Publicidad

No, las mujeres que tienen sexo ocasional no tienen más tendencia a estar deprimidas

No, las mujeres que tienen sexo ocasional no tienen más tendencia a estar deprimidas
Sin comentarios

Si hay algo que debemos dejar claro antes de comenzar este artículo (como cualquier otro) es que no hay nada cierto, como norma. Dicho esto, es probable que en algún momento de tu vida hayas leído o escuchado (incluso con titulares fatalistas) eso de que “el sexo casual y la depresión son viejos amigos”. A lo largo de los últimos años se han realizado infinidad de estudios que afirman que tener sexo ocasional (tanto en hombres como en mujeres) puede llegar a provocar depresión. ¿Pero, cómo afectan estas categorías absolutas a las mujeres en concreto? ¿Es cierto que las mujeres que tienen sexo ocasional tienen más tendencia a estar más tristes? Recurrimos a los especializados en la materia para salir de dudas.

María Jiménez, psicóloga clínica experta en sexología, niega esta teoría: "No es así, para nada en absoluto. En una depresión influyen muchísimos factores: de aprendizaje, afectivos, de la historia de apego, la historia actual en la que te encuentres... muchísimas cosas. No hay una relación causa efecto. Sí que es cierto que hay algunos estudios que lo aseguran, pero todavía no hay suficiente evidencia empírica para decir que las personas que tienen sexo más casual, es decir, relaciones con distintas personas, tengan mayor probabilidad de tener depresión. Es más un conjunto de variables".

La sexóloga Miriam Gómez Galocha, especialista a cargo de Sexología Femenina, también se opone a esta idea y advierte que es una afirmación despectiva para las mujeres. “Me gustaría que el mensaje fuera más positivo. Me recuerda a cuando las mujeres éramos tildadas de histéricas o frígidas. Poder reconocernos en diferentes individualidades nos hace más libres y para ello hay que tener en cuenta que cada persona es distinta”, nos garantiza.

“Cada mujer que tiene sexo ocasional tendrá sus motivos. De alguna forma se está relacionando mujer deprimida, o no sana, con mujer que tiene sexo ocasional. ¿Si no estas deprimida o te sientes sola no puedes tener sexo ocasional? Me chirría todo lo que se me ocurre. ¿Sexo a cambio de compañía? ¿Sexo por miedo a la soledad?”, expone la experta.

“Yo a priori pensaría más en que una mujer que tiene sexo ocasional es una mujer que quiere disfrutar del sexo en sí, con gran autoestima y una visión de la vida más independiente y liberal, pero seguro que en general tampoco es así. Porque como te digo cada una tendrá sus motivos”, asegura Gómez Galocha.

Lo cierto es que el sexo ocasional puede ser un terreno no apto para todos los públicos (y no pasa nada). Todo es cuestión de perspectiva. Y mientras que algunos estudios afirman que un roce ocasional entre las sábanas es consecuencia de falta de autoestima, otros aseguran precisamente todo lo contrario. Por ejemplo, una encuesta publicada en 'Social Psychological & Personality Science' en 2014, por la doctora Zhana Vrangalova, profesora de psicología y experta en sexualidad de la Universidad de Nueva York, sostuvo que el sexo sin ataduras aumentaba nuestra satisfacción y autoestima, además de reducir los niveles de estrés, ansiedad y depresión.

“Si queremos comenzar a tener muchas más y mejores relaciones, hay que quitarle las etiquetas al sexo y disfrutarlo como una cosa natural. Sin presiones sociales, ni ideológicas”, afirma por otro lado Fernando Huerta Moreno, psicólogo clínico, coach y formador de la Clínica Humane.

Two Hands Touching 2029160 2

La psicóloga María de la Peña sostiene que es necesario tomar conciencia de por qué el sexo ocasional puede desatar sentimientos depresivos y de culpabilidad: “El sexo ocasional puede ser una de las vías a través de las cuales podemos experimentar la forma más pura del placer físico, libremente y sin compromiso. En ese caso, no es más que una experiencia corporal y placentera entre dos personas que alimenta nuestra felicidad".

Y añade: "En otros casos el sexo ocasional puede desatar sentimientos depresivos y de culpabilidad. Cuando el sexo ocasional produce estas sensaciones, se convierte en contraproducente ya que nos hace daño, pero abre una puerta para tomar conciencia sobre conflictos emocionales internos que se encuentran registrados en nuestro cuerpo y que están generando estos pensamientos negativos que provienen de nuestro juez interno y experiencias pasadas”.

De la Peña argumenta además que no es una cuestión de mujeres o de género, sino que entra dentro de la idea de “consumo de cuerpos en la sociedad contemporánea” a través de plataformas como Tinder. “Ahí sí se cae en una dinámica de consumo que puede provocar cierta insatisfacción… No sé si utilizaría la palabra ‘deprimida’ ya que la depresión tiende a otras cosas que no tiene que ver con el sexo esporádico sino con expectativas en tu vida”, concluye.

En definitiva, los expertos coinciden en que no es una afirmación cierta y hacen hincapié en la importancia de cuidar el lenguaje y no generalizar ya que este tipo de mensajes puede caer en la culpabilización o estigmatización de las mujeres que tienen sexo ocasional.

Fotos | Pexels

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios