Seis verdades y mentiras sobre los orgasmos aclaradas por una sexóloga

Seis verdades y mentiras sobre los orgasmos aclaradas por una sexóloga
Sin comentarios

El placer y el clímax son aún un territorio pendiente de explorar, por eso cada día surgen nuevos estudios que afirman o desmienten datos que creíamos saber sobre ellos. Ya te explicamos, por ejemplo, que los orgasmos actúan aliviando el dolor, y desmentimos que las mujeres necesitan el coito para llegar al orgasmo.

Pero hemos tenido la oportunidad de hablar con Megwyn White sexóloga clínica certificada de Nueva York, y directora de Educación de Satisfyer, que nos ha aclarado más verdades y mentiras sobre los orgasmos, y algunas son realmente asombrosas.

Las personas con pareja se masturban más hasta llegar al orgasmo que las personas sin ella. VERDADERO

Ya en 2009 se realizó una encuesta a nivel mundial centrada en este tema y más recientemente un estudio de Taiwán afirmaba que el 85% de las personas casadas se masturban en comparación con el 76,3% de las personas solteras.

Sinitta Leunen D Dh6yuy8 M Unsplash

Además, según un estudio realizado por The Harris Poll a 2.040 adultos estadounidenses mayores de 18 años, el 64% de las parejas con hijos que han usado un juguete sexual para masturbarse en solitario, repiten semanalmente. Tener pareja no es sinónimo de aparcar la masturbación. De hecho Megwyn White afirma que masturbarse cuando estás en una relación “suele ser una fuente de estímulo, un medio para liberar el estrés y una forma de aumentar la confianza, al tiempo que ayuda a controlar la libido desajustada.”

Dormirse después del sexo es sinónimo de aburrimiento. FALSO

Y de hecho es más bien una tendencia vinculada al amor o afecto por la pareja sexual. Según un estudio realizado por Daniel J. Kruger en la universidad de Michigan, quedarse dormido después del sexo puede estar asociada a un mayor deseo de vinculación y afecto por parte de la pareja.

Además, los orgasmos en pareja estimulan un 400% más la producción de la prolactina que la masturbación. Este relajante natural, uno de los que se producen durante un orgasmo, nos puede ayudar a inducir el sueño.

El sentido del olfato influye en el placer. VERDADERO

Según publicó la revista Physiology & Behavior en 2018, el 29% de los participantes en un estudio informó de una disminución del deseo sexual después de haber perdido el sentido del olfato (anosmia).

Ajay Karpur Yx54hh Lujg Unsplash

Está demostrado que el sentido del olfato de la mujer influye en su experiencia orgásmica, y además juega un papel fundamental en la atracción subconsciente de las personas. “Los olores corporales están por encima de la apariencia y de otras feromonas específicas que proporcionan información primaria al sujeto”, nos explica la sexóloga. Por eso hay olores que nos excitan aparentemente sin explicación.

Los hombres no pueden fingir un orgasmo. FALSO

La sexóloga lo tiene claro, una persona con pene también puede fingir, aunque sea más complicado. Según un estudio publicado en la revista científica Sexual and Relationship Therapy, entre el 17 y el 25 por ciento de los hombres fingen el orgasmo frente al 50% de las mujeres que lo fingen.

Los orgasmos mejoran el aspecto de la piel. VERDADERO

Cuando se produce el orgasmo, y tal y como explica Megwyn White, “se mejora la circulación de los órganos, se favorece el crecimiento de los tejidos, y el aumento del oxígeno favorece de forma natural el crecimiento del colágeno”, y todo ello consigue que tengamos una piel más sana y luminosa.

Angelica Echeverry 5ky5lp Zc44 Unsplash

Y no solo eso, el orgasmo femenino favorece la producción de estrógeno (hormona que ayuda a mantener los tejidos vaginales y la piel flexible); aumenta los niveles de oxitocina, lo que favorece el crecimiento de los tejidos y las células madre, y libera la hormona del crecimiento (HGH), que favorece el crecimiento de la piel y los tejidos jóvenes.

Solo las mujeres pueden ser multiorgásmicas. FALSO

Igual que te explicamos en su momento que no existen personas con vagina que sean multiorgásmicas y otras que no, ahora Megwyn White desmiente que esta capacidad sea exclusiva de ellas.

En este estudio se analizaba la multiorgasmia en hombres y se daban datos de que un 10% de los menores de 20 años, y en un 7% después de los 30, pueden tenerlos. La sexóloga aclara que la eyaculación y el orgasmo no son sinónimos. “Es posible tener un orgasmo sin eyaculación y también eyacular sin orgasmo, lo que se conoce como orgasmo seco. [...] Trabajar las prácticas tántricas y el edging ayuda al hombre a tener múltiples orgasmos, además de entrenar los músculos del suelo pélvico.”

Fotos | Joshua Rawson-Harris, Sinitta Leunen, Ajay Karpur y Angélica Echeverry en Unsplash

Temas
Inicio