Solo se necesita un lápiz para arreglar la cremallera atascada de una chaqueta o un pantalón

Solo se necesita un lápiz para arreglar la cremallera atascada de una chaqueta o un pantalón
Sin comentarios

Las cremalleras son un invento que nos hacen la vida más fácil: ayudan a cerrar una chaqueta de manera rápida, previenen que nos metan la mano en el bolso para robarnos o incluso ayudan a que una pieza se nos ajuste al cuerpo con la intención de ensalzar nuestras curvas. Sin embargo, estas pueden convertirse en nuestra peor pesadilla cuando se rompen. Con el fin de no darlo todo por perdido, existen varios trucos que nos enseñan a arreglar una cremallera, uno de ellos con la punta de un lápiz. Después de conocer la manera de blanquear la ropa blanca o limpiar la plancha, estos consejos evitarán el trajín de cambiar la cremallera.

Cómo arreglar una cremallera atascada con la tela

En ocasiones la cremallera puede quedarse enganchada por culpa de la tela lateral que queda atrapada en el deslizador. Con la ayuda de unas pinzas, agarraremos la tela y la alejaremos suavemente del deslizador para que no obstruya el camino.

Cómo arreglar una cremallera que se atasca con un lápiz

A veces las cremalleras pueden parecernos un mal invento y es que el que se atasque a la mitad es algo muy común y recurrente. Evita el forzar subir o bajar, pues al final puedes terminar por romperla. A sabiendas que más vale maña que fuerza, el grafito de un lápiz se convierte en el mejor de los lubricantes. Sólo tenemos que deslizar la punta del lápiz unas cuantas veces a lo largo de la cremallera, en el punto en el que se atasca el deslizador.

Podemos probar con jabón de pastilla, una vela o incluso vaselina. Todas estas opciones ayudarán a que la cremallera fluya y no se atasque en ningún punto.

Cómo arreglar una cremallera que se abre y no cierra

Las cremalleras han de cerrar y sellar, pero en ocasiones no cumplen su función. Si tu cremallera no cierra, ábrela por completo y mira con atención para ver si hay algún diente torcido. Si es así, equípate con unas pinzas y endereza la abolladura, con cuidado de no romperla. Sin embargo, si todo parece que está bien, con la ayuda de unos alicates aprieta el deslizador con la intención que cierre el rail de la cremallera tras su paso.

Cómo sustituir uno de los dientes de la cremallera

En ocasiones uno de los dientes de la cremallera se rompe, haciendo que ésta sea inservible. Con el fin de no necesitar sustituir la cremallera al completo, este truco nos enseña a reemplazar el diente que falta con un trozo de un bastoncillo de algodón. Puede parecer muy laborioso, pero lo cierto es que con un poco de paciencia podemos crear un nuevo diente con herramientas cotidianas.

Con estos trucos, no habrá cremallera que se nos resista, demostrando que lo más sencillo es, en ocasiones, lo más efectivo.

En Trendencias | Chaquetas que son tendencia este otoño-invierno 2022/2023: larga vida a la bomber y a la cazadora vaquera

Fotos |  Anastasia  Shuraeva

Temas
Inicio