Qué alimentos nos ayudan a potenciar y conservar el moreno para lucir una piel bronceada en verano

Qué alimentos nos ayudan a potenciar y conservar el moreno para lucir una piel bronceada en verano
Sin comentarios

El verano se acerca peligrosamente y lucir una bonita piel bronceada es el objetivo de muchas de nosotras. Eso sí, tomar precauciones es importante cuando buscamos modificar la coloración de nuestra piel y es clave hacerlo desde dentro y desde fuera. A nivel cutáneo, es esencial aplicar una crema solar adaptada a nuestras necesidades, pero el trabajo también se realiza en el interior. Para ayudarnos a potenciar y conservar el tono contamos con varios alimentos que, en algunos casos, también ofrecen un push en relación con la protección.

En Vitónica, expertos en deporte y actividad física, fitness, nutrición y vida sana, hablan sobre alimentos que son recomendables consumir durante la época veraniega y tomamos nota de sus valiosos consejos.

Alimentos para conseguir el bronceado que deseamos

Primero nos detenemos en preparar la piel para tomar el sol. Los profesionales apuntan que "existen una serie de alimentos que nos ayudarán a hidratar, fortalecer y nutrir la piel para hacerla más resistente y que reaccione mejor frente a los efectos solares".

Consumir agua es fundamental para mantener todo el organismo en un estado óptimo de hidratación. De este modo, evitaremos la pérdida de demasiados electrolitos y minerales a través del sudor. Más allá de los líquidos, estos alimentos pueden contribuir a preparar la piel.

La zanahoria

Empezamos con un alimento muy popular en esta época: la zanahoria. Este es un alimento que contiene altas cantidades de carotenoides. "Entre ellos destaca el betacaroteno que se encuentra en las zanahorias y en otras frutas y verduras de color naranja, rojo y amarillo" leemos en Vitónica.

Tamanna Rumee Ezmlwld Nou Unsplashhttps://www.trendencias.com/belleza/eres-que-pasa-after-sun-te-damos-alguna-razones-que-convertira-tu-indispensable-verano

El betacaroteno se encarga de estimular la secreción de melanina por parte del organismo, además de hacer que se active mucho mejor y más rápido. También ayuda a evitar la acción directa que los radicales libres tienen en el organismo, sobre todo aquellos que provienen de los rayos solares que aceleran el envejecimiento prematuro de la piel.

Alimentos ricos en vitamina E

No todo se queda en las zanahorias y las verduras de color naranja, rojo y amarillo, los alimentos ricos en vitamina E (como los aguacates, los aceites como el de girasol y los frutos secos como las pipas o las almendras) son una buena alternativa para proteger la piel de los radicales libres que facilitan el envejecimiento prematuro.

"Además, la hace mucho más resistente y menos reactiva a la luz solar. No hay que olvidar que ayuda a que se active la melanina, además de fijar más la hidratación de la piel" apuntan en Vitónica. Si no sabes cómo ingerir más aguacate en tu dieta, en este artículo encontrarás 15 recetas para incluirlo en tu dieta de una forma original.

Alimentos altos en vitamina C

La vitamina C es ingrediente esencial en las rutinas de belleza que buscan luchan contra el envejecimiento y los motivos son incalculables. "Este nutriente es uno de los principales precursores del colágeno en el organismo. Es cierto que a medida que pasa el tiempo la producción de colágeno disminuye, pero mantener unas buenas dosis de esta vitamina nos ayudará a conseguir una mejor producción de colágeno y así conseguir una piel más joven y en mejores condiciones" descubrimos de la mano de los expertos.

Kimzy Nanney Cunhegx1gai Unsplashhttps://www.trendencias.com/belleza/eres-que-pasa-after-sun-te-damos-alguna-razones-que-convertira-tu-indispensable-verano

Todas sabemos que los cítricos son ricos en este nutriente, aunque no debemos olvidar que los kiwis o las fresas también lo son. A esta lista le sumamos vegetales como los pimientos, en especial los rojos, que contienen mucha concentración de esta vitamina.

Alimentos con alta concentración de omega-3

Más allá de la vitamina C, otro nutriente a tener en cuenta es el omega-3 (como el pescado azul y los frutos secos). Los alimentos ricos en omega-3 "dotan a la piel de elasticidad y ayudan a mejorar la hidratación de la misma".

Alimentos que contengan zinc

Por último, el zinc es un "mineral es esencial a la hora de recuperar la piel de heridas y quemaduras. Es un activo eficaz en la cicatrización de la piel y devolver a la misma su estado óptimo". Para incrementar el zinc en nuestra dieta podemos apostar por los lácteos y el marisco, sobre todo las ostras y todos los moluscos.

Alimentos idóneos para conservar un bronceado prolongado

Una vez que hemos logrado el bronceado de nuestros sueños toca mantenerlo. Una alimentación sana, equilibrada y completa es clave para lucir una piel hidratada y resplandeciente. Además, podemos tener en cuenta una serie de cuidados que nos ayudarán a presumir de piel bronceada durante más tiempo.

De nuevo, la zanahoria

La zanahoria es un alimento que no debería faltar en tu dieta este verano antes, durante y después del proceso de bronceado. Los betacarotenos presentes en esta hortaliza "son esenciales en lo que a color de piel se refiere. Por ello es un tipo de alimento que es mejor no desterrar de la dieta en ninguna época del año, ya que activa la melanina y la mantiene activa".

No olvides los tomates

Rojos, sabrosos y con mil posibilidades en la cocina: el tomate también es importante."Esta hortaliza, al igual que la zanahoria, contiene betacaroteno, concretamente licopeno. Esta sustancia es la que le da el color rojo al tomate y tiene altas propiedades antioxidantes. Concretamente a nivel dérmico lo que hace es dar un aspecto más terso y saludable, además de aumentar y mantener los niveles de melanina y conservar así el color dorado adquirido en verano", leemos en Vitónica.

Entre todos sus beneficios ayuda a mantener la tersura de la piel y evitar la aparición de arrugas prematuras en la piel. La sandía o las fresas también nos pueden ser de gran ayuda gracias a su alto contenido en licopeno.

Los cereales y las legumbres

La ingesta de cereales y legumbres es recomendable durante todo el año, pero especialmente en verano, ya que "estos alimentos son muy ricos en magnesio, un mineral que entre otras funciones tiene la de absorber los rayos UVA. Es decir, el magnesio actúa como bloqueador y además potencia la pigmentación de la piel y el mantenimiento del color que hemos ido adquiriendo durante el verano".

Alexander Mils 5x8olkzz1fi Unsplashhttps://www.trendencias.com/belleza/eres-que-pasa-after-sun-te-damos-alguna-razones-que-convertira-tu-indispensable-verano

Las grasas insaturadas, claves para una piel saludable

No debemos temer las grasas y menos de aquellas que proviene de alimentos como el pescado azul o frutos secos. "Estas grasas no ayudan directamente a conservar el color adquirido en verano, sino que lo que hacen sobre todo es mejorar el estado general de la piel".

Otras recomendaciones para conseguir un moreno sin que nuestra piel sufra

Ya hemos descubierto que cuidar la alimentación puede ser de gran ayuda para alcanzar un bronceado de diez, pero añadimos a esta lista una serie de consejos que deberíamos tener en cuenta siempre que queramos que nuestra piel no se resienta a corto o largo plazo.

La protección solar

Cuando nos propongamos tomar el sol es esencial utilizar protección solar total. Los expertos comentan que "no es recomendable usar cremas con baja pantalla de protección. Lo más adecuado es usarlas de más de 50 o pantalla total". Además, debemos tener en cuenta que tanto las pieles claras como oscuras deben usar protección solar.

Jens Kreuter Pfk35iw1jao UnsplashLas grasas insaturadas para una piel saludable No debemos tener miedo de las grasas y menos de aquellas que proviene de alimentos como el pescado azul o frutos secos. "Estas grasas no ayudan directamente a conservar el color adquirido en verano, sino que lo que hacen sobre todo es mejorar el estado general de la piel".  Otras recomendaciones para conseguir un moreno sin que nuestra piel sufra Ya hemos descubierto que cuidar la alimentación puede ser de gran ayuda para alcanzar un bronceado de diez, pero añadimos a esta lista una serie de consejos que deberíamos tener en cuenta siempre que queramos que nuestra piel no se resienta a corto o largo plazo.  La protección solar Cuando nos propongamos tomar el sol es esencial utilizar protección solar total. Los expertos comentan que "no es recomendable usar cremas con baja pantalla de protección. Lo más adecuado es usarlas de más de 50 o pantalla total". Además, debemos tener en cuenta que tanto las pieles claras como oscuras deben usar protección solar.  Mejor evitar las horas centrales del día Aunque usemos protección es recomendable no tomar el sol al mediodía. En especial, "desde las 12:00 horas de la mediodía hasta las 18:00 horas de la tarde. El efecto del sol es el mismo a cualquier hora para ponernos morenos, solo que la radiación disminuye enormemente y con ello el riesgo". Así, aprovecha las primeras horas del día o acude a la playa cuando el sol esté cayendo.  Bebe agua durante todo el día Como hemos comentado es esencial mantenerse hidratado y el agua es el mejor compañero. Así, se recomienda la ingesta de líquidos a lo largo de todo el día, en especial mientras estamos tomando el sol, así no caeremos en la peligrosa deshidratación.  Hidrata tu piel Como punto final destacamos la importancia de hidratar nuestra piel por fuera. Después de una sesión de bronceado "es muy aconsejable utilizar una loción reparadora de hidratación profunda. Lo que conseguiremos con esto es calmar la piel y aumentar sus defensas naturales y la vuelta a su estado habitual". Además, es aconsejable tener a mano un buen after-sun con propiedades especiales para recuperar la hidratación de la piel tras unas horas al sol.   TRENDENCIAS EN INSTAGRAM

Mejor evita las horas centrales del día

Aunque usemos protección es recomendable no tomar el sol al mediodía. En especial, "desde las 12:00 horas de la mediodía hasta las 18:00 horas de la tarde. El efecto del sol es el mismo a cualquier hora para ponernos morenos, solo que la radiación disminuye enormemente y con ello el riesgo". Así, aprovecha las primeras horas del día o acude a la playa cuando el sol esté cayendo.

Bebe agua durante todo el día

Como hemos comentado es esencial mantenerse hidratado y el agua es el mejor compañero. Así, se recomienda la ingesta de líquidos a lo largo de todo el día, en especial mientras estamos tomando el sol, así no caeremos en la peligrosa deshidratación.

Hidrata tu piel

Como punto final destacamos la importancia de hidratar nuestra piel por fuera. Después de una sesión de bronceado "es muy aconsejable utilizar una loción reparadora de hidratación profunda. Lo que conseguiremos con esto es calmar la piel y aumentar sus defensas naturales y la vuelta a su estado habitual". Además, es aconsejable tener a mano un buen after-sun con propiedades especiales para recuperar la hidratación de la piel tras unas horas al sol.

Fotografía de portada | @paulaordovas

Fotografías | Unsplash

Temas
Inicio