Publicidad

Llamaradas de medio metro contra el acoso sexual. Está pasando en China

Llamaradas de medio metro contra el acoso sexual. Está pasando en China
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Aunque muchos utensilios anti-violación tienen el tamaño de un mechero, parece que el spray de pimienta no es suficiente para las mujeres de China. Sus altas tasas de acoso sexual y la inseguridad de las mujeres en el país las ha llevado a ponerse creativas a la hora de defenderse. La última herramienta anti-acoso en triunfar en Oriente ha sido un mini lanzallamas de bolsillo.

Estos lanzallamas tienen el aspecto de un pequeño sable láser de unos 20 centímetros de longitud. Es decir, más pequeño que un abanico, con el tamaño perfecto para llevarlo en el bolso. En su interior tienen un depósito de gas recargable y regulable. Así, la llama puede incluso alcanzar el medio metro de distancia a 1.800ºC. Es como un mechero zippo pero a lo bestia, y se vende en webs chinas por menos de 40 euros.

lanzallamas china acoso abuso sexual

Según el diario The Beijing Youth Daily, este sorprendente método ha disparado sus ventas en los últimos meses, vendiéndose al día unos 300 lanzallamas. Esto se debe, sin duda alguna, al problema creciente con el acoso y el abuso sexual en China. Un ejemplo de ello es este estudio, que demuestra que el 80% de las mujeres del país experimentarán acoso sexual en el trabajo a lo largo de su vida.

Las mujeres chinas no han querido quedarse desprotegidas y lo están haciendo todo por evitar esta situación. Desde la excéntrica idea de lucir leggings con pelo que, en teoría, "reducen las posibilidades de violación" hasta denuncias masivas en redes sociales para visibilizar el tema en el país y el mundo entero.

lanzallamas china acoso abuso sexual

Sin embargo, un lanzallamas, por pequeño que sea, es peligroso. Y según la policía china, también ilegal. En el periódico The Telegraph declaraban que "pueden provocar quemaduras graves, heridas y deformaciones en los asaltantes. También son peligrosos para la persona que los lleva, pues pueden dar lugar a incendios en el interior del bolso".

Esto no ha detenido su venta, complicada de controlar vía email. Sus vendedores tampoco comparten la opinión de la policía, alegando que "su uso no es letal, sino disuasorio". De hecho, entre los eslóganes que se utilizan para comercializarlos destacan algunos que son todo un cebo, como "el arma anti-pervertidos definitiva" o "las llamas y las altas temperaturas son suficientes para asustar a los hombres malos". ¿Es ir demasiado lejos o cualquier cosa es válida para defenderse de una ofensa sexual?

Fotos | China Global Mall.

En Trendencias | Companion: una aliada contra el acoso callejero.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios