Compartir
Publicidad

Fitness en frío: todas las ventajas y desventajas de llevar a cabo nuestro entrenamiento en una sala a 10 grados

Fitness en frío: todas las ventajas y desventajas de llevar a cabo nuestro entrenamiento en una sala a 10 grados
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el mundo del fitness, además de la salud y los entrenamientos basados en conocimientos científicos, también importa la innovación y la búsqueda de entrenamientos nuevos que llamen la atención de los potenciales usuarios

En este contexto, ha surgido recientemente la idea de realizar entrenamientos en una sala fría. La idea es entrenar durante 50 minutos en una habitación que se encuentre en una temperatura estable de 10 grados centígrados de manera muy intensa, siguiendo un entrenamiento HIIT

La teoría detrás de esta idea está basada en la creencia de que ejercitarnos en bajas temperaturas tiene ciertos efectos concretos, como una menor probabilidad de tener agujetas posteriormente y una cierta aceleración del metabolismo, ayudándonos a quemar más calorías

 

La pregunta que nos hacemos es: ¿qué hay de cierto en esta creencia? ¿entrenar en frío realmente es tan beneficioso como podría parecer? Algunas investigaciones al respecto parecen confirmar parte de estos beneficios. Investigaciones realizadas por Sidossis y Kijamura encontraron que entrenar en ambientes fríos podría ayudar a convertir la grasa blanca (almacenadora de lípidos)  en grasa parda (que se quema para protegernos del frío). Ayudaría, además, a que nuestro cuerpo gastara más calorías en reposo, mejorando el metabolismo. 

Además, podría ayudar a reducir la tensión y la fatiga. Sin embargo, no todo son ventajas: entrenar en frío podría aumentar el riesgo de problemas respiratorios, por lo que las personas con asma deberían tener cierto cuidado. Además, existe mayor contractura muscular, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones

 

En cualquier caso, la realidad es que 10 grados no es una temperatura demasiado extrema. Por lo que es difícil determinar si realmente obtendremos alguno de los beneficios o tendremos que tener cuidado con alguno de los riesgos. En cualquier caso, la única forma de saber si se trata de una práctica adecuada y beneficiosa para nosotras es probarla y decidir si a nosotras nos funciona o preferimos seguir con los entrenamientos en una temperatura normal. 

Imágenes  |  @Brrrn

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio