Publicidad

Workation: la combinación de teletrabajo y vacaciones que se ha convertido en tendencia en tiempos de coronavirus

Workation: la combinación de teletrabajo y vacaciones que se ha convertido en tendencia en tiempos de coronavirus
Sin comentarios

Parece que el teletrabajo ha llegado para quedarse. La pandemia del COVID-19 ha marcado el concepto de trabajo obligando a la mayoría de los trabajadores a desarrollar sus actividades en remoto. Los profesionales viven una nueva realidad en la que trabajar desde casa se ha convertido en el día a día. Y así, surgen modalidades que van un paso más allá como el "Workation".

¿Qué es el Workation?

El término 'workation' proviene del inglés y es la unión de las palabras 'work' (trabajo) y 'vacation' (vacaciones), por lo que su propio nombre ya arroja algunas pistas de en qué consiste. La idea es trabajar en lugares que son destinos vacacionales. Algo similar al concepto de nómada digital (profesionales que no van al trabajo, sino que el trabajo va con ellos a todas partes), pero temporal y en un sitio fijo. En este caso, un lugar que, de normal, tratamos como un emplazamiento de vacaciones.

La idea es tomarse unas vacaciones del lugar del trabajo, pero no del trabajo en sí. Es decir, continuar realizando las tareas propias del trabajo mientras disfrutas de tu tiempo libre en tu destino habitual de veraneo, por ejemplo.

Puede ser que quieras alargar una semana más al final de tus vacaciones y decidas quedarte trabajando mientras tu familia siga bajando a la playa o que quieras desconectar de las cuatro paredes de tu casa que ahora son tu nueva oficina y decidas ir a un hotel o a tu casa en la playa o en el pueblo. Incluso, que elijas visitar a unos amigos o familiares y trabajar desde su casa.

En Estados Unidos hay empresas que trasladan sus oficinas a lugares de playa para mejorar el team building y existen organizaciones especializadas en campamentos de workation. Y esta tendencia la estamos comenzando a ver en España, donde podemos encontrar hoteles que han reconvertido parte de sus habitaciones en oficinas (Work Room for Everyone de la cadena hotelera B&B) o empresas que han lanzado espacios dedicados (Work Escape Reset en Zahara de los Atunes, Cádiz, de TheCube).

Pexels Andrea Piacquadio 826349

Puntos positivos y negativos del workation

Puede que llevar a cabo esta modalidad de trabajo te permita disfrutar de un cambio de ritmo y perspectiva que te inspire y te ayude a recargar energías. También puede servir para escapar de las estaciones frías, del bullicio o los contagios. E incluso ayudar a reducir los niveles de estrés sin tener que irse de vacaciones.

David Garrote (@davidmespresso), psicólogo que trabaja como HR Marketing Manager para Lidl España y co-fundador de HR AFTERWORK, nos recuerda que la imagen que cada uno tenemos de las vacaciones es muy relativa pero, "si de lo que estamos hablando es de poder mejorar la flexibilidad para tener una mayor salud mental y laboral y aprovechamiento del tiempo, el workation tiene un pro enorme, todo lo que tiene que ver con la conciliación".  Algo que, según su opinión, es hasta dónde todo apunta que debería avanzar el modelo laboral.

Aún así, este tipología de teletrabajo podría erosionar los límites entre el trabajo y el tiempo personal.

"El quid de la cuestión está en la raíz del asunto. Es muy diferente si hacemos trabajo en vacaciones, que vacaciones durante el trabajo. Una cosa es alargar la estancia en el destino vacacional para teletrabajar y otra es llevarse trabajo a las vacaciones".

Si impide la desconexión y el disfrute pleno del tiempo libre, podría ocasionar burnout. "Me preocupa que se traduzca en enfermedades laborales", comenta David, "si no desconectamos, podemos entrar en un terreno pantanoso". Por eso, para él "el gran riesgo es cruzar la línea". El experto subraya que es imprescindible desconectar (tanto en vacaciones como los fines de semana) y si no se hace, "podemos entrar en bucles autoimpuestos por uno mismo o, peor aún, en que la propia empresa espere que no lo hagamos".

Considera que "todos nos pegamos un sprint de vez en cuando, pero no puede ser la norma, porque sería una perdida de productividad a largo plazo asegurada".

Pexels Andrea Piacquadio 3807769

Algunos consejos a tener en cuenta

Como consejos, el experto nos señala tres:

1. No mezclar las vacaciones con el trabajo.

2. Respetar los horarios en los dos sentidos. No trabajar de más, ni de menos.

3. Escoger un espacio para trabajar que se ajuste a nuestras necesidades. Hay quien es capaz de trabajar en una cafetería, quien necesita estar aislado...

En palabras de Garrote, "al final, es una cuestión de autonomía y responsabilidad".

Por nuestra parte, añadiríamos la importancia de tener en cuenta que se tarda unos días en instalarse y adoptar una rutina, por lo que nos parece aconsejable instalarse por un mínimo de tiempo para que no afecte a la productividad ni produzca el efecto contrario al deseado y cree más estrés.

Fotos | Unsplash, Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios