Publicidad

Cómo saber que estás preparada para volver a tener una relación tras una ruptura
Psicología

Cómo saber que estás preparada para volver a tener una relación tras una ruptura

Publicidad

Publicidad

Las rupturas son difíciles siempre, independientemente de quién haya roto la relación o de cuánto tiempo llevarais juntos. Cuando una relación romántica se rompe con ella no solo se va el amor que hubiera entre dos personas, sino también el cariño que sentían, sus sueños como pareja, el futuro que ambos se habían planteado y durante un tiempo quisieron, la relación con la familia del otro, o los amigos en común.

Queramos o no, superar esto lleva cierto tiempo y esfuerzo. Por ello, a veces, podemos no estar seguro de cuánto tiempo es recomendable que pase antes de empezar una nueva relación o, incluso, de comenzar a conocer gente nueva. Es totalmente normal, y habitual, que nos surja el miedo de excedernos en el tiempo que dejamos pasar o de, por el contrario, quedarnos cortos. Sin embargo, más que el tiempo, lo importante es en qué punto de la recuperación y de la relación con nosotras mismas estamos. Por ello, hay algunas señales que tenemos que analizar en nosotras y que nos indicarán si estamos preparadas o no para abrirnos de nuevo a las relaciones de una manera saludable.

Te sientes a gusto estando sola

No solo te sientes a gusto, sino que no temes a la soledad, te gusta pasar tiempo contigo misma, y eres feliz así. En ocasiones, cuando terminamos una relación - especialmente si ha sido muy larga - podemos sentirnos desamparadas e, incluso, no saber quiénes somos nosotras como persona individual y no como parte de nuestra antigua relación.

Eat Pray Love 01

Es por eso que podemos sentir la tentación de iniciar una nueva relacion de manera precipitada. Esta nueva relación puede no basarse tanto en el querer estar con esa nueva persona, como en el necesitar tener a alguien a nuestro lado que nos quite el miedo de sentirnos solas. Sin embargo, este tipo de relación puede no ser la más saludable y puede llevarnos a tolerar comportamientos poco apropiados únicamente por no quedarnos solas.

Por ello, antes de iniciar una nueva relación es recomendable que dediquemos un tiempo a conocernos a nosotras mismas como personas individuales, a querernos y a mimarnos. Cuando estemos a gusto con nuestra soledad y nos sintamos felices, será cuando realmente estemos listas para tener una relación saludable. Y es que, al llegar a este punto, seremos capaces de estar con alguien porque queremos a esa persona y no porque necesitemos a alguien que nos llene la soledad. Al ser feliz con nosotras mismas solo aceptaremos relaciones que nos sumen y aporten a la felicidad que ya tenemos solas.

Estás a gusto con tu vida

Comer Rezar Amar 1

Otra señal que nos indicará que estamos en un buen momento para empezar a conocer gente o, incluso, preparadas para salir con alguien nuevo, es la de que nos sintamos a gusto con nosotras mismas, nuestra vida y nuestro momento actual. Solo cuando estemos bien con quiénes somos y con cómo es nuestra vida, seremos capaces de estar bien con otra persona.

De otra manera es posible que no tengamos ni el tiempo ni las ganas para dedicárselos a una relación o, al contrario, que nos volquemos en una relación únicamente para huir de lo que no nos gusta en nuestra vida. Después de una ruptura es muy normal que nuestra vida esté un poco patas arriba e, incluso, que empecemos a plantearnos lo que queremos hacer ahora a largo plazo.

Es muy habitual dado que nuestro plan de vida cambia al romper una relación. Seguir en la misma vida que teníamos puede dejar de tener sentido para nosotras. Por ello, tras una ruptura dedica un tiempo a ordenar tu vida, pensar si quieres hacer algún cambio en ella o si, por el contrario, el plan sigue igual. Una vez que tengamos esto claro, podremos empezar a plantearnos dedicar tiempo de calidad a otra persona.

Asegurarte de que no estás dejando pasar tiempo hasta volver con tu expareja

En ocasiones, cuando una relación se rompe, nos cuesta aceptar que nunca más vamos a estar con esa persona. Esto puede llevarnos a aferrarnos a la idea de que algún día volveremos a estar juntos aunque este no sea el momento. Por fuera podemos dar la imagen de haberlo superado y estar intentando rehacer nuestra vida - quizás incluso nosotras mismas lo creamos así - pero en realidad estamos rellenando el tiempo hasta que vuelva a ser un buen momento para estar con él de nuevo.

Giphy

Siendo así, no estamos preparadas para conocer a nadie ni para comenzar una relación, porque todas las compararemos con la que tuvimos y siempre nos faltará algo. Por no hablar de lo injusto que es para la otra persona y lo frustrante que es para nosotras. Es por esto que, antes de empezar a conocer a otra persona, debemos asegurarnos de que sabemos y aceptamos que nuestra expareja no volverá a estar con nosotras nunca más y que estamos en paz con esa idea.

Ya sabes lo que no quieres

Una de las partes buenas de las relaciones fracasadas es que todas ellas nos dejan una lección y está en nuestras manos aprenderla. En ocasiones no lo hacemos y cometemos el mismo error una y otra vez en diferentes relaciones. Esto se debe a que no hemos aprendido la lección de lo que no funcionaba en la anterior relación y seguimos el mismo pratón.

Por ello es muy importante que dediquemos un tiempo a evaluar qué fue lo que no funcionó de la anterior relación, que es lo que no te gustaba y dónde fallastéis. Una vez que hacemos esto es posible que no descubramos qué es lo que queremos de una relación, pero seguro que sabremos qué es lo que no queremos. De esta manera no solo seremos capaces de elegir a una persona diferente, sino que evitaremos caer en los mismos errores durante la relación.

James Franco Rekindles Julia S Passions In Eat Pray Love 1

Ya no estás enfadada ni dolida

Seguro que habéis escuchado hablar de esas personas que mencionan demasiado a menudo a sus exparejas, especialmente cuando discuten con sus nuevas parejas o el otro hace algo que les molesta. Esto también puede ocurrir cuando nos enteramos de que nuestro ex está con otra persona o, incluso, que se va a casar o a tener hijos.

Cuando no hemos superado la rabia o el dolor que sentimos hacía esa persona, podemos seguir pasándolo mal al enterarnos de que la otra persona avanza en su vida. Es posible, también que al no superar el enfado con esa persona lo paguemos en nuestra nueva pareja y esto nos incapacite para avanzar.

Eat Pray Love Ketut Liyer

Por ello, antes de conocer a alguien nuevo o de iniciar una relación, es recomendable que dejemos ir la rabia y dolor que sentimos hacía nuestro ex o hacía la ruptura de la relación. Solo de esta manera seremos capaces de iniciar una nueva relación desde cero y sin cargas pesadas que nos vayan poniendo la zancadilla a cada paso.

Estos procesos pueden llevar un tiempo distinto para cada una de nosotras. Es posible que haya gente que haga todo este trabajo en poco tiempo, que ya lo haya ido haciendo incluso antes de romper o que les lleve años. Seamos del grupo que seamos, si queremos sentirnos a gusto al iniciar una nueva relación o, incluso, al empezar a conocer a alguien, es muy importante hacer este trabajo y prestar atención a estas señales.

Imágenes: Eat, Pray,Love, Giphy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir