11 pueblos encantadores para visitar en Asturias y a los que querer volver una y otra vez

11 pueblos encantadores para visitar en Asturias y a los que querer volver una y otra vez
Sin comentarios

Cualquier momento es bueno para viajar a Asturias, un paraíso cargado de lugares preciosos como los 11 pueblos que os hemos seleccionado a los que tenemos que ir, al menos, una vez en la vida, cargados de encanto, historia y con una belleza súper especial.

Cudillero

Cudillero

Sin duda, Cudillero es de los pueblos más bonitos y con más encanto no solo de Asturias, sino también de España. Paseando por el pueblo (que en pocas horas conocerás) te toparás con muchas casitas curiosas y diferentes, como la capilla del Humilladero de estilo gótico. Una de estas casas está cubierta de piedras conchas y se ha convertido en museo y en uno de los puntos de interés más originales y pintorescos de todo el pueblo.

Cangas de Onís

Cangas De Onis

Sin duda, tenemos que tomar prestadas las palabras que la describen como "regia e histórica, montañosa y montañera, comercial, ribereña, tierra de pastoreo y ganado, de mercado, de buenos quesos y mejor cocina, testigo de la historia, puerta de los Picos de Europa". Sin duda, así es Cangas de Onís.

Niembru

 

Pertenece al Concejo de Llanes y no podíamos pasarlo por alto. Niembru es un pueblo costero precioso, de esos que no nos pueden faltar en nuestra visita a Asturias.

Llastres

 

Seguimos con otro pueblo costero de esos que te quedarías mirando de manera permanente gracias a que sus casas y calles están construidas sobre terrazas, orientadas al este, razón por la que su relieve es tan hermoso desde las alturas, y también desde abajo.

Somao

 

Somao se encuentra en el concejo de Pravia y es de esos sitios con un toque muy exótico y colorista que sorprende. Y es que este pueblo combina la poderosa arquitectura indiana con la tradicional asturiana, en la que destacan hórreos y paneras.

Ribadesella

Ribadesella

No podía faltar en nuestra lista Ribadesella un concejo con mar y montaña, donde el Cantábrico topa con las sierras que lo rodean y con agua dulce del río Sella. Su encanto urbano se observa desde lo alto de la Ermita de Guía, mientras que los ojos se clavan en la playa Santa Marina, inmensa y perfecta, y en el paseo que la bordea, salpicado de majestuosas construcciones indianas, llenas de historia y color.

Tazones

 

Tazones es el único puerto asturiano con carácter imperial y que forma parte de las rutas imperiales de Carlos V en Europa y es que este coqueto y pequeño puerto ubicado en las inmediaciones de la ría de Villaviciosa fue lo primero que conoció el emperador Carlos V en su primer viaje a la Península, en setiembre de 1517. Por ello, está declarada de Interés Turístico.

Luarca

 

No nos puede faltar Luarca en nuestro viaje, un importante puerto pesquero desde la Edad Media, y donde podemos perdernos entre los antiguos barrios, los restos de una fortaleza, la Mesa de Mareantes y Navegantes, casas indianas... Un lugar único.

Llanes

 

Como ya hemos visto, su Concejo es impresionante, pero La Villa de Llanes no se queda atrás. Tenemos que destacar su casco antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico; las Casonas de Indianos así como el puerto, donde se encuentra la obra “Los Cubos de la Memoria”, creación del artista vasco Agustín Ibarrola.

Taramundi

 

Los hay que describen Taramundi como un gran parque temático al aire libre donde el agua y el hierro son los protagonistas. Y no están muy alejados de la realidad porque es un verdadero museo viviente donde el agua, las construcciones tradicionales y el encanto asturiano toman todo el protagonismo en cada rincón.

Colombres

 

Y terminamos con Colombres, un pueblo cargado de encanto indiano donde enamorarse de cada rincón, de sus gentes y de sus fiestas. Su carnaval indiano es, sin duda, una cita ineludible.

Otras ofertas interesantes

Fotos | Unsplash, Wikipedia,

Temas
Inicio
Inicio