Aquí no hay playa, pero sí las piscinas naturales más instagrameables de España

Aquí no hay playa, pero sí las piscinas naturales más instagrameables de España
Sin comentarios

Muchas de nosotras relacionamos las vacaciones de verano con el mar y la playa (por suerte, en España tenemos cinco de las mejores playas de Europa), pero no todas vivimos en zonas costeras. Que no cunda el pánico, hay planes alternativos para casi todo en la vida, y las piscinas naturales son una opción maravillosa para darnos un buen capuzón rodeadas de naturaleza.

Elaboramos un listado con las piscinas naturales que podrían ser tu lugar favorito durante los próximos meses de calor.

Cueva del Gato (Málaga)

Nuestra primera parada está en la Costa del Sol. La Cueva del Gato está situada en el parque Natural de la Sierra de Grazalema, presenta aguas cristalinas y una llamativa cascada. Si te decides por viajar por la zona, también puedes visitar Almuñécar y los pueblos con más encantos de la sierra andaluza.

Fuentes de Algar (Alicante)

Dejamos atrás el sur para viajar a la Comunidad Valenciana. Cerca de Benidorm, en Callosa d’en Sarrià, se encuentran estas piscinas naturales de agua fría. En este caso, se necesita adquirir una entrada para poder visitarlas. La entrada para los adultos cuesta cuatro euros y la de los niños, de cuatro a diez años, dos euros. En esta web están todos los detalles.

Por cierto, la Cala Moraig está un poco lejos, pero si estás de ruta por la comunidad autónoma es un acierto total.

Piscinas de Bolbaite (Valencia)

No abandonamos la Comunidad Valencia. Ahora, nos trasladamos al pueblo de Bolbaite, donde el río Sellent se ensancha para transformarse en un maravilloso lago. De nuevo, estamos ante una atracción natural que requiere entrada, durante el fin de semana cuesta 3 euros, 2 euros entre semana. Aquí tienes más información.

Hotel NH Valencia Center - Dos noches, dos adultos

Hotel NH Valencia Center - Dos noches, dos adultos

Chorreras de Cabriel (Cuenca)

Nos dirigimos hacia el interior para detenernos en los pueblos de Enguídanos y Villora el río Cabriel. Entre ambos puntos, nace una piscina repleta de cascadas y saltos de agua, al final se producen pozas naturales para bañarse con calma. Ya que estás, te recomendamos que te dejes caer por Cuenca capital, que es preciosa.

Piscinas de Arenas de San Pedro (Ávila)

Si vas a ir en familia y quieres estar tranquila, estas piscinas naturales situadas junto al cauce del río Arenal ofrecen dos opciones: una piscina con cerca de dos metros de fondo y un trampolín, y una segunda apta para los niños.

Habitación en el Hotel Exe Reina Isabel de Ávila - Dos adultos, dos noches

Habitación en el Hotel Exe Reina Isabel de Ávila - Dos adultos, dos noches

Chorro de Navafría (Segovia)

En la popular sierra de Guadarrama descubrimos un bosque de pinos coronado por una zona de piscinas naturales. Además del paisaje natural, es un lugar perfecto para pasar el día porque hay mesas, barbacoas, un parque de juegos e incluso aseos.

Pozas de Mougás (Pontevedra)

Pontevedra esconde un millón de rincones preciosos, recordad la belleza de  O Grove y los mil planes que ofrece. Además, las Pozas de Mougás son una otra prueba de ello. En la sierra de Groba hay varias piscinas naturales con cascadas, grandes rocas y agua cristalina.

Gorg Blau (Girona)

Como broche de oro, nos detenemos en la zona de Alta Garrotxa. Concretamente, hacemos una parada técnica en el pueblo de Sadernes. Allí podemos pasar el día en una piscina natural que nos hará sentir como en el paraíso. Si vas a pasar varias jornadas por Girona, te aconsejamos que pasees por la bella Calella de Palafrugell.

Otras ofertas interesantes

Recuerda que puedes seguir ahorrando cada día con los cupones descuento de Amazon

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias

Fotografía de portada | www.chorrerasdelcabriel.es

Temas
Inicio