Publicidad

Plagio, apropiación cultural y falso activismo: Vetements no se libra de ninguna crítica con su camiseta antibelicista

Plagio, apropiación cultural y falso activismo: Vetements no se libra de ninguna crítica con su camiseta antibelicista
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

"No dispares" escrito en árabe, francés e inglés es lo que se puede leer en la camiseta de la colección primavera/verano 2020 de Vetements que ha sembrado la discordia

Es obra de Demma Gvasalia, el mismo diseñador detrás de la famosa camista DHL y el uso de Balenciaga de la mítica bolsa azul de IKEA, y se trata de una versión muy parecida de otra camiseta que los periodistas en el Líbano llevaron durante la invasión israelí del país en 1982.

La controversia le ha venido a Gvasalia por diferentes frentes. Por un lado, desde Vogue Arabia llaman la atención a la firma francesa por remover el malestar en torno al conflicto. Por otro, en las redes sociales, algunos usuarios han criticado el uso frívolo de una prenda que guarda relación con una guerra en la que murieron miles de personas y por las que otros tuvieron que exiliarse. 

Aunque tampoco se ha librado de las acusaciones de plagio. El año pasado, un diseñador de los Emiratos ya replicó la camiseta original para su marca Qasimi y, de este modo, "llamar la atención sobre los problemas de Oriente Medio y lo que allí está ocurriendo actualmente", según palabras de Khalid Al-Qasimi.

La camiseta de Vetements no se diferencia de la de Qasimi nada más que en el logo de la marca y, aunque el diseñador emiratí no tiene el copyright del eslogan, el hecho de que se haya copiado a un diseñador local menos conocido es lo que más deshonesto con la cultura resulta para algunos

 

Ese el caso de la bloguera de moda palestino-libanesa Samar Seraqui, que ha cargado contra la casa francesa en Instagram acusándola de apropiación cultural y pidiendo a los consumidores reflexionar. Aunque también hay quienes piensan que Qasimi también ha capitalizado a su manera el conflicto con sus camisetas de 130 euros al cambio.

La camiseta de Vetements es parte de una colección que, como es habitual en la firma, juega con los conceptos de consumismo y capitalismo tardío. De hecho, el desfile en el que se presentó toda la colección tuvo lugar en el McDonald's más grande de París y los modelos lucieron, juntos a los diseños de Gvasalia, pegatinas en las que se podía leer: "Hola soy el capitalismo", entre otros guiños sarcásticos.

Aunque, según se mire,  la fórmula que sigue Vetements de hacer activismo contra el propio sistema del que forma parte a través de la ironía puede resultar arte o una forma más de aprovecharse de causas sociales para hacer dinero, una cosa es segura: en esta ocasión ha conseguido poner el foco sobre Oriente Medio.

Fotos |Qasimi.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir