Dónde comprar ropa de segunda mano para que nunca más vayas vestida igual que tu amiga un sábado noche

Dónde comprar ropa de segunda mano para que nunca más vayas vestida igual que tu amiga un sábado noche
Sin comentarios

Comprar ropa de segunda mano nos parece una ideaza por un sinfín de razones: son diseños con alma e historia, que apuestan por la sostenibilidad y que logran que tu look sea realmente único y especial. ¿Quién no se ha plantado en una fiesta y ha visto que la mitad de chicas llevan el mismo vestido de Zara? Menudo horror, horror con mayúsculas. Si optas por prendas vintage, que no es lo mismo que ropa de segunda mano (más adelante te contamos la diferencia), esto no te ocurrirá jamás.

Las opciones para comprar ropa de segunda mano son muy variadas (y aptas incluso para las más perezosas). Van desde aquellas plataformas online para dar rienda suelta a tu imaginación desde el sofá de tu casa hasta tiendas físicas para darte el placer de tocar los magníficos tejidos con un café con hielo en la mano.

Instagram

Instagram es el lugar del pecado para aquellas amantes de la moda que se sienten más cómodas comprando a través del móvil. En esta red social encontramos varias cuentas, tanto nacionales como internacionales, que se dedican a vender ropa vintage o de segunda mano (recordemos que las prendas vintage tienen una antigüedad mínima de unos 20 años, mientras que la ropa de segunda mano son piezas actuales que sencillamente ya han sido utilizadas por otra persona). Algunas de ellas son tiendas físicas que trasladan sus ventas a Instagram, mientras que otros perfiles son chicas con muy buen ojo por la moda.

 

Hay varios procedimientos, desde ventas a través de stories (la primera que lo solicite se lo queda, sé rápida como el viento) hasta perfiles que prefieren subir las piezas al feed y esperar a que las compradoras se vayan animando poco a poco.

Los perfiles que son tiendas físicas suelen generar más confianza, pero hay muchas chicas que hacen un trabajo estupendo y a las que puedes preguntar sin compromiso todas las dudas que tengas a través de DM. @momsvintage__ o @estudio_capsula_vintage son dos de los perfiles que nos permiten comprar ropa preciosa con mucha alma a precios ajustados.

Vinted

Si hay una aplicación que sea el mayor temor de nuestra tarjeta de crédito esa es Vinted. Esta app nos permite comprar y vender ropa de segunda mano o vintage con un sistema muy sencillo e intuitivo. En ella podemos encontrar verdaderos tesoros si tenemos paciencia y sabemos buscar bien Por ejemplo, podemos dar con piezas vintage de lujo a buenos precios. Además, también hay muchas prendas de temporada de firmas como Zara o Mango.

Depop

Menos conocida que Vinted, pero igualmente tentadora, así es Depop. Esta app inglesa es la debilidad de las chicas que sientan pasión por el vintage de lujo, ya que ofrece un amplio catálogo de piezas de diez. Algo que nos encanta de Depop es que ofrece un servicio de autenticación de productos de lujo, así no te la podrán jugar con una falsificación.

Tiendas online especializadas

Dejamos atrás las app para centrarnos en las webs que trabajan como tiendas online de prendas vintage o de segunda mano. En este apartado las posibilidades con casi infinitas. Kaméleon Vintage, King Vintage, La Principal Retro o Kauf Vintage son algunas muy conocidas.

 

Tiendas físicas vintage

El modo de comprar ropa de toda la vida es ir a una tienda, y también las hay de moda vintage. En ciudades como Barcelona o Madrid hay barrios donde encontramos numerosas tiendas de estilo, como El Born en la Ciudad Condal o Malasaña en la capital.

Flamingos Vintage Kilo tiene tiendas en varias ciudades de nuestro país y también cuenta con venta online. En Madrid encontramos Amores Eternos, que divide sus prendas por épocas, un paraíso del vintage. Lo bueno de comprar en tiendas físicas es que puedes comprobar el estado del tejido, la calidad de la prenda y te la puedes probar, así te aseguras el tiro.

Mercadillos vintage y de segunda mano

No hay nada mejor que un domingo por la mañana de mercadillo y vermú. Los mercadillos nos ofrecen la oportunidad de encontrar gran cantidad de prendas a precios que, normalmente, suelen ser bastante ajustados. Asegúrate de que no tengan ningún desperfecto que no desees y pregunta a la persona encargada del puesto cualquier cosa que necesites saber antes de  lanzarte a la compra.

El Flea Market de Barcelona o el Santa Ana Street Market de Madrid son dos magníficas opciones. Si te mola mucho viajar y consideras que los mercadillos son una experiencia que merece la pena vivir en primera persona, The Brick Lane Vintage Market en Londres o el Marché aux Puces de París te harán volver loca.

Etsy

Por último, la plataforma de segunda mano, vintage y pequeños creadores más famosa del mundo, Etsy. Tal es su dominio que cotizan en bolsa y su catálogo es prácticamente infinito. Muchos perfiles que venden en Instagram también cuentan con tienda en esta web. 

Fotografía de portada | @momsvintage__

Temas
Inicio