Publicidad

La historia de tres productos de Ikea a los que los sanitarios han dado un nuevo uso durante la crisis del coronavirus

La historia  de tres productos de Ikea a los que los sanitarios han dado un nuevo uso durante la crisis del coronavirus
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante la crisis que ha generado el coronavirus hemos tenido que reinventarnos, no solo desde el ámbito personal quedánonos en casa, el  laboral teletrabajando o empresarial con nuevos proyectos, sino también desde el punto de vista sanitario. Muchas empresas se han volcado para dotar de material a los Hospitales, como con mascarillas, batas, litros de gel sanitario y muchas cosas más, y luego está Ikea que durante la pandemia nos está sorprendiendo con sus iniciativas, y esta no iba a ser menos ya que ha conseguido dar una nueva vida a algunos de sus productos y poder adaptarlos al ámbito sanitario.

Los percheros de Ikea

Así, en primer lugar, y dado que lo tenemos en portada hablaremos del perchero EKRAR (17,99 euros) que, antes de la crisis servía para colgar nuestras cazadoras cuando llegábamos a casa, pero durante la pandemia se ha convertido en soporte  para goteros en el hospital de campaña de IFEMA de Madrid, recientemente clausurado.

Perchero Ikea

Y porqué no, una forma de garantizar que todos los pacientes enfermos recibiesen correctamente la medicación, para lo cual Ikea donó más de 100 unidades. 

Los impermeables de Ikea

También tenemos los chubasquero de edición limitada FREKVENS en tono plata (19 euros) que se han reinventado y se han convertido en equipos de protección individual de los sanitarios y de los que el gigante sueco donó más de 1.300 impermeables por toda España.


Bolsas de conservación de Ikea

Seguro que todos conocéis las bolsas de conservación de Ikea con cierre de zip y quien más o quien menos las ha tenido alguna vez en casa. Se trata de las bolsas ISTAD, que no solo han ayudado a conservar y aprovechar alimentos durante el confinamiento, sino que también han pasado a formar parte de kits de prevención para trabajadores y trabajadoras de las fuerzas de seguridad del estado.

Pero en realidad, la cosa no termina ahí, porque por ejemplo las plantas y flores de Ikea, también han llevado a las residencias de mayores, para alegrar sus espacios; las pinzas BEVARA han servido para ajustar las mascarillas de muchas personas; sus lápices IKEA han viajado de nuestras tiendas a hospitales de campaña para completar un kit de entretenimiento que aliviara también la mente de los pacientes; o los relojes STOMMA han sido utilizados por sanitarios malagueños para tomar el pulso de nuestros pacientes.

Vamos, que Ikea se ha reinventado y ha puesto su granito de arena una vez más para ayudar a superar momentos como el presente. Sin duda, digno de alabar, una vez más.

Fotos | Ikea

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios