Publicidad

Mi pareja tiene hijos de una relación anterior: guía de supervivencia para empezar con buen pie
Sexo y Relaciones

Mi pareja tiene hijos de una relación anterior: guía de supervivencia para empezar con buen pie

Publicidad

Publicidad

Te gusta y le gustas: tiene sentido del humor, tiene sensibilidad... y también tiene hijos de una relación anterior. Este escenario es cada vez más frecuente, y no siempre es fácil de gestionar. ¿Cuándo es el mejor momento para conocer a sus hijos? ¿Cómo debo actuar con ellos?, ¿Cómo gestionar el hecho de que su ex siga estando -muy- presente en su vida? Estas son algunas de las cosas que más incertidumbre y angustia generan cuando empezamos una relación con alguien con hijos.

Tú y él... y sus circunstancias

Partiendo de la base de que cada relación es un mundo, lo cierto es que una con alguien con hijos tiene una serie de características particulares inherentes a la propia situación que hemos de tener en cuenta a la hora de afrontarla.

Los primeros momentos de una relación están plagados de emoción y cosquillas y un montón de emociones maravillosas, pero también de incertidumbre y nervios. ¿Le gustaré de verdad? ¿Esto irá a alguna parte? Cuando además hay niños otras variables entran en juego, unas que modificarán "las reglas del juego".

Por ejemplo puede suceder que anule citas, y eso no significar en absoluto que no le gustes o no le importes: los niños se ponen malos (cosa que sucede muchas veces, sobre todo cuando son pequeños y los virus les adoran), se caen, tienen cumpleaños, se les ocurren planes que de verdad que me hace mucha ilusión, papá... A veces la ex pareja tiene una emergencia y necesita cambiar los días que está con los peques.

El bienestar de los niños será siempre prioridad, lo es para todos los que tenemos hijos. Pero eso no significa que no sea viable, ni muchos menos, una relación. Solo hay que buscar la forma de encajar las piezas de este -un poquito complicado- puzzle.

Tener una relación con alguien con hijos implica vivir (y por tanto aceptar) con cierta incertidumbre, porque los planes pueden cambiar por "motivos ajenos a nuestra voluntad". Ser flexible es la clave para adaptarse sin sufrir.

Chris Helmsworth Instagram Elsa Pataky

La ex

Lidiar con las relaciones pasadas de nuestra pareja no siempre es fácil (en ocasiones no lo es ni con las propias). A veces el fantasma de la ex sobrevuela nuestras cabezas y nos puede hacer sentir inseguras (ex muy presentes, parejas que “no han cerrado historias”, etc.). En este caso no es un fantasma: la ex-pareja en cuestión está de cuerpo presente. Muy presente.

Cuando hay niños de por medio debemos aceptar el hecho de que si iniciamos una relación con esta persona, además de los peques, va a entrar a formar parte de nuestra vida, directa o indirectamente, la madre de los mismos, la ex de tu pareja.

La relación entre tu pareja y su ex puede ser buena, mala, regular o fatal, pero la realidad es que, nos guste o no, es la madre de los peques, de manera que va a influir en decisiones que afectan a nuestro día a día, va a formar parte de nuestra vida.

Esta particular situación, en la que se conjugan ex y nueva relación, requiere un poco de esfuerzo por nuestra parte si queremos que todo transcurra felizmente para todos. Y cuando digo "todos", me refiero a tu pareja, a la ex y por supuesto a ti, pero sobre todo a los niños, que, me lo vas a permitir, son lo más importante. Como menores debemos protegerles y procurar que estén bien, por encima de todo. Así que intentemos ser civilizados y cordiales, siempre es la mejor política.

Para ella tampoco es fácil

Ten en cuenta que vas a pasar tiempo con sus hijos, de manera que es absolutamente comprensible que le preocupe quién eres y cómo vas a tratarles, ¡son sus peques!

Establecer una relación de respeto y cordialidad con ella va a aportaros tranquilidad a las dos, y eso es muy importante. No tenéis que ser amigas, pero cuanto mejor (en términos de, como decía, respeto y cordialidad) sea la relación, menos tormenta habrá en la cabeza de ambas.

Cómo establecer una buena relación con los hijos de tu pareja

  • Expectativas realistas: no existe el amor a primera vista, ni en el amor romántico ni con los niños. El vínculo emocional con un peque lleva tiempo, ha de construirse poco a poco, empezando por escalones tan básicos como la confianza.
  • Empieza despacito: en estos primeros momentos céntrate en establecer una buena relación con los niños, en ganarte su confianza y que estén a gustito contigo, nada más. Pasa tiempo de ocio con ellos, escúchales, pregúntales, interésate por su vida (sin forzarlo, los niños lo notarían y sería contraproducente), pero también deja que te pregunte, sé sincera, ábrete a ellos, son los mejores pilares para una relación.
  • Deja la disciplina en manos de su padre y su madre: acabas de entrar en su vida y, como decía, lo primero es conoceros e ir definiendo entre todos cuál va a ser tu rol, de manera que las normas y las reglas son cosa de su padre (y de su madre). No es tu papel, y desarrollarlo puede poner en peligro la relación con los peques.
  • Los niños son niños, calma: para ellos todo esto es nuevo y complicado, de manera que es posible que se enfaden, especialmente contigo (hay peques que sienten que vas a desplazar el rol de su madre, o que “divertirse contigo” supone una deslealtad hacia ella, entre otras cosas), pero no es algo personal, así que intenta no verlo como un ataque a ti "por ser tú". Se están adaptando a que haya una nueva figura en sus vidas, a que esto sucede porque sus padres ya no están juntos, sus vidas han cambiado... Insisto, no es a ti, su rabia es una forma de externalizar lo que sienten ante esta situación. Antes de decirles nada, antes de reaccionar, párate y piensa: son niños y están aprendiendo a gestionar sus emociones en general, y contigo en particular.
Chris Helmsworth Instagram Elsa Pataky Con Sus Hijos

Cuídate

El desarrollo de este nuevo rol con los niños puede acarrear altos niveles de estrés para ti y un mayor riesgo de que hagan aparición ansiedad o depresión.

Autores como Lisa Doodson señalan que en mujeres que no tienen hijos propios, el hecho de que a esta maternidad se llega “de golpe" y con unas dinámicas y pautas de crianza ya establecidas, unido a la falta de experiencia -que podría neutralizar lo anterior-, puede derivar en dificultades de adaptación y emocionales.

Ir con calma, sin prisas, con unas expectativas realistas y siempre siendo equipo con tu pareja es la mejor forma de afrontar esta situación.

Pero eso no significa que sea fácil: si te sientes sobrepasada, si no sabes cómo reaccionar, habla con tu pareja, ayudaos el uno al otro. Es importante que, sobre todo, dejéis muy claro cuál es tu rol, que defináis juntos qué se espera de ti, qué quieres hacer tú, qué puedes hacer, con límites claros.

A diferencia de la maternidad "propia", sobre la que hay normas y cánones muy definidos (demasiado, quizá, ya que eso nos lleva a otros problemas), el rol de madrastra es ambiguo, e incluso se tiene una percepción (sesgada) negativa gracias a, entre otras cosas, el cine y los cuentos, donde la madrastra es el mal hecho criatura.

Creemos tener claro qué es una madre, qué hace, qué se espera de ella -demasiado, siempre, el mito de la supermamá-, pero... ¿cómo es una madrastra? ¿Cómo es ser la novia del padre de los niños? Esa ambigüedad juega en tu contra porque no te da un marco normativo, no sabes a qué atenerte. Por eso cuanto antes -y mejor- lo defináis, mejor.

Pero además de eso, dado que esto implica el desarrollo de un nuevo rol, como implica demandas importantes, tienes que cuidarte: sal, queda con tus amigos, ve al cine o a darte un masaje, haz un curso que te guste, mantén una parcela para ti, por ti... ¡es fundamental!

Tranquilidad. Calma. Cero prisas. Y mucho amor. Ánimo.

PD: No, Chris -Hemnsworth- y Elsa -Pataky- no se han separado, siguen felices y juntos. Hemos usado las fotos del señor Hemsworth, aka Thor, porque siempre sienta bien verle.

Imágenes: Instagram oficial de Chris Hemsworth y Elsa Pataky

How to be a Happy Stepmum

How to be a Happy Stepmum

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir