Publicidad

Si las puntas de tus uñas no aguantan con la manicura francesa, prueba esta versión reversible

Si las puntas de tus uñas no aguantan con la manicura francesa, prueba esta versión reversible
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta temporada la manicura francesa se ha convertido en la tendencia más buscada. Su popularidad ha crecido como la espuma, con celebrities de la talla de Kim Kardashian luciéndolas. Si no quieres llevarla igual que todo el mundo y te apetece darle una vuelta original sin perder su toque clásico, ponla patas arriba. Literalmente hablando, porque la manicura francesa se hace reversible.

 

 

 

 

La idea es dibujar la línea blanca de la manicura francesa en el borde de la cutícula en vez de en la punta de la uña, girando por completo este nail art tan clásico. Es un gesto muy sutil que pasará desapercibido para muchos, pero modernizará tus uñas sin excesos ni excentricidades.

 

 

 

 

Además de darle un twist innovador a nuestras uñas, este nail art es la solución ideal para las que no consiguen mantener su manicura francesa intacta más de dos días. Si eres de las que en seguida se le pican las puntas blancas, cambia la dirección: la línea blanca a la altura de la cutícula aguantará intacta mucho más tiempo.

 

 

 

 

Este diseño de uñas puede dar muchísimo juego, más allá de los tonos naturales y nude. Podemos hacerla con uñas transparentes y delineado de purpurina, con toques metalizados, con colores más intensos e incluso con líneas neón. Pero nuestro absoluto favorito es el básico y más elegante: la sutil línea blanca, mejor si viene acompañada de anillos dorados.

 

 

Fotos | @thehangedit.
 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir