Publicidad

Por qué la adaptación de Netflix del cómic de 'The Umbrella Academy' está más cerca de ser un drama que una serie de superhéroes

Por qué la adaptación de Netflix del cómic de 'The Umbrella Academy' está más cerca de ser un drama que una serie de superhéroes
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Son muchos los cómics que se adaptan a serie, como la próxima The Watchmen o como Clase Letal de HBO. Esta vez le ha tocado el turno a The Umbrella Academy, un cómic surrealista de Gerard Way (vocalista de My Chemichal Romance) y Gabriel Ba, que Netflix ha adaptado a una serie. La primera temporada cuenta con 10 capítulos de una hora y aunque no es la locura que esperábamos después de conocer el cómic, sí es un drama de superhéroes con una familia disfuncional.

En 1989, 43 mujeres dan a luz a 43 niños sin haberse quedado previamente embarazadas. 7 de estos niños extraordinarios fueron adoptados por un excéntrico millonario, Sir Reginald Hargreeves, que les educó para que sus poderes puedan salvar al mundo de sus calamidades. El tiempo ha pasado, los niños crecieron y durante su adolescencia se terminaron separando. Las razones: la muerte de número 6, la desaparición de Número Cinco y muchos conflictos familiares. Todo cambia cuando fallece Hargreeves y el Apocalipsis amenaza con destruirlo todo.

Superhéroes, pero con muchos problemas familiares

The Umbrella Academy es una serie de superhéroes. No al estilo sombrío de Daredevil, que también es original de Netflix, ni al estilo girl power de Wonderwoman, pero es de superhéroes. Aunque la verdad es que son superhéroes envueltos en un drama familiar que parece empapar cada escena, por lo que habrá momentos, sobre todo al principio, en que creas que se te olvide que existen súperpoderes.

Ellen Page The Umbrella Academy

Un padre que no fue buen padre, que no les dio amor ni cariño. Unos hermanos que ni siquiera son realmente hermanos y una familia que esconde muchos secretos y mucho rencor acumulado. Un auténtico drama familiar.

El surrealismo perdido de la novela gráfica

A pesar de que el papel de su madre sea el de un robot femenino con aire de años 50 y que el mayordomo sea un chimpancé que habla, no encontrarás muchos más resquicios de surrealismo fuera de ellos o los protagonizados por mi personaje favorito, Klaus. Al contrario que en el cómic, donde luchan con alienígenas o contra una Torre Eiffel mutante, por ejemplo.

Cuando Robert Sheehan eclipsa a Ellen Page

Robert Sheehan The Umbrella Academy

El irlandés Robert Sheehan (Missfits) es, sin duda, lo mejor de la serie. Interpreta la locura de Klaus, el número 4 de los chicos de The Umbrella Academy, con una precisión maravillosa. Es drogadicto, divertido y aporta el toque más surrealista a la serie. Su actuación eclipsa a cualquier otra, sobre todo a Allison, interpretada por Emmy Raver-Lampman, Luther a quien da vida Tom Hopper (Merlín) y a la de David Castañeda como Diego.

Numero Cinco The Umbrella Academy

Junto a Robert Sheehan, aunque sin llegar a su nivel, están Ellen Page (Juno) -que interpreta a Vanya, la normal hermana sin poderes- que esperábamos fuera lo mejor de la serie. Junto a ella, en un segundo plano y también tras Klaus, Número Cinco, interpretado por el jovencísimo Aidan Gallagher (Nicky, Ricky, Dicky & Dawn).

Lo mejor y lo peor de la serie

Lo mejor, la historia. Lo peor, el tiempo. Capítulos de una hora que se hacen pesados y demasiado largos en muchos momentos. La historia en sí es genial, como lo es el cómic, pero sobran minutos para lo que hay que contar. Podrían haberse reducido 15 minutos de cada capítulo y habría seguido siendo una historia decente porque el tiempo de más, no termina aportando nada.

Hay otro problema. El tráiler te cuenta el primer capítulo entero, solo que resumido. No te descubrirá mucho más, será lento, y solo al final remontará. Pero tranquilo, si pasas ese primer bache, la cosa irá a mejor.

The Umbrella Academy 3

Si te molan los superhéroes, terminarás viéndola, aunque pases la mayor parte de la serie mirando stories de Instagram hasta que pase algo interesante, sobre todo al principio. A partir del quinto capítulo la serie, aunque no termina de atrapar, te mantendrá entretenido sobretodo si no has leído el cómic, gracias a los giros y las sorpresas que esconde.

Foto| Netflix

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir