Publicidad

Nos sumergimos en el mundo de la ilustradora Beatriz Ramo (@naranjalidad): "Me encanta inspirarme en las frases lapidarias de Twitter"

Nos sumergimos en el mundo de la ilustradora Beatriz Ramo (@naranjalidad): "Me encanta inspirarme en las frases lapidarias de Twitter"
Sin comentarios

Con más de 140.000 seguidores en Instagram, la arquitecta e ilustradora Beatriz Ramo (Naranjalidad) se ha convertido en una de las artistas gráficas jóvenes más potentes del panorama nacional. Y ha sido su estilo, fácilmente reconocible, el "culpable" de ello.

Famosa por sus ilustraciones de mujeres coloridas con toques surrealistas, su trabajo de toques bohemios transmite relax, ensoñación y tranquilidad y ya se ha hecho un hueco en el mundo del arte en España. Lo que Beatriz toca, lo transforma y lo hace de tal forma que te atrapa y emociona. Y sus recientes colaboraciones con el videojuego de Activision Call of Duty: Black Ops Cold War y metro de Madrid, son la prueba de ello.

 

La treinteañera dibuja de toda la vida. Aprendió de pequeñita, "iba a clases de pintura como quién va a clases de ballet" y aunque durante un tiempo lo dejó, a lo largo de los últimos años de sus estudios universitarios (es arquitecta), lo retomó como hobby. "Cogí como hobby dibujar y subir mis dibujos a Instagram y, de repente, empecé a tener seguidores". Así, lo que empezó como una actividad de ocio en su tiempo libre, pasó a ser su profesión. "Terminé la carrera, me dediqué a la arquitectura dos años... Pero cada vez dedicaba más tiempo a la ilustración y al final, ya llevo 6 años dedicándome a ella".

Nos sumergimos en el mundo de la artista mientras pasamos un rato (muy agradable, por cierto) con ella para conocerla aún más:

¿Cómo es tu proceso creativo y con qué materiales te gusta trabajar?

Cada vez utilizo más el digital. Utilizo iPad o una tableta digital de las que se conectan al ordenador y trabajo directamente en Photoshop. Aún así, soy una romántica y los retratos los acabo siempre haciendo en lápiz. El digital tiene una parte un poco fría que, aunque se puede falsear y hacer que tenga un toque más artesanal, hace que no sea lo mismo que pintar a mano.

Suelo hacer a mano con lápiz y acuarela los retratos, los escaneo y el color y demás detalles en digital. Antes no lo hacia así, hacía todo manual con acuarelas y acrílico. Pero desde hace un año y medio cada vez le estoy cogiendo más el gusto al digital. Es una pasada. Si viajas no tienes que llevarte una maleta llena de utensilios.

 

Como ilustradora, ¿en qué ámbitos te sientes más cómoda o te interesan más?(editorial, publicidad, prensa…)

Lo que yo hago, que es ilustración, se caracteriza por ser arte con mensaje. Por eso, me interesa bastante el mundo editorial, porque te obliga a ser mas práctica y a transmitir un mensaje y eso muchas veces supone un reto porque implica salirte del trabajo que realizas normalmente.

La publicidad también me gusta mucho porque yo tengo mucha suerte en este sentido. Cuando me buscan, me buscan por mi estilo y eso hace las cosas muy fáciles. Esto no es lo normal en el mundo de la ilustración, los ilustradores publicitarios suelen ser carcelarios del estilo que quiere el cliente.

¿Qué te inspira?

Cuando dibujo para mí, me inspiro mucho en música, libros y, sobre todo, en las frases lapidarias de Twitter. Son casi como micropoesía. Cuando las leo, veo tantos sentimientos en mi cabeza que busco reunir una atmósfera que los transmita. La mirada, los colores de la composición... son los instrumentos que uso para expresar lo que quiero.

¿Quiénes dirías que son tus mayores referencias? ¿A qué otros artistas contemporáneos admiras?

