El vídeo que demuestra que los perros sienten de forma más parecida a los humanos de lo que pensabas

El vídeo que demuestra que los perros sienten de forma más parecida a los humanos de lo que pensabas
Sin comentarios

Los avances en la ciencia y la tecnología nos han permitido demostrar que varios animales, sobre todo los mamíferos, experimentan emociones básicas de forma similar a los humanos. Y, aunque hay que diferenciar las emociones de los sentimientos puesto que estos últimos involucran una evaluación consciente de los respuestas neuronales, químicas y hormonales que nos predisponen a que actuemos de cierta forma ante determinado estímulo (lo que son las emociones, vamos). Sin embargo, cualquier dueño de perro que lo observe el suficiente tiempo en su hogar, descubrirá comportamientos que le sorprenderán.

Dejemos claro de antemano que la ciencia y la tecnología por ahora no nos ha permitido demostrar que el pensamiento complejo y reflexivo que se necesita para afirmar que un ser vivo tiene sentimientos esté presente en los perros. Sin embargo, cualquir persona que con viva con un can a lo largo de sy vida lo verá experimentar un amplio abanico de "sentimientos" que va desde el amor y la tristeza a los celos y la envidia.

De hecho, lo que sí han podido confirmar los neurocientíficos a través de estudios sobre el aprendizaje emocional canino es que los perros son perfectamente capaces de tener emociones complejas como las de los seres humanos.

También es cierto que, muchas veces, nuestra mirada subjetiva puede malinterpretar y humanizar comportamientos observados en nuestras mascotas. Sin embargo, vivimos con ellos tantos momentos que nos desconciertan y nos llenan de preguntas sin respuesta que parece inevitable no intentar rellenar los huecos.

Es lo que nos pasa, por ejemplo, con el vídeo que se ha viralizado en TikTok de un perro jugando con su peluche favorito de una forma de lo más enternecedora. El clip en cuestión ha sido subido a la plaforma por la cuenta @gideonthedachshund y está protagonizado por un cachorro de teckel.

A este perrito, llamado Gideon, le acaban de servir el cuenco con su comida. Sin embargo, en vez de comer, coge a su peluche y lo pone sobre la comida. Lo más curioso es que se trata de un comportamiento habitual y, tras observarlo, sus dueños interpretan que lo hace "para que su osito coma primero".

Mientras que no podemos saber sus intenciones reales, por mucho que nos gustaría que realmente estuviera cuidando de su peluche. Lo que sí sabemos al respecto es que, en las mandas de lobos y perros en su hábitat, el líder come primero y, tras él, el resto de canes que le sigue en el orden jerárquico.

Así que, cuando un perro espera a que su compañero de manada coma primero, le está ofreciendo al líder de la manada el respeto debido a la naturaleza de la estructura de rango de la manada. Así que, volviendo al vídeo, no es para nada descabellado pensar que este comportamiento es lo que parece: una señal de respeto hacia su compañero de manada. Y quién sabe si en el futuro se pueda demostrar que algo más.

Foto de portada | @gideonthedachshund

En Trendencias | El perro de la realeza china, pequeño pero protector, que ahora es el rey de las casas pequeñas

Temas
Inicio