Magnesio y calcio: como beneficiarnos de estos minerales a través de un baño en el mar

Todas las propiedades del mar que tienes que conocer antes de darte un chapuzón este verano

Pexels Roman Odintsov 4552176
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Darte un baño en el mar es una sensación que te deja completamente renovada. Las vacaciones de verano ya están aquí y muchas ansiamos abandonar cuanto antes la gran ciudad para refugiarnos durante unos días en algún pueblo costero en el que por supuesto podamos llevar a cabo nuestra rutina favorita: ir a la playa, bañarnos plácidamente entre las olas y ducharnos tras un largo día de sol y agua salada. ¿Existe acaso un plan mejor?

En la lista de beneficios que trae consigo un baño en el mar es importante destacar la combinación única de minerales y oligoelementos presentes en el agua, entre los cuales destacan el calcio y magnesio, imprescindibles en nuestro organismo para un correcto funcionamiento del mismo.

El magnesio es a menudo un mineral deficitario en nuestra alimentación y es que según indican los resultados del estudio ANIBES, el 80% de la población española presenta consumos de calcio y magnesio menores a las recomendaciones, algo que también ocurre en el 72 % de la población a nivel europeo. Datos que evidencian la fuerte ausencia de este componente en nuestro organismo. De ahí que su presencia en el agua del mar podría ayudar a producirse una absorción de dichos minerales mediante un baño, a través del folículo piloso.

Pexels Ron Lach 10493837

El National Institutes of Health insiste en que el magnesio es imprescindible para mantener los huesos sanos, puesto que aumenta la densidad ósea reduciendo el riesgo de fracturas de huesos y de osteoporosis. Así mismo, el calcio es esencial para que los músculos se muevan y los nervios transmitan mensajes desde el cerebro hasta las distintas partes del cuerpo.

Tomamos nota de la importancia del magnesio y el calcio para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y apostamos por un largo baño en el mar para poder beneficiarnos de todos estos minerales presentes en el agua salada. Y es que por si fueran pocos los pros de nadar en el océano, le sumaos que es un must especialmente para aquellas personas que presentan eccemas, un tipo de dermatitis aguda, así lo apuntan los estudios científicos llevados a cabo sobre la materia.

Es importante tener en cuenta que cada cuerpo es distinto, y que tampoco podemos esperar efectos milagrosos tras un baño en el mar. Se trata más bien de poder disfrutar de esta acción que tan asociada tenemos al verano, sabiendo que a la par, nuestro cuerpo también se está beneficiando de ello.

Fotos | Ron Lach en Pexels, ROMAN ODINTSOV en Pexels

En Trendencias |Las mejores posturas de yoga para aliviar el dolor menstrual

En Trendencias | Las 125 mejores frases motivadoras que te ayudarán a conseguir lo que te propongas en la vida

Inicio