Compartir
Publicidad

La moda en campaña

La moda en campaña
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen cientos de formas de entender el mundo de los negocios. Y también el mundo de la política. Mientras que en España las industrias (todas y cada una, y la moda no es una excepción) suelen reunirse con los políticos en campaña para pedir subvenciones, ayudas y mayor apoyo institucional para conseguir llevar a buen puerto sus proyectos en Estados Unidos los lobbies empresariales no tienen el menor problema de apoyar a los candidatos con algo tan comprometido como recaudar fondos, el mayor compormiso político que se puede tomar tras el voto.

En la reciente campaña electoral que hemos vivido en España la única relación de la moda y la política no ha pasado de los aburridisimos artículos de análisis del estilo de los candidatos (que más bien deberían hablar de la total ausencia de él) en los que sesudos “estilistas” divagaban sobre las profundas connotaciones ideológicas del nudo windosor. Ni un solo diseñador se ha atrevido a dar su apoyo público a ninguna de las opciones que se presentaban.

123456.jpg

Pero no todo el mundo funciona igual, y en Estados Unidos y capitaneados por la todo poderosa directora de Vogue, Anna Wintour,  un grupo de destacados diseñadores entre los que se encuentran Tory Burch, Joseph Altuzarra, Rag & Bone, Diane von Furstenberg, Marc Jacobs, ThakoonAlexander Wang, Narciso Rodriguez o Jason Wu han creado Runway to Win, una web desde la que mostrar su apoyo a través diferentes productos de merchandising diseñados en exclusiva que ya se pueden reservar (pulsando aquí lo verás): camisetas, bolsos, pañuelos que buscan un vínculo diferente con los votantes y que de este modo permiten multiplicar el precio de una camiseta básica como son las de Proenza Schouler o Marc Jacobs que cuestan cada una 45 dólares.
product_jacobs.png

product_proenza.png

Todavía no han salido a la luz todas las colaboraciones, pero este avance es una buena forma de saber por dónde irán los tiros. Aunque después de ver la fiebre Obama que sufrió el mundo de la moda en 2008, en el que su rostro y su nombre llegó a desfilar en diseños de Jean-Charles de Castelbajac o Sonia Rykiel, no deberíamos sentirnos extrañandos ante una iniciativa como esta.

product_burch.png

Ahora solo nos queda esperar y ver si proyectos así tienen el éxito recaudatorio esperado y saltan fronteras. Y es que de entrada parace mucho más sencillo apoyar una causa en la que crees si además te llevas algo de un diseñador a tu casa, y los gurús del marketing político siempre están con la vista puesta a lo que se hace en las campañas presidenciales americanas.

En Trendencias |  El estilo de Michelle Obama, ¿la nueva Jackie Kennedy?
En Trendencias | Campaña electoral en las pasarelas de moda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos