No todas las rupturas tienen que ser conflictivas: estos pasos pueden ayudarte a poner fin a una relación desde la gratitud
Sexo y Relaciones

No todas las rupturas tienen que ser conflictivas: estos pasos pueden ayudarte a poner fin a una relación desde la gratitud

Dice Taylor Swift, en una de sus últimas canciones que "habrá felicidad después de ti, pero hubo felicidad gracias a ti. Las dos cosas pueden ser ciertas". Es, con diferencia, una de las frases más realistas, objetivas y saludables sobre rupturas que he escuchado. Y si ella, la reina de las canciones de ruptura vengativas y llenas de dolor, ha podido llegar a esa conclusión, no hay duda de que todos podemos hacerlo.

"Hay felicidad (en nuestra historia) y no puedo hacerla desaparecer con convertirte en un villano" continúa. ¿Quién no ha intentado algo así? Odiar a la otra persona - especialmente si ha sido quien ha terminado la relación - para que fuera más fácil olvidar y superar la ruptura. Yo sé que lo he hecho. Pero la realidad es que puede que no sea justo intentar borrar las cosas buenas de la relación pintando a la otra persona como el demonio y, para ser honestos, tampoco funciona.

Por supuesto, hay relaciones que son poco saludables desde el primer día, o en las que se dan situaciones de abuso o maltrato que no se pueden negar, y ahí estaríamos hablando de otra cosa. Pero en las relaciones en las que no ha sido así hay otra opción diferente al conflicto.

En aquellas en las que se ha terminado porque las dos personas buscaban cosas diferentes, porque la relación ya no funcionaba, porque el tiempo os llevó en direcciones diferentes o porque el amor ya no estaba ahí, quizás no sea necesario buscar un malo. Quizás sea posible decir adiós desde la gratitud del tiempo compartido. Tal vez sea más fácil así cerrar el capítulo y más gratificante.

Maxresdefault

Sé honesto en lo malo, pero especialmente en lo bueno

No se trata de negar las cosas malas, desde luego. Ni siquiera en el momento mismo de la ruptura. Si la relación ya no funciona es por algo y en el final de una relación es importante ser sinceros con la otra persona y abriros a los motivos reales por los que ya no queréis estar juntos. Desde luego, si la otra persona te ha hecho daño es más que posible que quieras una disculpa por su parte, aunque no siempre la obtengas.

Pero mantener la honestidad y la gratitud por las cosas buenas que pasaron, la ayuda que te ofreció tu pareja en un momento u otro, esa sorpresa que no esperabas, o los momentos buenos, puede ser el cierre que realmente necesitáis. Ya no estáis juntos, pero apreciáis lo que el otro os dio.

Evalúa lo que has aprendido sobre ti gracias a esta relación

Cuando una relación se acaba parece que nos deja sin nada, pero la realidad es que nos deja con momentos, pero también con muchos aprendizajes. Y algunos de los más importantes son sobre uno mismo. ¿Qué te ha enseñado sobre ti esta relación? ¿Has descubierto cosas nuevas que te gustan y no lo sabías hasta ahora? ¿Has adoptado hobbies nuevos a raíz de conocer a esta persona? O, al contrario, ¿has descubierto qué cosas no quieres en la vida?

Todas las personas que pasan por nuestra vida dejan algunas migas, independientemente del tiempo que pase. De mis antiguas relaciones he descubierto libros, música e incluso, tipos de calcetines. Pero también he aprendido que no quería ciertos tipos de relaciones o que hay personas que no pueden darme lo que yo busco y eso está bien porque me abrió a quien sí.

Monica

Aprecia el tiempo juntos y dile adiós

No se trata de no reconocer lo malos tiempos ni las cosas que no funcionaron. En la misma canción en la que reconoce que en su relación hubo felicidad gracias a la otra persona, Taylor también admite que se hicieron daño el uno al otro y que nadie te enseña qué hacer cuando un buen hombre te hace daño y sabes que tú también se lo has hecho a él. Pero se toma el tiempo para reflexionar sobre su relación y apreciar y admitir los buenos tiempos.

Y aunque es solo una canción, puedes aplicar esa misma filosofía al final de tu relación. Es verdad, ya no funciona, ya no queréis lo mismo y os habéis hecho daño. La relación no puede continuar. Pero también es verdad que hubo buenos momentos y que fuisteis felices. ¿Por qué no agradeceros esos momentos? ¿Por qué no despediros con el recuerdo de lo que sí hicisteis bien y de lo que os distéis? Aceptar que ya no funcionáis, pero deciros adiós con lo bonito de todo lo que fuisteis, puede ser la clave para encontrar la paz dejando ir la relación.

Imágenes |Friends

Temas
Comentarios cerrados
Inicio