Casi rapo a mi perro pero me enteré a tiempo de por qué no siempre es buena idea

Casi rapo a mi perro pero me enteré a tiempo de por qué no siempre es buena idea
Sin comentarios

La lógica nos lleva a pensar que, con las temperaturas tan altas que llegan a alcanzarse en España durante el verano, a nuestros perros les sobra el pelo. A mí misma, dueña de un perro de agua de abundante manto rizado, me ha pasado y tenía marcado en el calendario un buen rapado para mi Mordisco. Sin embargo, me enteré a tiempo de que no se trata de un tema tan sencillo. Y es que el manto peludo funciona como un aislante térmico que ralentiza la absorción de calor gracias a las corrientes y bolsas de aire que se forman en su interior. Te lo contamos con la ayuda de los expertos de Kiwoko.

Debido a la cantidad de razas de perros que existen y a la variedad de tipos de pelo, el mundo de la peluquería canina es complejo. De este modo, cortarle el pelo a tu peludo cuando suben las temperaturas sin valorar el tipo de pelo que tiene, no es recomendable. Eso sí, lo que los expertos dejan terminantemente prohibido es raparlos y es que, como nos explican desde Kiwoko, "con el aumento de intensidad de rayos uva podemos provocar quemaduras en su piel (y esto incluye a todas las razas y tipos de pelos)".

Además, no siempre pelo corto es sinónimo de que vayan a estar más frescos. De hecho, en la cuenta de TikTok @branparlante han hecho un experimento para demostrarlo gráficamente. De este modo, utilizando un mechón del largo manto rubio de este pastor catalán y dos hielos podemos ver cómo, expuestos al sol durante el mismo lapso de tiempo, uno se derrite mucho más lentamente que el otro.

@branparlante ¿Habéis probado a hacer este experimento? (IG: branparlante) #branparlante #perroparlante #infoparlante ♬ sonido original - Bran parlante

Desde Kiwoko afirman que lo mejor es cortarles el pelo en el inicio de la primavera "para que durante los meses de más calor no tengan la piel sobreexpuesta y el pelo les pueda cubrir y proteger". Eso sí, el tiempo entre un corte y otro dependerá del perro, y por supuesto, de tus preferencias como dueño pero lo más recomendable es que confíes en un profesional en peluquería canina para que te aconseje del largo mínimo que necesita tu perro para estar fresco pero protegido.

Mantenimiento según el tipo de pelo de tu perro

Los perros de pelo corto sueltan pelo todo el año pero su pelaje es el más fácil de mantener. Eso sí, no debes raparlos bajo ningún concepto.

Los perros de pelo duro se caracterizan por tener dos capas de pelo, una superficial más áspera y gruesa y otra subcapa más suave. Para mantener el manto de los perros de este tipo es aconsejable que pasen por la peluquería una vez cada tres o cuatro meses para hacerles un stripping (técnica para eliminar el pelo muerto).

Los perros con melenas de pelo medio, ni largo ni corto, tienen que poner más atención a su mantenimiento durante las épocas de muda pero tampoco es aconsejable rapar a los perros de pelo medio ni siquiera en las épocas más calurosas, en su lugar, este tipo de perro necesita que se les cepille a menudo.

Los canes de pelo largo requieren de un cepillado diario y se les puede cortar el pelo a gusto del dueño pero, un vez más, el rapado al cero no es aconsejable. Por último, los perros de pelo rizado, que no sueltan pelo, también necesitan de un cuidado constante aunque su manto es muy versátil y admite casi todo tipo de cortes pero sin llegar nunca a rapados extremos.

Fotos | @branparlante

Temas
Inicio