Helena Christensen

Publicidad
Publicidad

Noticias de Helena Christensen en Trendencias

Segunda ronda de actos glamurosos en dos días; si ayer era la Ópera, hoy es un baile benéfico , el Tribeca Benefit Ball 2010 el que nos proporciona nuestra distante dosis de lujo diaria. El relevo de la elegancia de Chloë, Camilla, Ginnifer, Maggie o Emily lo toman ahora entre otras las hermanas Richards. Las mismas que parecen un clon de las hermanas Olsen y que me han leído el pensamiento con su apuesta por sendos sencillísimos vestidos de gala para la ocasión. No os sabría decir quién es quién, pero cual yin y yang ejercen de perfecto complemento mutuo. Aunque a veces parece que a va a soltarse la melena definitivamente, a Olivia Palermo le cuesta "desencasillarse" de su papel de pija siempre ideal. Un evento como éste no es lugar para romper con ningún prototipo ganado a pulso, así que le damos un bien a una Olivia dentro de las lindes de lo correcto. ¿Su vestido de Rachel Roy Otoño-Invierno 2010/2011? Pues eso, bien, pero ni fu ni fa. De riguroso y funesto negro iba una comedidísima Jennifer Connelly. A su delgadez lo que le hace falta es un poco de color y volumen exagerado, ¿no? A su lado, con un diseño del mismo color aunque diferente corte, Helena Christensen parece una jaca lozana. Y atención porque hay un detalle en su atuendo que me interesa especialmente: va prácticamente plana. Lo mismo que la modelo Hilary Rhoda. Me encantan sus romanas amarillo pollo. De Rachel Roy Pre-Fall 2010. Y sí, está claro que ninguna de ellas necesita añadir centímetros a su porte, pero no estaría mal que se extendiera esta moda entre aquellas que no medimos 1'80 pero que nos negamos a abandonar las fiestas antes de tiempo por orden expresa de nuestros pies. En Trendencias | Theodora y Alexandra Richards, ¿las nuevas gemelas Olsen? En Trendencias | Esta primavera 2010 apuesta por sencillos vestidos largos para vestir tus celebraciones Fotos | Getty images North America via zimbio

Publicidad
Inicio