Publicidad

Google hace que las cámaras de móviles Android no puedan cambiar automáticamente la textura y tono de nuestra piel

Google hace que las cámaras de móviles Android no puedan cambiar automáticamente la textura y tono de nuestra piel
Sin comentarios

¿A quién no le ha pasado alguna vez? El maquillaje te ha quedado perfecto nivel Capilla Sixtina y sacas el móvil para hacerte un selfie para el recuerdo ante la posibilidad de que tanta precisión no se vuelva a repetir en mucho tiempo. Sin embargo, no hay forma de conseguir que la cámara y sus filtros automáticos no te borren la cara y te la dejen al borde de la aparición fantasmal. Una situación que podría estar a punto de no volver a repetirse en muchos terminales...

Y es que, según cuentan los expertos de Xataka, una nueva línea de código descubierta en la interfaz de programación de la cámara de Google propone un cambio histórico en Android: obligar a los fabricantes a respetar el tono de piel, textura y forma de la cara a la hora de tomar fotos. Lo que forzaría a cambiar la forma de procesar imágenes de gran parte de los móviles que cuentan con este sistema operativo.

Más concretamente, en esta nueva nueva línea de código se informa de que los fabricantes deben asegurarse de que la "apariencia de la cara" no sea alterada, lo que incluye su geometría, tono o suavizado de la piel.

Eliminar imperfecciones y hacer que la piel sea lo más clara posible llegó a la cámara de los smartphones desde la cultura asiática y en marcas como Samsung, Huawei o Xiaomi podemos encontrar ejemplos de móviles que modifican el tono y apariencia de los retratados.

modo belleza

China es el paraíso del selfie ultraprocesado. Como nos demuestra este reportaje de los compañeros de Xataka, allí han convertido el modo belleza casi en una operación de estética. Las herramientas de retoque facial son exageradas. Iluminar el rostro no es suficiente, hay que hacer grandes los ojos, afinar la barbilla, alargar la nariz... hasta hacernos parecer otra persona. En China, y en Asia en general, muy pocas personas se atreven a subir un selfie sin antes pasarlo por "chapa y pintura".

Este fenómeno, no obstante, ha llegado también a marcas occidentales de telefonía, aunque parece que sus efectos no gozan de tanta popularidad. Tras el lanzamiento de los iPhone XS y XR, Apple tuvo que recular ante las críticas de los usuarios que consideraban que estos modelos reducían tanto el ruido de la imagen que la piel quedaba suavizada de más.

No obstante, esta nueva medida no supondrá el fin del modo belleza, ya que seguirán estando permitidos los cambios, solo que en edición posterior y no por defecto en la cámara.

Fotos | Instagram de Valentina Ferragni y Xataka.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios