La "depresión post-conciertos" existe: acabo de ver a Taylor Swift y la estoy sufriendo

Quienes vayáis al Santiago Bernabeu el miércoles o jueves vais a ser muy felices, pero ojo con el bajón de después 

Dl U555902 015
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

El viernes estuve en el primer concierto de Taylor Swift en Lisboa y, desde entonces, la gente no para de preguntarme qué tal fue el concierto y la realidad es que no sé muy bien qué responderles. Quiero decir, no me malentendáis, el concierto fue absolutamente increíble. Esperad, lo voy a poner en mayúsculas. INCREÍBLE.

Sin duda el mejor concierto de mi vida, y eso que el verano pasado estuve en Barcelona viendo a Harry Styles, pero el Eras Tour lo supera todo. Entonces, ¿por qué no sé responder? Pues porque lo hago en un tono de bajonazo tremendo. Y es que, desde el sábado por la mañana tengo una creciente sensación de tristeza y, no voy a mentir a nadie, de vació existencial.

Personalmente, entiendo que, en parte, se debe a una cuestión puramente hormonal: la dopamina que el concierto me dio se desvaneció y ahora necesito mi "chute" de dopamina, pero, claro, ¿dónde consigo yo algo que me dé un subidón de dopamina tan alto como el Eras Tour?

Pero es más que eso, hay una cuestión emocional: personalmente, hace 12 años que esperaba para poder ver a Taylor Swift en directo. A esto se suma la escalada de expectación y expectativas que ha supuesto el Eras Tour. Desde empezar a ver la gira en Estados Unidos sin saber si iba a venir a Europa, después descubrir que venía a Europa, la guerra absoluta que fue conseguir las entradas y esperar casi un año para, por fin, verla. Y todo esto mientras ves cientos de videos en TikTok de toda la gente que ha ido y vas a ver la película en el cine, etc. Las expectativas se amontonan.

Y, por fin, llega el día y se pasa en un suspiro. Un suspiro en el que yo, además, siento que disocié un poco y tengo casi la sensación de que lo soñé más que lo viví. ¿Y ahora qué? ¿Qué hago con mi vida? Pues nada, seguir viviéndola diréis y tenéis razón. Todo esto suena a tontería absoluta - lo que hace que a la tristeza se le sume un poquito de culpa y de vergüenza -, pero no puedo evitar pensar que se ha acabado, que nunca más voy a ver el Eras Tour y sentir pena, tristeza y un poco de cansancio emocional y vital.

taylor swif eras tour

La cuestión es que, para mi sorpresa, no estoy sola en esto. Tanto que ya hay quien se refiere a ello como PTSD (Post Taylor Swift Depression) o, en español, "depresión post-Taylor Swift". Evidentemente, todo entre muchas comillas y sabiendo que no es una patología real y no queremos banalizar con algo tan importante como la salud mental. Pero sí es un poco esa sensación de "vuelta al cole" después de unas muy buenas vacaciones.

En una noticia de The Guardian, Kayla Greenstien, experta en psicología, explica que es completamente normal sentirse un poco "desinflado" emocionalmente después de asistir a un evento tan anticipado. De hecho, ella lo compara con las bodas. Entre otras cosas, Greenstien recuerda que, además de ser un evento para que el que se tiene mucha preparación y expectación, también es un lugar en el que sientes una gran conexión con las otras personas que están allí, una especie de hermandad que, claro, da un buen subidón y se vuelve algo transcendental. Ella compara la experiencia un poco con tomar drogas psicodélicas. 

¿El remedio? Según la experta, cuidar de una misma durante estos días, validar nuestras emociones - porque recordemos que no tenemos que justificar nuestra tristeza y que tenemos derecho a sentirla - e intentar integrar la experiencia en nuestra vida. Podemos  tratar de reflexionar sobre lo que hizo tan increíble esa experiencia y ver si, de alguna manera, podemos trasladar algo de ella a nuestro día a día. Una especie de aprendizaje.

¿Qué voy a trasladar yo a mi vida? Todavía no lo sé, pero si sé que las personas que vais a ir a verla a Madrid vais a ser extremadamente felices, que el bajón posterior no os asuste porque vale mil veces la pena y que, si no podemos evitar sentirnos un poco triste, no pasa nada porque, como dice Taylor Swift, "we can do it with a broken heart".

Fotos | Gtres 

En Trendencias | Estos son todos los festivales de música 2024 en España que van a dar que hablar


Inicio