Compartir
Publicidad

En plena resaca del caso Barbara Palvin, una modelo plus size de verdad se convierte en objeto de odio en Twitter

En plena resaca del caso Barbara Palvin, una modelo plus size de verdad se convierte en objeto de odio en Twitter
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque gracias al movimiento body positive, los cuerpos que se salen del canon de belleza son celebrados en las redes sociales e incluso protagonizan campañas de moda, parece que todavía queda mucho camino por recorrer en este tema.

Un claro ejemplo lo hemos tenido en plena resaca por la polémica que ha generado Victoria's Secret al elegir a Barbara Palvin, con su 1,75 de altura y 55 kilos de peso, como su primera modelo plus size.

Todo empezó cuando Gillette, que este año está apostando fuerte por la denuncia social como estrategia publicitaria, publicó en su cuenta de Twitter una foto de la modelo y bloguera Anna O'Brien.

En seguida, el post desencadenó una acalorada avalancha de comentarios negativos y crueles que hacían referencia al físico de O'Brien. Aunque también hacia la propia empresa de productos para el afeitado, a la que acusaban de promover un tipo de cuerpo que algunos calificaron de "insano".

La foto no formaba parte de ninguna campaña de Gillette sino que era propiedad de la modelo y decidieron subirla a Twitter para celebrar y visibilizar otros tipos de belleza que difieren de la tradicional.

Ante las críticas suscitadas, la empresa decidió lanzar un comunicado defendiendo a la modelo y su publicación.

En él dicen apreciar a Anna por quererse a sí misma sin importarle las normas que dictan cómo debería ser. También manifiesta el deseo de su marca de representar a mujeres de todas las tallas y tipos.

Siempre y cuando no tengan vello corporal, al menos...

Foto | Anna O'Brien

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio