Suelo llevar a mi perro atado en el coche, ¿me pueden multar? Esto es todo lo que nos dice la DGT

Suelo llevar a mi perro atado en el coche, ¿me pueden multar? Esto es todo lo que nos dice la DGT
Sin comentarios

Uno de cada cinco viajeros lleva a su mascota sin ningún sistema de protección, según datos de la DGT. Así, más de la mitad de los conductores vive situaciones de riesgo por culpa de no llevar a los animales bien sujetos en los vehículos. No obstante, combiene tener en cuenta que los vehículos de ruedas pueden ser causa de accidente también cuando los animales circulan por el exterior. Pero eso es otro tema, centrémonos ahora en lo que hay que saber cuando se encuentren en el interior del coche.

Tengo perro, ¿cómo lo transporto en coche?

La normativa de tráfico dicta que los animales deben estar bien sujetos al vehículo para evitar que interfieran en la conducción. Además, en caso de accidente, un perro suelto multiplica los peligros, ya que saldría despedido multiplicando su peso debido a la inercia. Así, además de un separador que impida que el animal ocasione molestias o pueda ser causa de distracciones, es aconsejable utilizar sistemas de retención.

Eso sí, nunca hay que sujetarlo con su correa, ya que no es un sistema de retención y supone un riesgo importante de lesiones, tanto para él como para el resto de los ocupantes. Existen varios sistemas de sujeción adecuados para incorporar al vehículo: Desde arneses de uno o dos anclajes, hasta transportines en el suelo o maletero, pasando por rejillas rígidas para el maletero.

Erik Mclean Zrzi9 Nvcpq Unsplash

La elección de uno u otro dependerá del tamaño. Aunque, en general, la mejor forma de llevar perros pequeños es en su transportín en el suelo del vehículo. Si la mascota es grande, lo mejor es colocar el transportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. Preferible, en este caso, para mayor seguridad, combinar este sistema con la rejilla divisoria.

El detalle por el que te puede caer multa aunque lleves atado al perro

En el artículo 18.1 del reglamento de este organismo que ordena las carreteras se estipula algo que ha sido objeto de multas para varios conductores que viajaban con perros debidamente sujetos al asiento del copiloto:

"El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos".

Este párrafo acarrea cierta ambigüedad a la hora de ser interpretado y esto ha provocado que algunos conductores sean multados aún transportando a su perro atado con un cinturón homologado. Esto se debería a que, si el sistema de retención da al animal suficiente capacidad de movimiento como para interferir en el espacio del conductor, puede ocasionar una situación de peligro e incumplir lo marcado por la DGT.

Tengo gato, ¿cómo lo transporto en el coche?

Según la DGT, es obligatorio llevar siempre su documentación (algo que también sucede con los perros), ya que la mascota debe tener la cartilla sanitaria oficial actualizada y sellada por un veterinario colegiado. En caso de viajar por la Unión Europea hay que llevar también su Pasaporte para Animales Domésticos. Como siempre, el microchip será igual de útil en caso de pérdida del animal.

Elisa Schmidt C2c4g3by4ze Unsplash

Como los canes, los gatos también deben estar bien sujetos al vehículo para evitar que interfieran en la conducción. Se colocará un separador que impida que ocasione molestias o pueda ser causa de distracciones.  Además de elegir un sistema de retención adecuado. En el caso de un gato, pro su tamaño, un transportín en el suelo del vehículo es la mejor elección a la hora de viajar.

Fotos | Unsplash

En Trendencias | Fue la raza de perro favorita de los romanos, parte de la realeza egipcia y hoy es una de las razas más caras y demandadas

Temas
Inicio