Compartir
Publicidad

Baby, la serie de Netflix made in Italia que ha generado tanta polémica como “Insatiable”

Baby, la serie de Netflix made in Italia que ha generado tanta polémica como “Insatiable”
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El estilo de Élite mezclado con la polémica de Insatiable. Baby, la serie made in Italy de Netflix tiene un trasfondo real y vivo. La segunda producción original en Italia de la plataforma de streaming llegó a España cargada de polémica ya incluso antes de su estreno el pasado mes de noviembre, pero ¿por qué?

Antes de continuar te haremos un pequeño resumen de la serie de Netflix: Chiara (Benedetta Porcaroli) es la hija única de una adinerada pareja, y Ludovica (Alice Pagani) es hija de una madre soltera y con dificultades económicas. Ambas jóvenes de 16 años estudian en un prestigioso colegio italiano y terminan haciéndose amigas y ejerciendo la prostitución para conseguir independencia económica, liberación sexual y la excitación que una vida secreta pueda otorgarles.

El escándalo “Baby squillo”

Esta adaptación libre está basada en el escándalo Baby Squillo italiano que tuvo lugar durante 2013-2014. En ella, dos niñas de 14 y 15 años se vieron involucradas en un escándalo por ejercer la prostitución en círculos de la alta sociedad italiana, en el adinerado barrio de Paroli en Roma.

El escándalo implicó a políticos, empresarios y miembros de la alta sociedad como el marido de Alessandra Mussolini, nieta de Benito Mussolini. La red de explotación sexual llegó hasta las niñas a través de un anuncio cuando buscaban en Google una forma fácil de hacer dinero. Así conocieron a los líderes de la red, Mirko Ieni y Nunzio Pizzacalla, que habilitaron un apartamento en Viale Paroli en el que Ángela y Agnes (nombres en clave para proteger su identidad) ejercían la prostitución después de la escuela. Ganaban más de 600 euros al día, que gastaban en ropa de alta costura, móviles y artículos de lujo.

La polémica previa a la emisión de Baby

Según informó Deadline, Lisa Thompson, vicepresidenta de NCOSE (National Center on Sexual Exploitation) acusó a Netflix de doble rasero al despedir a Kevin Spacey tras sus acusaciones de agresión sexual pero producir una serie en la que según ella, se normaliza el abuso infantil.

“Netflix despidió a Kevin Spacey y ahora producirá una serie que glorifica el tráfico sexual de menores y ofrece “entretenimiento vanguardista”, es el colmo de la hipocresía. No hay "prostitutas", solo niños abusados, explotados y violados sexualmente. Si los ejecutivos de Netflix se preocupan más por terminar con la explotación sexual en este momento #MeToo que por beneficiarse de temas sexualmente explotadores, cancelarán la producción de este programa de inmediato", declaró Thompson.

¿Por qué ver Baby, la serie de Netflix?

Baby La Serie De Netflix Al Estilo De Elite Y Con La Polemica De Insatiable 2

Ellas acaban en ese mundo porque en el caso de Ludo es dinero fácil y lo necesita para pagar la escuela, y en el caso de Chiara porque necesita “escapar” de la rutina. Insistimos en que no es una adaptación al uso, sino una producción basada en el escándalo italiano en el que sus dos protagonistas se convierten en escorts de lujo.

No es un género parecido a la también polémica Insatiable, que es una comedia negra que trata temas tan duros como el acoso escolar desde el humor. Baby es más similar al drama de Élite, y hasta su target es el mismo (ambas están recomendadas para mayores de 13 años).

Es políticamente incorrecta, porque vemos una prostitución “consentida” por parte de las chicas y que se aleja de la idea que tenemos de lo que es la prostitución infantil, pero también es una serie tremendamente adictiva. No al estilo Élite, el guilty pleasure que atrajo a diferentes generaciones (tanto que sido uno de los programas que más han interesado a los españoles en 2018), sino más bien una historia que engancha por su crudeza.

Las adolescentes viven dos realidades, por un lado la del mundo del sexo por dinero y por otro la de adolescentes normales y corrientes que se enamoran perdidamente, se pelean con sus mejores amigas o a las que rompen el corazón. Además de estas dos caras, también se habla de acoso, de la relación de padres e hijos, el amor, la amistad, la traición o la soledad.

Baby La Serie De Netflix Al Estilo De Elite Y Con La Polemica De Insatiable 3

¿Demasiado heavy? Élite también lo fue cuando descubrimos cómo abordaron temas como el sexo, el racismo o los celos en la serie, y también nos enganchó. De momento está confirmada una segunda temporada para ambas, y por lo que hemos visto en la primera temporada, la segunda de Baby no estará exenta de polémica.

Foto| Netflix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio