Un Kindle con pantalla plegable que se cierre y se abra como un libro de papel: la tecnología que estudia Amazon para los eBooks del futuro

Un Kindle con pantalla plegable que se cierre y se abra como un libro de papel: la tecnología que estudia Amazon para los eBooks del futuro
Sin comentarios

Leer en un dispositivo electrónico presenta muchas ventajas prácticas frente al papel. El eBook es más ligero y portable, le caben miles de páginas dentro, el tamaño de la letras es ajustable, facilita el acceso a cualquier título y hasta algunos modelos llevan luz integrada para leer por la noche. No obstante, el no poder abrir y cerrarlo ni pasar sus páginas hace que la lectura pierde romanticismo. Al menos hasta ahora porque parece que Amazon se ha propuesto encontrar un punto intermedio entre ambas experiencias.

Así es. Amazon estaría trabajando en in Kindle con pantalla plegable que se abra y se cierre como un libro de toda la vida, según ha adelantado el periodista especializado Mark Gurman en Bloomberg. Aunque, eso sí, el proyecto todavía no se encuentra en una fase que permita asegurar que llegue a ser una realidad en el futuro próximo.

Ojalá que sí porque la arqueología de la telefonía móvil demuestra que nos encantan los gadgets tecnológicos con este tipo de características. Trasladándonos hasta el presente, Samsung ya ha lanzado los primeros modelos de smartphone con pantalla flexible. El Galaxy Z Flip le tomó el relevo al imperfecto Galaxy Fold de manera notable aunque con precios poco económicos, de momento, para esta tecnología.

Amazonkindle 97121724 178633880077128 2115539863541687323 N

Por su lado, los libros electrónicos también han evolucionado desde que llegaran los primeros modelos a las tiendas hace más de una década. El primer Kindle de la historia fue presentado en noviembre de 2007 y se vendió únicamente en Estados Unidos.

Este dispositivo no era precisamente de bolsillo y es que, aunque incorporaba una pantalla del tamaño de las que encontramos hoy en día, venía también con un teclado físico. De ahí, se ha ido innovando en el concepto hasta llegar al Kindle Oasis, resistente al agua y con luz cálida.

Aunque aquel primer modelo se agotó en solo seis horas, y se estimaba que para 2010 los lectores digitales podrían provocar un sorpaso de las ventas de libros electrónicos sobre las de libros tradicionales, en 2021 el papel sigue siendo el rey. Algo que en gran parte se debe al valor de objeto físico que los eBooks todavía no han conseguido replicar de forma efectiva.

Aún así, según el último Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros, el 6% de las personas que leen en España lo hacen exclusivamente en soportes digitales. Tal vez la pantalla plegable sea el revulsivo que necesite el concepto para terminar de convencer a los lectores más ávidos.

Fotos | @amazonkindle

Temas
Inicio