Publicidad

Los zapatos de Zara que no amaban a las mujeres (y lo que les pedimos para que sean nuestra pareja perfecta del verano)

Los zapatos de Zara que no amaban a las mujeres (y lo que les pedimos para que sean nuestra pareja perfecta del verano)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La alarma ha saltado. Existen unas sandalias de Zara que ocasionan graves heridas: una joven sevillana ha publicado en su Facebook las quemaduras que sufrió por el roce y la publicación se ha hecho viral en apenas tres días. Pero no es la única clienta insatisfecha, ocurre igual con unas sandalias de Stradivarius que en principio parecen inofensivas: no tienen demasiado tacón, llevan plataforma y ajustan bien al pie. El asunto es lo suficientemente grave para que Zara se haya puesto en contacto con la chica y haya retirado las sandalias asesinas del mercado. Pero exactamente, ¿qué deben tener unos zapatos para que no te hagan daño?

A los zapatos les pedimos lo siguiente para que se conviertan en nuestra pareja perfecta del verano y no nos amarguen el día del daño que nos pueden llegar a hacer (fabricantes de zapatos, tomad nota). A veces somos nosotras las que no elegimos bien, pero eso se puede solucionar.

1) Una buena relación calidad-precio. No podemos pretender que unos zapatos de 20 euros sean perfectos, pero a partir de cierto precio pedimos que sean de piel suave, y que ésta se vaya adaptando a nuestro pie. Los zapatos deben ser una inversión, y es en lo único que nunca conviene ahorrar porque tus pies lo acaban pagando.

2) Que nosotras mismas no nos empeñemos en lucir unos zapatos que nos hagan daño. Aunque salir con el bolso repleto de tiritas los días que estrenas zapato y untarlos previamente por dentro con mucha crema hidratante, no está de más.

3) Que el zapato sujete bien el tobillo para que no acabemos en el hospital con un esguince. También resulta bastante incómodos los zapatos que vas perdiendo por el camino porque se salen todo el rato.

4) Que la talla sea adecuada. ¿Sabes cuando la 38 te aprieta demasiado pero la 39 se te sale? Deja inmediatamente esos zapatos en la tienda, jamás acertarás con la talla porque ninguna de las dos es la adecuada. Las medias tallas es algo habitual en otros países, sin embargo, aquí no se ven en ninguna tienda.

5) Tacones lo suficientemente anchos para que no tengas que ejercer de equilibrista con el tacón de aguja, y que éste no se vaya enganchando en todo tipo de alcantarillas, rendijas y suelos empedrados.

6) Que la suela sea acolchada y lo bastante ancha para que tu pie descanse al pisar y no notes cada pequeña piedrecita que pasa por tu camino.

7) Elegir zapatos que sean adecuados a nuestro estilo de vida y no buscar modelos incompatibles con él. Los zapatos de 10 cm. de tacón no son lo más adecuado para jugar con los niños en el parque, por ejemplo.

8) Empeñarnos en llevar zapatos a la moda sin tener en cuenta las particularidades de nuestro pie (una horma ancha, un empeine alto, etc).

Seguro que vosotras también habéis sufrido consecuencias trágicas al comprar un zapato poco adecuado, ¿verdad?

Foto | Facebook

En Trendencias | Sandalias repletas de color (y pompones) para este verano

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir