Compartir
Publicidad

Todo lo que siempre quiso saber sobre la moda y no se atrevió a preguntar

Todo lo que siempre quiso saber sobre la moda y no se atrevió a preguntar
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un vez finalizada la temporada de desfiles, con un batiburrillo de tendencias en la cabeza y millones de anécdotas de las diferentes semanas de la moda,la sobredosis de moda provoca en nosotros el efecto contrario. No tenemos ni una sola idea ordenada y clara en nuestra mente. ¿Tienes alguna duda?. Preguntaselo a Woody.

Toma el dinero y corre

marc-jacobs.jpg

Eso debió pensar Marc Jacobs cuando el grupo LVMH le ofreció su incorporación a Dior. Aconsejado por su socio Robert Duffy, Jacobs pide 10 millones de dólares anuales por ponerse al frente de la casa, huérfana desde que Galliano fue expulsado de la firma.

LVMH busca en Marc Jacobs la seguridad de un diseñador conocido para la casa, aunque ha buscado otras opciones: Elbaz, Ackermann, Slimane, pero todos han declinado la oferta. Y es que... ¿quién se queda con ese caramelo envenenado?

Annie Hall

annie-dries.jpg

¿Los 70 son tendencia? Las editoras de las revistas corren al buscador de google y ahí está Annie Hall. Estudian todos y cada uno de los estilismos de la película, los sombreros, el estilo boyish, las grandes gafas de pasta...señoras, ¡hay más 70 fuera que Diane Keaton! (aunque Annie Hall es su verdadero nombre).

Zelig

zel.jpg

Zelig es mi comedia favorita de Woody Allen, en la que se presenta, a modo de falso documental, la historia de un hombre con una capacidad sobrenatural de cambiar su apariencia adaptándose al medio en el que se desenvuelve, lo que entendemos por un camaleón. ¿Quién es un camaleón en el mundo de la moda? Sin lugar a dudas, Karl Lagerfeld, que se adapta sigilosamente a los vaivenes, no solo de la moda, sino de la industria, al baile de sillas en las casas más emblemáticas, a las it girls del mes. Ay, ¡si Coco levantara la cabeza!

Maridos y mujeres

freja.jpg

¡Menudos líos de faldas hay en el mundo de la moda! No más ni menos que en el resto de las profesiones, pero ahí están. Particularmente, me apasionan las historias difíciles (Givenchy y Balenciaga) o las rocambolescas (Olivier Zahm y sus múltiples líos de faldas, tantos que consiguieron hartar a su pareja, Natasha Ramsay, todo ello contado por capítulos en su blog). Todo esto me plantea un filón para los guionistas de programas de TV: ¿para cuándo un Salvame Deluxe de la moda?

Interiores

personal.jpg

Una de las películas menos conocidas de Allen, que narra el dolor de tres hermanas ante el proceso de separación de sus padres. La acción transcurre en interiores bellamente decorados (de ahí el título) lo que me recuerda al creciente interés en la decoración que sufrimos: ya no solo basta con conocer las claves de estilo de los popes de la moda, también debemos tener todos los detalles de sus casas.

Manhattan

manhattan.jpg

New York siempre en el punto de mira de la moda. A pesar de Paris, de Londres o incluso de Milán, el verdadero banco de pruebas de las tendencias es la ciudad que nunca duerme, y su isla más famosa, que ha sido retratada en miles de películas. Y de paso aprovecho para recordar a los que les encanta ir a la última que Sex in The City es muy 2007: otro NY es posible, y esta película lo demuestra.

En Trendencias |Moda de cine (VIII): trajes míticos de la historia del cine (II) En Trendencias |Moda de cine (VII): trajes míticos de la historia del cine (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio