Publicidad

Parejas que se mimetizan: por qué ocurre y cómo solucionarlo según una experta

Parejas que se mimetizan: por qué ocurre y cómo solucionarlo según una experta
Sin comentarios

Cuando empezamos una relación tendemos a cambiar aspectos de nosotros, nos moldeamos y encontramos cosas nuevas que nos estimulan. Así lo asegura la psicóloga clínica Elena García Vega, quien nos cuenta que esta fase es un proceso de cambio natural y maravilloso en el ser humano en el que podemos aprender mucho del otro, pero también de nosotros mismos.

Sin embargo, cuando hay una pérdida de identidad y dejamos de hacer cosas que nos apetecerían por miedo a que la relación termine o que al otro no le guste mi actitud, "entonces es momento de observarse a uno mismo para descubrir qué está pasando".

"Es un tema que se da mucho en la sociedad y lo importante no es martirizarse, sino descubrir qué me lleva a actuar de esa manera y entenderlo para poder cambiarlo", advierte.

¿Por qué tendemos a mimetizarnos con el otro cuando empezamos una relación? "Obsérvate y mira si esta situación te genera algo tipo de sufrimiento emocional. Si es así pregúntate por qué y escúchate. Si es por la personalidad, independiente del otro, si es por un trauma del pasado, por autoestima (no me siento suficiente...)", recomienda García Vega. Analizamos las causas de mano de la experta:

Cuestión de autoestima

La7

"Cuando esto ocurre normalmente es por un tema de autoestima", señala la experta. "Suele darse en personas con autoestima baja, pero no te asustes por tener una autoestima baja. Es algo muy común, lo importante es que seas consciente".

"Las personas con autoestima baja necesitan satisfacer y complacer constantemente a su pareja por varias razones: por creer que no son 'suficiente' o 'válidos' como para estar en esa relación, miedo a la pérdida, al abandono... Sea lo que sea, es un miedo que nos lleva a no mostrar nuestra verdadera esencia y, en consecuencia, nos coacciona".

La psicóloga explica que, normalmente, este tipo de escenarios se mantienen en una relación de poder, "en el que uno tiene un carácter mas potente o una mejor autoestima y el otro, alguien más sumiso, con una autoestima baja o más moldeable".

Para empezar a superarlo, García Vega recalca la importancia de aceptar que nuestra autoestima en ocasiones es baja. "La aceptación es el primer paso. Tenemos que aceptar y 'querer' también esa parte inherente a nosotros", afirma.

"Abraza tus defectos y cualidades por igual. Confía en tus capacidades. Aprende a tener empatía contigo mismo y sé amable con tus pensamientos hacia ti. En este sentido, es importante cambiar el lenguaje hacia uno mismo. ¿Te imaginas cuántos amigos tendrías si les criticases igualmente que mentalmente lo haces a ti mismo? Cuídate por encima de todo", expresa la psicóloga sanitaria.

Complacencia extrema

La3

La complacencia va muy unido a todo lo demás, digamos que es el resultado de ello. "Por miedo a perder a esa persona, por mis experiencias negativas pasadas y por la necesidad de perfección caigo en una complacencia extrema. ¿Cómo se manifiesta? Hace que pierda mi identidad, que no escuche mis deseos por contentar al otro, y eso es una fuente infinita, la complacencia no acaba nunca. Siempre podemos hacerlo mejor, dar más... y ahí aparece la culpa, la inseguridad", cuenta García Vega.

Debemos empezar por querernos tal como somos: "Parece una obviedad, ¿verdad? Pues a veces se nos olvida querernos a uno mismo. Para mejorar nuestra autoestima y disfrutar en pareja sin que nuestra felicidad llegue a depender de lo que la otra persona nos diga o exprese, es fundamental quererse a uno mismo".

Trauma de relaciones anteriores

La88

Para muchas personas este miedo es tan potente que llega a provocar un bloqueo enorme que impide disfrutar de la nueva relación y, en definitiva, de muchos aspectos de la vida.

No te culpes por las dinámicas que estableciste en relaciones anteriores ni repitas patrones. Cada relación y cada persona es un mundo. "Es estupendo ser consciente de hasta qué punto te han afectado las relaciones pasadas. Si han sido tóxicas o complicadas entonces puede ser un buen momento para enfrentarte a ese duelo que tienes pendiente, elaborarlo y 'curar' esas secuelas antes de comenzar con otra persona, ya que nuestros sesgos cognitivos automáticamente van a juzgar la conducta de esta nueva persona en base a nuestro aprendizaje con nuestros ex (normalmente negativo)", añade la experta.

Miedo a una nueva relación

Mied

Empezar una relación de pareja puede volvernos vulnerables, nos expone... De ahí que ese miedo genere muchísima inseguridad. "Vemos nuestros defectos como algo tan negativo que creemos que nadie podría querernos. A veces, esa necesidad de perfección acaba haciendo que nuestros miedos se cumplan... es lo que se conoce profecia autocumplida", añade.

García Vega concluye que hemos de confiar en la nueva relación, dejarnos sentir y expresarnos tal y como somos, aunque al principio, como es lógico, nos cueste más dejarnos llevar: "Ser uno mismo es maravilloso y será clave para que la relación comience a fluir. ¿Y si no sale bien? Entonces tendrás la convicción de que mostraste todo tu ser pero esa persona no era para ti".

Fotos | La La Land

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio