Publicidad

Positivismo sexual, el movimiento que defiende el respeto y la libertad de vivir la sexualidad como queramos

Positivismo sexual, el movimiento que defiende el respeto y la libertad de vivir la sexualidad como queramos
Sin comentarios

Cuando hablamos de positivismo sexual no lo hacemos de la era de Mr. Wonderful o de la necesidad de estar felices el 100% del tiempo, hablamos de una visión de la sexualidad enfocada a la visibilidad, aceptación y tolerancia hacia el sexo que cada uno quiera y desee.

Qué es el positivismo sexual

El positivismo sexual o sex positive es un concepto que surge del movimiento llamado Pro-sex. Con él, se promueve la sexualidad centrada en el sexo seguro, tolerante y consentido, sea cual sea la práctica sexual y sea cual sea tu condición sexual.

Raquel Graña, psicóloga y sexóloga ya nos explicó que “el sexo hace 10 años era tabú y continúa siéndolo porque hablamos demasiado del sexo frívolo (muy relacionado con el porno), un sexo que no nos llena más allá de esa relación sexual.” El movimiento de sexo positivo aboga por la educación como mejora para un mejor sexo y abraza todas las actividades sexuales consentidas y sanas sin dejar de lado el placer sexual y la experimentación.

Podríamos decir que la clave de este concepto es la tolerancia hacia cualquier tipo de práctica sexual, siempre que sea consentida y segura, y el respeto hacia la diversidad sexual. Esta tolerancia, un rasgo característico del amor en la generación millennial, es según la profesora de psicología especializada en terapia de parejas María Gómez “un avance espectacular para nuestra sociedad. Ser educados desde el amor, sea el que sea".

Positivismo Sexual Y Como Puedes Ser Sex Positive En El Sexo

No hay que confundir el positivismo sexual con el sexo liberal. Ambos pueden estar unidos pero no son sinónimos. Una pareja puede ser liberal y practicar sex positive, pero no todos los que se identifican con el positivismo sexual son parejas liberales. No significa un sexo libre de todos con todos, sino la libertad de poder elegir el sexo que quieres y deseas tener.

La clave está de nuevo en la tolerancia, ya que el sex positive consiste en aceptar y tolerar la elección y deseo personal de cada persona, sea cual sea, dejando de lado los prejuicios y abrazando la diversidad. Da igual si eres heterosexual, pansexual, poliamoroso u homosexual, esta visión de la sexualidad persigue liberar la sexualidad dentro de un marco de respeto máximo (tanto en nuestras relaciones como en las ajenas), y percibe las relaciones siempre desde el bienestar.

No es solo aceptar las diferentes orientaciones y prácticas sexuales sino aceptar, respetar y entender que no hay una norma para el sexo y que cada uno puede vivir la sexualidad que quiera.

Cómo podemos aplicar el positivismo sexual a nuestro día

Que Es El Positivismo Sexual Y Como Puedes Ser Sex Positive En Tus Relaciones

Esta visión de la sexualidad centrada en el consentimiento y el placer de una relación sexual es mucho más sencillo de aplicar en nuestro día a día de lo que pueda parecer y podríamos resumirlo en una frase: vive y deja vivir. Eso sí, siempre cuidando que sea un sexo seguro y consentido.

Podemos experimentar con lo que queramos, nuevas posturas, BDSM, juegos o prácticas sexuales diferentes, pero bajo la aprobación y el deseo de los participantes en la relación. No importa si son relaciones esporádicas o tenemos una pareja, el compromiso de respeto y consentimiento será nuestra guía. Y no, no hay ningún deberías ni no deberías en el llamado positivismo sexual, porque los límites y los espacios solo son controlados por ti.

Que Es El Positivismo Sexual Y Como Puedes Ser Sex Positive

Al tratarse de una visión de la sexualidad que se centra en el respeto, necesitaremos una mayor comunicación sobre lo que realmente deseamos y sentimos. Hablar de sexo, antes, durante y/o después, compartir qué nos gusta, cómo nos gusta, qué queremos hacer es una de las claves para mejorar nuestra vida sexual.

Además, según afirma la sexóloga Mamen Jiménez, el sexo es divertido y no una obligación. Dejar de hacer cosas en la cama que nos hacen sentir incómodas o con las que nos sentimos “obligadas”, nos ayudará a mejorar nuestra relación con el sexo.

Fotos | Everton Vila, Brooke Cagle, Genessa Panainte y Jordan Bauer en Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios