Publicidad

Cómo dejar de dormir con el móvil y de usarlo como despertador puede mejorar tu vida
Salud

Cómo dejar de dormir con el móvil y de usarlo como despertador puede mejorar tu vida

Publicidad

Publicidad

Vivimos en un mundo constantemente conectado y muchos de nosotros no nos despegamos del teléfono móvil o de la tablet ni para dormir. Es lo último que miramos antes de acostarnos y lo primero que revisamos nada más apagar el despertador. 

Y es que, con la excusa de que lo necesitamos para usarlo de despertador, el teléfono móvil duerme a nuestro lado en la mesita de noche. Despertarnos, apagarlo, ponerle los datos y revisar Twitter, Instagram, Facebook y las noticias del día es casi un ritual. Lo mismo antes de dormir, un último repaso a todas nuestras redes es inevitable

Pero, ¿qué ocurre cuando el teléfono móvil empieza a afectar a la calidad de tu sueño? Y, lo peor, cuando ni siquiera somos conscientes de este efecto. 

La relación entre Smartphone y mal descanso nocturno

Para empezar, algunas investigaciones, como la publicada en la revista Cell Report encuentra que la luz que desprenden las pantallas de nuestros aparatos tecnológicos favoritos (teléfono móvil, tablets y ordenadores) pueden interferir con nuestros ritmos circadianos, alterándolos y empeorando significativamente nuestro sueño. 

Jonathan Borba Bljpkyjulq4 Unsplash

En tan solo 10 minutos expuestos a esta iluminación intensa, se detiene la producción de melatonina, que regula nuestro sueño. Es decir, se envía al cerebro la señal de que debemos seguir despiertos. No solo afecta a nuestro sueño, sino a lo despiertos y alerta que estemos a la mañana siguiente. Una vez apagado el teléfono necesitaremos unos 45 minutos en oscuridad total para que la melatonina vuelva a hacer su efecto y entremos en un estado adecuado para dormir. 

Cuando el problema no es solo la luz

Otras investigaciones, han encontrado un importante índice de interrupción del sueño por causa del Smartphone en el caso de las personas que duermen junto a él. Esto se puede deber a mensajes entrantes, etc., pero también a que lo utilicemos cuando nos cuesta dormir, lo que alarga el tiempo que estamos despiertos, lo que influye directamente en la calidad del sueño

Durante los últimos años, además, se han puesto muy de moda las aplicaciones, tanto móviles como en nuestras pulseras cuantificadoras, que analizan la calidad de nuestro sueño y, en teoría, nos ayudan a mejorarlo. Sin embargo, puede que no para todo el mundo sea así. 

Screenshot 2019 09 17 Serena Gossip Girl Bed Buscar Con Google

Una investigación muy reciente encuentra que, para algunas personas, estas herramientas pueden empeorar la calidad del sueño. Según el autor de esta investigación, esto se debería a la fijación excesiva con la calidad del sueño que nos llevaría a desarrollar cierta ansiedad y obsesión por tener un mejor sueño o perfeccionarlo para que al día siguiente nuestra aplicación nos diga que hemos dormido bien. Esta ansiedad, dificultaría la calidad del sueño. 

En cualquier caso, por el momento no hay más investigaciones al respecto y esta, concretamente, está basada en una serie de casos reportados por el propio investigador. Por lo que no podemos asegurar una causa real. Pero sí que nos puede poner en alerta si notamos algo similar. 

Cómo mejorar la calidad de nuestro sueño haciendo un uso responsable de la tecnología a nuestro alcance

La realidad es que los teléfonos móviles y otros dispositivos similares no dejan de ser una tecnología relativamente reciente y que todavía tenemos mucho trabajo que hacer para aprender a utilizarlos de una manera responsable. En el caso de su uso para no afectar a nuestro sueño, esto no es diferente. Por suerte, hay algunas cosas que podemos hacer. 

Jay Wennington Loagtdedciu Unsplash
  • Dejar de usar el teléfono aproximadamente una hora antes de irnos a dormir: si tenemos en cuenta que nuestro cuerpo empieza a estar un estado adecuado para conciliar el sueño unos 45 minutos después de dejar de estar expuesto a luces como las del móvil, lo recomendable es que lo dejemos de usar - igualmente las tablets u ordenadores - una hora antes de ir a dormir. 
  • Dejarlo fuera de nuestro alcance: la tentación es grande cuando lo tenemos en la mesilla. Si no puedes dormir, es fácil cogerlo y comenzar a revisar nuestras redes sociales. Si suena una notificación o publicamos algo antes de dormir y nos entra la curiosidad sobre el número de interacciones que ha tenido, etc. Por ello, una muy buena opción es dejarlo en otra habitación. 
Tobias Nii Kwatei Quartey Ew Akplv348 Unsplash

Imágenes  |  Unsplash, Gossip Girl

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir