Compartir
Publicidad
Publicidad

La manera de esta chica de lidiar con las fotos indeseadas en Snapchat te recordará a tu época del colegio (pero es muy efectiva)

La manera de esta chica de lidiar con las fotos indeseadas en Snapchat te recordará a tu época del colegio (pero es muy efectiva)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas usuarias de redes sociales como Tinder, Snapchat o Instagram reciben en sus buzones privados imágenes no solicitadas de hombres desnudos (sólo ellos sabrán el motivo) y aunque la mayoría reaccionan poniendo cara de asco y bloqueándoles, la usuaria Rebecca McGregor ha descubierto un método aún mejor para que la próxima vez que ese chico decida enviar una foto indeseada a una desconocida se lo piense dos veces.

Puede que la técnica de Rebecca, fotógrafa y modelo, nos resulte un poco infantil, algo muy parecido a lo que usábamos en el patio del colegio, pero circunstancias excepcionales merecen medidas excepcionales.

Anteriormente Rebecca había intentado de todo, como ignorar a ese tipo de usuarios, restringir al máximo la privacidad de su perfil, tener mucho cuidado a quien le daba Me Gusta o no y, por supuesto, no pedir a la gente que le enviara fotos de sus órganos sexuales. Pero su trabajo como modelo de lencería parecía atraer un montón de mensajes y fotos indeseadas. Y nada funcionaba hasta que consiguió averiguar que el hombre en cuestión se llamaba Glenn y había empezado a seguirla por varias redes sociales a la vez. Para Rebecca entonces no fue muy difícil averiguar su nombre completo y descubrir lo que realmente importaba: el nombre de su madre.

A continuación Rebecca tomó una instantánea del mensaje que le había mandado Glenn y se lo reenvió a su madre con el siguiente mensaje: "Hey, cariño. He visto que estás identificada como la madre de Glenn. Creo que tienes que tener una charla con tu hijo sobre la manera en la que se acerca a las mujeres. Mira el adjunto. Besos".

Snapchat

Por supuesto, Rebecca también decidió compartir su experiencia por Facebook y contarle a todo el mundo lo que había hecho: "¿Estás cansada de fotos indeseadas de los penes de tíos que dan grima? ¿Recibir mensajes vulgares por chat de extraños con los que nunca has hablado? Sigue mi ejemplo, haz una captura de pantalla y mándaselo a sus madres. Besos".

Por supuesto, Rebecca ha recibido todo tipo de comentarios sobre este tema a través de las redes sociales, algunos de ellos incluso le dicen que debe sentirse halagada por ser un sex symbol y que debería disfrutar de las imágenes que la mandan y no denunciarlo.

Pero hay que agradecer su postura y su capacidad para lidiar con este tipo de mensajes abusivos (y con los de las personas que intentan convencerla de que es un halago y que la razón -culpa- la tiene ella por ser tan guapa), aunque sea utilizando una técnica tan conocida como chivarse a la madre de la persona que te está molestando.

Foto|Pexels.com

En Trendencias|Rihanna tiene nuevo novio y no pierde el tiempo en cuestiones fashion: ¡ya lucen estilismos en pareja!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos