Publicidad

Tónico, sérum, crema... te contamos cómo hacer la rutina perfecta de belleza
Belleza

Tónico, sérum, crema... te contamos cómo hacer la rutina perfecta de belleza

Publicidad

Publicidad

Llevar una buena rutina de belleza es clave para poder presumir de piel. Hay que elegir bien los productos, sí, pero sobre todo, hay que ser disciplinados a la hora de cuidarnos y saber qué aplicar y cuándo en cada momento, siguiendo unos pasos básicos y fundamentales que os vamos a explicar a continuación para poder lucir una piel perfecta. 

Limpieza

Todo comienza con una buena limpieza del rostro. Tanto por las mañanas como  por las noches hay que limpiar el rostro con un producto que se adapte a nuestras necesidades y a nuestro tipo de piel. 

Así, diferenciaremos si la rutina la llevamos a cabo por el día o la noche. Si estamos finalizando el día y estamos maquilladas, siempre os vamos a recomendar una doble limpieza, es decir, comenzar con un  producto oleoso que deshaga el maquillaje, y a continuación aplicar uno espumoso que retire todos los restos. De esta manera, nos aseguraremos de tener un rostro limpio sin impurezas. 

Orden De La Rutina Facial1

En el caso de que sea por la mañana, con lavarnos la cara con un producto espumoso (gel, mousse...) que se ajuste a nuestro tipo de piel es suficiente. Eso sí, no puede ser cualquier producto. La limpieza del rostro es uno de los pasos fundamentales en el cuidado de la piel y no podemos hacerlo con la pastilla de jabón que tenemos para lavarnos las manos, no, hay que hacerlo con un producto adecuado. Es decir, siempre es recomendable invertir en un buen limpiador, vuestra piel lo agradecerá. 

Además, si tenemos alguna afección tipo acné o pieles más especiales que requieren un cuidado especial, no podemos escatimar en tener un buen limpiador que no necesariamente tiene que ser caro, las cosas como son. 

Otra buena opción, podría ser apostar por los cepillos limpiadores que siempre realizan una labor más a fondo. Eso sí, si tenéis la piel especialmente sensible es recomendable usarlos con una menor frecuencia. 

Orden De La Rutina Facial11

Dado que nos estamos lavando la cara, lo mejor es hacerlo con el agua templada y terminar con agua fría, de manera que ayudemos a cerrar los poros del rostro. Y en todo caso, a la hora de secarnos, evitaremos frotarnos con la toalla, mejor hacerlo posándola sobre el rostro y que absorba el agua. 

Si preferimos otros sistemas de limpieza, como el agua micelar o la  leche limpiadora, por ejemplo,  es básico aplicar el producto en abundancia para que la piel no lo absorba enseguida y pueda realizar su función de limpieza, eliminando maquillaje e impurezas. 

Haciendo esto, tendremos un rostro perfectamente limpio y preparado para el resto de nuestra rutina. 

Exfoliación

La exfoliación iría en segundo lugar, sin embargo, es algo que no tenemos que hacer siempre porque nuestra piel se resiente y tenemos que dar tiempo a que se regenere para eliminar, ya que si exfoliamos muy a menudo, lo único que conseguiremos será dañar la dermis.  

Orden De La Rutina Facial4

Por lo tanto, este paso no es necesario hacerlo siempre. Mi dermatólogo me ha dicho en varias ocasiones que como máximo debería hacerlo cada 28 días que es cuando mi piel se regenera totalmente. 

Bien es cierto que, personalmente, hace tiempo que no uso un exfoliante físico, como los scrubs, y que mi piel no los tolera demasiado bien. Por ello, procuro usar productos más suaves que exfolien la piel, como algún tónico con ácido glicólico (siempre de baja concentración), por ejemplo, con los que gracias al AHA ayudan a retirar las células muertas y revelar una piel más luminosa, suave y clara, libre de manchas, siendo bastante respetuosos con la piel. 

Tonificar

El siguiente paso que es imprescindible es aplicar un tónico, y mejor si es sin alcohol, por supuesto. Este producto, como ya sabemos, es muy importante ya que va a regular el ph de la piel preparándola para el resto de tratamiento

Orden De La Rutina Facial10

Lo que no podemos pensar es que el tónico, como lo aplicamos con un algodón (aunque no necesariamente, porque hay varias formas de hacerlo),  sirve para eliminar los restos de la limpieza anterior. No, el rostro ya tiene que estar perfectamente limpio cuando procedamos a tonificarlo

Así, Pedro Catalá, cosmetólogo y fundador de Twelve Beauty, dice en relación a este paso de la rutina facial....

Aplicar el tónico  es un paso fundamental dentro de la rutina facial porque ayuda a  equilibrar el pH de la piel que suele aumentar después de la limpieza.  Además, los tónicos de última generación  contienen humectantes que son necesarios para mantener la piel hidratada  y aportan la dosis justa de antioxidantes para calmar y proteger la  piel.  

Una vez que hemos equilibrado nuestra piel, pasaremos a los siguientes pasos. 

Sérum

En un completa rutina coreana compuesta de hasta 10 pasos tras el tónico aplicaríamos una mascarilla de tejido que nos aporta un montón de beneficios a la piel, y luego una esencia que no solo ayudan a hidratar la piel, sino que también con su uso continuado mejoramos el aspecto de la misma, ayudando además a mejorar más si cabe los productos posteriores. 

Sin embargo, si sois de las que preferís minimizar pasos, pasaríamos tras el tónico, y sobre todo, si tienes más de 30 años, principalmente, lo que no puede faltar es un sérum. 

Orden De La Rutina Facial8

Desde  Sibari Republic,  una marca de cosmecéutica unisex creada por expertos científicos en el Centro Tecnológico de Álava, nos dicen que  sérum facial es un suero caracterizado por su alta concentración en ingredientes activos, por su rápida absorción y penetración y, porque en  función de su composición presentan distintos efectos y puede llegar a  alcanzar capas más profundas de la piel. Su consistencia suele ser  ligera, tipo suero, geloide, cristalina y fresca. Además, su acabado no  graso permite la posterior aplicación de maquillaje o del cosmético habitual que emplee cada uno. El sérum  es un tratamiento que ofrece resultados visibles en poco tiempo, y está  considerado el verdadero elixir de activos característicos de una  firma.

Además, sirve  para tratar condiciones específicas de la dermis, y actúa directamente  sobre el aspecto en cuestión, que puede ser de luminosidad, firmeza,  hidratación, exceso de sebo... Es una forma de ofrecerle a la tez una  nutrición intensa gracias a un cosmético concentrado. El objetivo del sérum facial es el de darle un plus al cuidado de la piel en los momentos en los que ésta más lo necesita.

Como os comentábamos, su utilización se recomienda principalmente a partir de los 30 años, pues es  durante esta etapa cuando comienzan a hacerse presentes los primeros  signos del envejecimiento y se necesitan productos específicos que  actúen de forma más profunda sobre la piel. El sérum antiedad o  revitalizante es perfecto para este momento, por ejemplo. No obstante,  para pieles más jóvenes y/o acneicas puede funcionar también muy bien  gracias a su textura no grasa. 

Contorno de ojos

Éste sería el momento de aplicar un buen contorno de ojos. Suele ser un producto que pasamos por alto en muchas ocasiones y nos equivocamos, porque es fundamental tratar una de las zonas del rostro más sensibles y con la piel más frágil, lo que supone que es de las que antes envejecen también. 

Orden De La Rutina Facial9

Por ello, aplicarnos en este momento, tras el sérum, un contorno de ojos es fundamental porque ayudaremos a luchar contra el envejecimiento, paliar los efectos de la edad, luchar contra las ojeras, bolsas, dar luminosidad a la mirada, consiguiendo un cuidado más completo. 

Su aplicación lo haremos a ligeros golpecitos con el dedo anular, porque es el que menos fuerza tiene de nuestra mano, y aplicando una cantidad semejante al de un grano de arroz. 

Si tuviésemos algún gadget metálico indicado para esta zona, siempre es un acierto utilizarlo ya que ayudan a descongestionar y a una mejor absorción. Además, que un masajito como esos siempre es súper agradable. 

Hidratación

Llega el momento de aplicarnos la crema hidratante, de aportar nutrición a nuestra piel. Elegir una crema adaptada a nuestras necesidades es también crucial, según  tengamos la piel seca, sensible, normal, mixta o grasa, y cuáles son las necesidades, así como nuestra edad, por supuesto.

Orden De La Rutina Facial5

En el caso de que tengáis dudas sobre el orden a seguir, no hay nada mejor que fijarse en la consistencia y textura de los productos. Así, siempre comenzamos desde los más ligeros a los más untuosos, es decir, desde el acuoso tónico, pasando por el sérum que es más consistente pero normalmente muy líquido también, pasando por un contorno para acabar con una crema. 

Protección solar

Y para terminar, solo nos quedaría como parte de la rutina diurna, aplicar un protector solar, sea verano o invierno, aunque esté nublado, no hay excusas, siempre tenemos que usarlo. 

Orden De La Rutina Facial2

Aplicarnos un protector solar es absolutamente necesario porque será la forma de proteger la piel contra rayos UVA, UV, evitando así las manchas y los daños que el sol y la radiación hacen a nuestra piel, como el envejecimiento prematuro, por poner solo un ejemplo. Así que, el mejor consejo que os podemos dar es que no os lo olvidéis nunca,  vais a ganar calidad de piel.

Eso sí, si en lugar de día, fuese de noche, podríamos terminar nuestra rutina con una sleeping mask, unas mascarilla de noche que haga toda su magia mientras dormimos para levantarnos con mucha mejor cara.  

Ahora ya solo nos queda disfrutar del resto del día (o de la noche) con una piel perfecta. 

Foto | @miincosmetics,  @juliahengel, @alexandrapereira, @mariafrubies, @foreospain

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir