Publicidad

Once tartas de queso fresquitas y fáciles de hacer, porque un bocado dulce puede ser también refrescante

Once tartas de queso fresquitas y fáciles de hacer, porque un bocado dulce puede ser también refrescante
Sin comentarios

Recetas de tarta de queso hay muchas: la japonesa, la tradicional asturiana, la neoyorquina, con horno, sin horno, cuajada, con el centro cremoso, con mermelada, sin ella… Pero todas para morirse del gusto. Por algo es uno de los postres estrella de la repostería universal. A continuación, gracias a los compañeros de Directo al paladar y Vitónica, reunimos aquellas que más apetece comer cuando suben las temperaturas. Porque están fresquitas y porque no suponen mucho esfuerzo en la cocina.

Tarta de queso sin horno

Tarta de queso sin horno

De todas las recetas de tarta de queso, quizás esta sea la más rápida y fácil de preparar. Se hace sin horno y hasta los niños pueden participar en su elaboración. Es ideal para rematar una comida, con su sabor tan suave y textura aterciopelada. Sobre todo, si la acompañamos de frutos rojos.

Tarta de queso light

Tarta de queso light

La diversidad de las tartas de queso es infinita, desde recetas en las que prácticamente solo hay relleno de textura fina, hasta otras mucho más intensas y compactas. Esta receta de tarta de queso light se encuentra en un punto intermedio, con base casera y un relleno cremoso. Además, los ingredientes que utiliza son muy sencillos y seguro que casi todos los tenéis ya en casa.

Tarta de queso clásica

tarta de queso clasica

Su textura cremosa y su sabor suave son irresistibles para golosos y no golosos. Y es que, esta tarta de queso clásica se recubre con un poco de mermelada de fresa o frambuesa. Es uno de esos postres que gustan prácticamente a todo el mundo y, además, la receta es tan sencilla que todos pueden prepararla porque sale bien a la primera.

Tarta de queso y chocolate

Tarta de queso y chocolate

La receta de esta tarta de queso y chocolate no añade más azúcar o edulcorante que el propio que ya lleva el chocolate. Una postre con unas medidas perfecta para compartir entre dos, aunque pueden salir hasta cuatro raciones más comedidas. Además, es muy fácil de preparar.

Tarta de yogur griego y queso fresco con semillas de amapola

Tarta de yogur griego y queso fresco con semillas de amapola

Esta tarta de yogur griego y queso fresco desnatado es una propuesta menos pesada que las tartas de queso tradicionales. El queso fresco batido es muy similar al quark, tiene una textura cremosa y sabor suave que recuerda también al yogur. Ambos lácteos son la base de una tarta con cierta inspiración en los pasteles alemanes. Si no nos importa que sea menos ligera, podríamos añadir una base de galleta o masa quebrada.

Cheesecake de Nutella

cheesecake de Nutella

Esta cheesecake de Nutella es una receta de Nigella Lawson, la popular y mediática cocinera británica. Lleva pocos ingredientes y no necesita horno para su preparación. De textura cremosa y sabor suave, es un regalo de los dioses para los amantes de las tartas de queso y de la Nutella.

Cheesecake al estilo neoyorquino

cheesecake al estilo neoyorquino

Quien prueba esta reteca de cheesecake al estilo neoyorquino viaja a la ciudad de Nueva York sin movernos de la cocina. Elaborarla, además, es muy sencillo y los ingredientes son fáciles de tener en casa. El único elemento especial que se necesitaría sería un molde de aro desmontable para que poder desmoldarla con facilidad. El interior debe quedar suave y blandito, por lo que es importante controlar el punto en el horno.

Tarta de queso ligera

Tarta de queso ligera

Esta tarta de queso ligera es perfecta cuando queramos un postre dulce que no pese tanto y que, además, sea sencillo de preparar. Para ello se ha reducido la cantidad de azúcar, aunque se puede sustituir del todo con la estevia líquida u otro equivalente. Tiene que dejarse reposar durante ocho horas y es estupenda para servirse con fruta fresca de temporada.

Carrot cheesecake de mascarpone

Carrot cheesecake de mascarpone

Este carrot cheesecake de mascarponeune es una versión de la clásic atarta de queso en la que se ha sustituido la tradicional base de galletas por un bizcocho esponjoso de zanahorias, cocinando todo a la vez. Es muy fácil de hacer y tiene todo para enarmorar desde el primer bocado.

La tarta de queso de Fernando Alcalá

tarta de queso fernando alcalá

La tarta de queso de Fernando Alcalá, jefe de cocina y propietario del restaurante Kava Marbella, ha sido reconocida como la mejor de España. Lo mejor es que podemos replicarla en casa. Para la base necesitaremos galletas María Fontaneda y mantequilla artesana. Para el relleno, huevos ecológicos frescos, , nata con el mayor contenido en materia grasa posible, azúcar de caña ecológica, una pizca de sal y dos tipos de queso. Por un lado queso crema Philadelphia y por otro queso cremoso de la zona donde prepare la tarta.

Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo

Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo

En esta tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo todo el protagonismo se lo lleva el relleno de queso y yogur con la sabrosa cobertura. Está mucho mejor si se deja reposar unas horas en frío aunque hay que recordar sacarla un poco antes de servir, para que no esté demasiado fría. Si os gusta mucho el sabor cítrico y amargo del pomelo podéis añadir más ralladura fresca por encima antes de servir. Hace una pareja excepcional con el café o un té algo terroso.

Fotos | Directo al paladar y Vitónica.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios