Publicidad

Todo sobre la dieta Okinawa: funciona o no el estilo de alimentación japonés que promete aumentar nuestra longevidad
Dietas y Nutrición

Todo sobre la dieta Okinawa: funciona o no el estilo de alimentación japonés que promete aumentar nuestra longevidad

Publicidad

Publicidad

Cada cierto tiempo se ponen de moda nuevas dietas que llegan hasta nuestras vidas, prometiéndonos cambiar nuestro cuerpo y nuestra vida. Teniendo en cuenta la tendencia tan fuerte que todo lo asiático es actualmente, no es de extrañar que la última moda en dietas provenga de un país como Japón.

Se trata de la Dieta Okinawa: un tipo de alimentación que se ha ido poniendo muy de moda en los últimos años y que se dice que puede aumentar nuestra longevidad. La pregunta es cuánto hay de cierto en ello, en qué se basa esta dieta y qué dice la ciencia al respecto.

El secreto de la longevidad de los japoneses

Se dice que los habitantes de la isla japonesa Okinawa son los más longevos del mundo y que esto se debe, en teoría, a los hábitos de vida que siguen. Entre ellos, por supuesto, está su tipo de alimentación.

The Creative Exchange Yrsrqpbfsj4 Unsplash

Se trata de una dieta baja tanto en calorías como en grasas, que prioriza la alimentación en base a vegetales y alimentos como el tofu y la soja. Aparentemente, en la actualidad a la dieta de Okinawa le ha pasado algo similar a lo que le ha ocurrido a la dieta Mediterránea y se ha "occidentalizado" incluyendo otros alimentos menos saludables.

Es por ello que la dieta tradicional de Okinawa parecer ser la beneficiosa, pero no la actual.

Las bases de la dieta Okinawa tradicional

Este tipo de alimentación se basa en el consumo de alimentos vegetales, soja, derivados de legumbres y, por supuesto, grasas de buena calidad. Para ello, esta dieta recomienda consumir unos 90 gramos de carne y legumbres al día.

Por el contrario, el consumo de vegetales es muy alto. Tradicionalmente, los habitantes de Okinawa consumían, principalmente, vegetales verdes y amarillos. Por supuesto, la dieta tradicional es muy baja en alimentos ultraprocesados - de hecho es nula en los mismos - así como muy baja en azúcar añadido, sodio o grasas saturadas.

Avocado Blur Bowl 1484518

Se trata de un tipo de alimentación que prioriza los hidratos complejos, alejándonos de los simples. En cualquier caso, debemos recordar que estamos hablando siempre de la dieta tradicional y realmente beneficiosa, no de la que siguen en Okinawa en la actualidad.

Los beneficios comprobados de la dieta Okinawa

Si seguimos este estilo de alimentación a la manera tradicional y como un hábito de alimentación en vez de como una dieta - es decir, sin plantearnos una fecha límite o unos kilogramos de peso como objetivo - este tipo de alimentación nos puede traer algunos beneficios.

Se trata de una alimentación asociada a bajos índices de obesidad, así como una reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. No se debe únicamente a la baja cantidad de calorías y grasas poco saludables, sino también a que es una dieta que aporta numerosos flavonoides con efecto antioxidantes.

Estos flavonoides presentes en la dieta Okinawa nos protegerán de los radicales libres y del estrés oxidativo, reduciendo el daño en el ADN según índican algunas investigaciones realizadas respecto a esta dieta. Es debido a estos beneficios que algunas personas indican que podría ayudar a aumentar la esperanza de vida o, al menos, a reducir el riesgo de mortalidad.

The Creative Exchange Qhsbhyuof1o Unsplash

Pautas de alimentación similares a otros hábitos de alimentación saludables

Lo que tiene en común la dieta Okinawa con otros hábitos de alimentación saludables - que no dietas - como la dieta mediterránea, el real food o la dieta DASH, es que se basa principalmente en alimentos vegetales, como verduras  u hortalizas, al mismo tiempo que se da un muy bajo consumo de carne.

Además, se evita el consumo de alimentos ultraprocesados, se consumen grasas saludables, huyendo de las trans, y se prioriza el consumo de granos y cereales enteros.

La diferencia que encontramos con otros de estos estilos de alimentación es que en la dieta Okinawa se reduce ligeramente el consumo de legumbres, ya que las proteínas se obtienen de alimentos como el tofu o la soja.

Sea cómo sea, para que este estilo de alimentación sea saludable, debemos convertirlo en un hábito de alimentación para toda la vida y no es una dieta que mantengamos durante un tiempo reducido.

Imágenes| Unsplash, Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios