Publicidad

Nueve recetas fáciles y calentitas para hacer con la olla de cocción lenta

Nueve recetas fáciles y calentitas para hacer con la olla de cocción lenta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las "slow cookers" u ollas de cocción lenta, como la Crock Pot, permiten cocinar platos muy sabrosos y de texturas sorprendentes invirtiendo en ello muy poco tiempo. La comodidad que supone meter todos los ingredientes de la receta en la olla, programar y olvidarse hasta que la comida esté lista es impagable. Además, nos permite prescindir de ensuciar diez cacharros de cocina y del uso de aceite en muchas de sus recetas, algo con lo que se consigue rebajar las calorías de los platos.

Solo hay que organizarse y tener en cuenta, de antemano, el tiempo de cocción que va a llevar cada receta. Por lo demás, las carnes que se deshacen en la boca, los caldos potentes y los estofados perfectos están garantizados. Como con el frío apetece más que nunca comer caliente, hemos reunido nuestras recetas favoritas de este tipo para la Crock Pot y que, además, no podrían ser más sencillas.

Lentejas estofadas

Lentejas estofadas

Esta receta comienza dejando las lentejas en remojo durante 8 horas para que estén más tiernas y que su cocción sea así más rápida. Aún así se necesitan unas 7 horas de cocción en la CrockPot para conseguir este plato que es tan delicioso e inolvidable, como fácil de hacer. Además, las lentejas estofadas son tan contundentes que sirven perfectamente como plato único.

Fabada fácil

Fabada fácil

La fabada es un plato de legumbres que requiere de un correcto cocinado. Con su receta tradicional, las fabes necesitan tres horas de cocción y, al menos media hora con una olla exprés. En esta receta se cocinan durante siete horas pero su preparación es la más sencilla. Difiere un poco de la original porque no se le añade cebolla ni ajo, que dan demasiado sabor en una cocción tan larga. Solo lleva las fabes, el compango, aceite y agua. Aunque si se quiere, se puede echar una hoja de laurel y un poco de azafrán.

Estofado de ternera al vino tinto

Estofado de ternera al vino tinto

Preparar estofado de ternera al vino tinto en Crock Pot permite prescindir del aceite en su elaboración. Un plato de lo más tradicional, que se puede encontrar en las cocinas de muchos países del mundo, y que admite infinidad de versiones. Como ocurre con todas las carnes que requieren de muchas horas de cocción, este está repleto de sabores. La textura de la carne es melosa y las hebras se desprenden unas de otras con facilidad.

Caldo de carne

Caldo de carne

Un buen caldo de carne es algo básico en toda cocina. Se puede usar como base de salsas y otras elaboraciones que requieran de un buen chute de sabor. Sin embargo, también se puede tomar tal cual. Es maravilloso en días de frío, en cuyo caso es recomendable filtrarlo para que quede bien limpio y transparente.

Pulled pork

Pulled pork

Una de las grandes ventajas del pulled pork es lo mucho que da de sí la paletilla de cerdo. De una sola pieza salen muchas raciones y puede ser utilizado de multitud de formas: en quesadillas, como relleno de pan de pita, en bocadillos, para enriquecer sopas... También lo podemos servir como elemento principal del plato, con una guarnición de arroz, pasta, verduras o ensalada. Además, está delicioso, es muy sencillo de preparar y no conlleva esfuerzo alguno.

Contramuslos de pollo en salsa sriracha

Contramuslos

El pollo en salsa sriracha es una receta muy familiar, que gusta a todos y que se puede comer con cuchillo y tenedor, si la salsa ha quedado muy líquida, o con los dedos, en caso de obtener un resultado más seco. Guarniciones como el arroz, el puré de patatas o cualquier otra que case bien con las salsas son muy adecuadas, aunque también se puede acompañar de unos noodles o una ensalada de hojas verdes.

Albóndigas a la provenzal

Albóndigas a la provenzal

Estas albóndigas a la provenzal entran en la categoría de comidas sanas y libres de grasas. La salsa queda sabrosa y las albóndigas tan jugosas que nadie diría que no han pasado por la sartén. Se trata de un bocado muy versátil que se puede presentar como aperitivo o como plato principal con guarnición de arroz blanco, puré de patatas cremoso o verduras asadas

Carrilleras de cerdo al vino tinto

carrillera de cerdo

De unos años a esta parte las carrilleras se han convertido en un corte muy valorado y, sobre todo, muy disfrutado por su sabor y textura. Esta pieza requiere de una cocción suave y prolongada, por lo que hacerlas en Crock Pot es un acierto. Una receta tradicional con la que esta carne melosa que se deshace en boca se convierte en un contundente plato para la hora de la comida. Una guarnición de patatas asadas o puré de patatas cremoso le va de maravilla. Además del pan para rebañar bien el plato y disfrutar de la salsa tan sabrosa que las acompaña.

Picantones al curry con manzana, ciruelas y miel

Picantones al curry con manzana, ciruelas y miel

Hay alimentos a los que las cocciones lentas no les sientan especialmente bien, pero ese no es el caso de las aves, que ganan mucho con el cariño de una temperatura baja, prolongada y controlada. En la preparación de estos picantones al curry con manzana, ciruelas y miel solo hay que invertir 15 minutos, del resto se ocupa la olla que, en cuatro horas, hace magia. Un bocado jugoso y sabroso. El toque dulce de la miel y las frutas, junto con el especiado del curry, aportan un sabor muy exótico. Se puede acompañar con cuscús.

Fotos | Directo al paladar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir