en un recuerdo material del paso por la ciudad de Machado. De hecho, se mantiene intacta su antigua habitación.

Iglesia de la Vera Cruz

Segovia turismo
@segoviaturismo

Cerca de la Pradera de San Marcos también se encuentra la Iglesia de la Vera Cruz, que es uno de los lugares más mágicos que visitar en Segovia. Se trata de una iglesia de estilo románico, construida en el 1208 por los Templarios o la Orden del Santo Sepulcro y tomando como modelo la iglesia del Santo Sepulcro y la Mezquita de la Roca, en Jerusalén. Destaca por su planta planta dodecagonal, tres ábsides semicirculares y una torre cuadrada.

Foto de portada | Unsplash

En Trendencias | Pan de verdad: 15 panaderías artesanales de Madrid donde comprarlo

Temas
Inicio