Mis referencias van mucho más allá del mundo de la ilustración. De repente veo una alfombra con una gama de colores que me encanta y eso me lleva a hacer una ilustración. Mi lista de referentes es eterna.

Pero si tuviera que subrayar un artista contemporáneo al que admire sería Daniel de las Heras. Soy muy fan, me encanta su trabajo y se lo digo poco.

 

Tu trabajo se caracteriza por sus aires femeninos y bohemios pero, ¿cómo lo definirías tú?

Me gusta que cuando alguien ve uno de mis dibujos sienta algo o le transporte a algún lugar. Intento que sean como cápsulas de memoria, pequeñas atmósferas.

¿Qué pretendes transmitir con él?

Generalmente sentimientos de ensoñación, emociones. El color y todo lo que acompaña a mis ilustraciones está allí para enfatizar esa emoción.

 

Entre todos los proyectos que has realizado, ¿hay alguno que recuerdes con especial cariño o que haya supuesto un paso importante para ti como artista?

El primer y único libro que he publicado escrito y dibujado por mí, es algo que es bonito en la carrera de cualquier ilustrador.

Más allá, recuerdo especialmente una vez que me encargaron pintar un coche entero para el lanzamiento de un coche Hyundai, eso es algo que no me va a volver a pasar nunca. También, acabo de terminar un proyecto con metro de Madrid que creo que me va a marcar. No sé si implicará más o menos trabajo, pero desde luego mucha más visibilidad y eso una oportunidad impresionante.

 

Tengo entendido que has hecho un mural con motivo del lanzamiento del videojuego de Activision Call of Duty: Black Ops Cold War, ¿cómo surge el proyecto?

El videojuego se centra en la Guerra Fría. Crearon un checkpoint como el típico de Berlín del paso de una zona a otra, pero digital. Y el proyecto es una pasada. En 3D, puedes navegar con el ordenador y en las paredes hay graffitis virtuales hechos por cuatro ilustradores. Nos han dado libertad absoluta. Yo intenté plasmar los dos mundos: uno mas soviético y el americano de héroe. Los he enfrentado y estoy muy contenta con el resultado. Creo que ha quedado muy bien y ha gustado mucho.

 

Ahora ya eres una artista reconocida pero ¿qué fue lo más complicado en los inicios? ¿Qué recomendarías a alguien que está empezando a dedicarse a esto?

La constancia y saber evolucionar con los tiempos, es fundamental.

Siempre recomiendo lo mismo: constancia, ser muy pesado y muy constante en el trabajo. La constancia es fundamental no sólo en redes sociales, sino en el trabajo en general. También lo es la propia evolución, el saber evolucionar con los tiempos.

¿Cómo ves la escena de arte en España? Como mujer, ¿te has sentido valorada en la industria o crees que existe techo de cristal? ¿crees que las mujeres están representadas en el mundo de la ilustración?

Una cosa buena de las redes sociales es que hacen que sea posible que miren tu trabajo sin prejuzgar tu género.

En general, al mundo del arte las redes sociales nos están ayudando mucho. Tienen obviamente sus partes oscuras, pero al final hacen que no tengas que ir a una galería.

A las mujeres, el camino que nos queda por recorrer es larguísimo, pero una cosa buena de las redes sociales es que hacen que sea posible que miren tu trabajo sin prejuzgar tu género. De todas maneras, creo que vamos por buen camino y que cada vez más, se busca la paridad en los proyectos. De hecho, en el de Call of Duty éramos dos hombres y dos mujeres.

 

¿Y ahora, qué planeas para el futuro?

Cuando trabajas para marcas, vives mucho el presente. De aquí a Navidad en cuanto a proyectos voy como un pollo sin cabeza. También tengo un proyecto muy chulo para el año que viene. Más allá de eso, mis planes siguen siendo los mismos. A mí lo que me hace feliz es dibujar y con tener tiempo para hacerlo para mí, me basta.

Fotos | @naranjalidad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio