Compartir
Publicidad

El caso de Barbara Palvin con Victoria's Secret: un paso adelante en body-positive para la marca mal enfocado

El caso de Barbara Palvin con Victoria's Secret: un paso adelante en body-positive para la marca mal enfocado
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos días se ha comentado hasta la saciedad el hecho de que Victoria's Secret considerará a Barbara Palvin una modelo plus size o curvy. La realidad es que, la incorporación a la marca de una modelo que no cumple con las medidas estrictas de las modelos con los que la marca suele trabajar es una primer gran paso hacía la inclusión de la diversidad de cuerpos. Sin embargo, el hacerlo considerándola una modelo curvy, a pesar de que su peso y altura coinciden con los de una persona delgada resulta llamativo.

Se dice muy a menudo, y no sin cierta razón, que los medios como la televisión, las revistas, etc., no son más que un reflejo de la sociedad en la que vivimos en cada momento. Esto mismo se podría decir de numerosas empresas que deben estar al tanto de las preocupaciones, modas, estilo de vida y forma de ver el mundo de sus potenciales clientes.

En un mundo cada vez más concienciado con causas sociales, con movimientos activos como el del feminismo, el ecologismo o, por supuesto, el body positive, las compañías tienen que estar al día si quieren seguir formando parte de las elecciones de sus clientes. Por supuesto, esto mismo aplica a las empresas y compañías de moda.

Sin embargo, no basta con subirte al barco social que toque, porque los consumidores tienen más información que nunca, sino que es necesario creerse lo que vendes y vivir y actuar acorde con ello, predicando con el ejemplo.

El caso de Barbara Palvin siendo considerada con su 1,75 cm y 55 kilos una modelo plus size por Victoria's Secret no es - ni será - la primera vez que vemos a una empresa de moda subiéndose a la ola de lo curvy y no haciéndolo del todo bien. Anteriormente hemos visto como Wish.com utilizaba el body shaming para anunciar prendas de talla grande o como Boohoo o Calvin Klein caían en el mismo error de Victoria´s Secret etiquetando como plus size o curvy a modelos llamativamente delgadas. Hace unos días, sin ir más lejos, hablábamos con cuatro modelos de talla grande que denunciaban que el body-positive no es real en el mundo de la moda.

Estas modelos nos indicaban cómo, en muchos casos, subirse al carro de lo curvy no es más que una herramienta de marketing, pero luego a la hora de la verdad, no aumentan el tallaje o sacan colecciones que van aparte excluyéndolas de lo que se consideran patrones de belleza "normales". Y es que, para sonar sinceros y que los consumidores se lo crean, las compañías tienen que estar realmente concienciadas y predicar con el ejemplo.

Unforgettable experience walking the @victoriassecret runway this year Thank you from the bottom of my heart for this wonderful opportunity, I'm so grateful to have been given this moment after six years since I first walked. Ed Razek, you genuinely are 'The Greatest Showman' along with your incredible team, and I can't tell you how important it was to me to have been given another chance to shine. For years, I didn't believe I would walk another VS runway but once I finally accepted myself and my body, I felt comfortable in my own skin; the magic happened and everything fell right into place. I feel stronger than ever and I'm only going to keep pushing and continue to show the world who I am, and no one can take that away from me. Lucky to have had infinite amounts of love and support from my family, friends, amazing boyfriend and my IMG family - I appreciate you and truly couldn't have done it without you.

Según los expertos, las empresas que cumplen con esta máxima, que son coherentes con lo que predican y tienen un impacto positivo en la sociedad obtienen mejores resultados que aquellas que no. En gran parte, porque la mayoría de los consumidores estamos dispuestos a pagar más por marcas que sean responsables. El reto para estas empresas y para las personas concienciadas con el body-positive es desdibujar los ideales de belleza que hasta ahora teníamos.

Las marcas que intentan vender como diversidad estos intentos claramente fallidos lo único que consiguen es que muchas mujeres los veamos como una burla. La diversidad real no se ve en que se use la palabra curvy o no, sino en las tallas reales que se ponen a la venta y se incluyen en los catálogos de cada marca de ropa.

Por suerte, sí existen empresas de moda que lo están haciendo bien y parecen comulgar realmente con lo que están predicando. Así, Antrophology ha lanzado una línea que ofrece tallas más altas asegurando que están elaboradas pensando en las proporciones reales de las mujeres. La marca Reformation extendió las tallas de algunas de sus prendas el año pasado y este han anunciado una gama permanente de prendas de tallas más grandes.

En nuestro país, Mango cuenta con tallas hasta la 44 y XL y desde la 40 hasta la 54 en Violeta, y utiliza modelos que se ajustan a todas las tallas, facilitándonos a todas poder disfrutar de la moda y de nuestros cuerpos tengamos la talla que tengamos y permitiendo una visión más realista de la variedad de cuerpos de mujer y de personas que existen.

Y es que el body-positive y la concienciación social no solo hay que decirla, sino que hay que hacerla.

Imágenes | Gtres

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio