Un despido no es un fracaso, es una oportunidad para reactivar tu carrera y conocerte mejor (y los expertos nos cuentan por qué)

Un despido no es un fracaso, es una oportunidad para reactivar tu carrera y conocerte mejor (y los expertos nos cuentan por qué)
Sin comentarios

LinkedIn, esa ventana al mundo laboral exterior creada con el fin de conectar talentos y generar empleo, parece haberse convertido en un arma de doble filo. Nos lanzamos felices a publicar que hemos conseguido un trabajo nuevo y la propia herramienta nos ofrece infinidad de opciones al instante para que los demás reaccionen ante la estupenda noticia y alimentar así nuestro ego.

Emoticonos de aplausos, corazones, botones para recomendar, compartir en otros perfiles... incluso mensajes previamente redactados por la propia plataforma que se publican a golpe de click: '¡Enhorabuena María!, ¡felicidades Pedro!'... ¿Pero qué ocurre cuando nos despiden de un trabajo? LinkedIn no da la misma opción cuando esto sucede, ¿se confirma así que estamos ante una 'mala' noticia? De ahí que algunos lo omitan o, incluso, mientan. ¿Qué nos lleva a reaccionar de esta manera?

Lucía Cuesta, psicóloga clínica y neuropsicóloga, nos explica las claves para desbloquear esta situación y aceptar lo que llega desde el amor más profundo hacia nosotros mismos:

Autoestima o ego

Miedo

"Las personas solemos funcionar por autoestima o por ego", nos introduce la experta. "Una persona con autoestima alta suele ser alguien que acepta los errores sin observarlos como un fracaso, si no como una situación más que la vida le pone delante. Sin embargo, llegar a ello requiere un proceso previo de aceptación", asegura Lucía.

La psicóloga nos explica que quienes funcionan a través del ego suelen vivir con una inseguridad constante que produce miedo. En concreto, miedo al rechazo: "Esta emoción suele estar ligada al fracaso, llegando a creer que las personas de nuestro alrededor no nos van a querer, validar, incluso aceptar".

Y añade: "Extrapolado al tema del trabajo, si me acaban de echar, ¿ahora cómo digo que he perdido mi trabajo cuando la gente ha puesto unas expectativas altísimas en mí? 'Me van a juzgar', 'no doy la talla', 'no estoy hecho para esto', 'van a decir que vivo del otro porque estoy en el paro'... De ahí que la gente que funciona así se posicione en un lugar muy alto para que la gente le valide. La valía que ellos no se dan a sí mismos se la validan fuera. Por eso, muchos recurren a publicar nuevas noticias cuando ya tienen otra cosa que cubre sus necesidades y desvía la atención".

Afronta que tienes miedo (es humano)

Diablo

En ciertas ocasiones evitamos que trascienda cierta información por inseguridad o falta de autoestima. Un 'status' social, un puestazo, la pareja perfecta... exigimos una posición aparentemente 'perfecta' que, cuando ocurre algo que nos descoloca, optamos por no contar por evitar que trascienda.

"Sentimos miedo a que nos juzguen, a reducir las expectativas que los demás han depositado en nosotros... Y detrás del juicio está el miedo a que nos quiten esa valía que hemos depositado fuera porque se nos olvida dárnosla a nosotros mismos", advierte la psicóloga Lucía Cuesta.

En cualquier caso, el primer paso para combatirlo es admitir que tenemos miedo y que no pasa nada, todo lo contrario, es humano. El miedo es una emoción que acoger y querer como cualquier otra. En este sentido, y como primer paso para vencerlo, LinkedIn ofrece ahora junto a la foto de perfil de cada usuario un rótulo en el que destaca si estás buscando activamente empleo ('open to work').

Op

Da la bienvenida a la verdad

Va

¿Por qué ocultamos cierta información? En este caso, ¿por qué no manifestamos que nos han despedido en LinkedIn? Exigimos ser tan perfectos que hemos de demostrarlo constantemente. Por tanto, ¿cómo vamos a reconocer que nos han despedido?

Cuesta nos explica que, aunque en un primer momento optar por el silencio nos parezca la mejor decisión, ocultarlo provoca una pérdida de resiliencia emocional. Como consecuencia, aumenta el estrés porque sabemos que estamos ocultando información y, sin darnos cuenta, entramos en una vida paralela teniendo que fingir constantemente.

Lo que más duele es decir la verdad. Valida la emoción que te nace de esta nueva situación sin trabajo y, desde la aceptación, anímate a establecer nuevas metas realistas y alcanzables. "Y recuerda, tú no tienes que demostrar nada. Te tienen que querer independientemente de si tienes un trabajazo, un novio perfecto o una casa espectacular", concluye.

Tú vales mucho

Ho

El miedo nos vuelve pequeños, con la falsa seguridad de no ser 'suficiente'. Es normal. Abraza el miedo, acéptalo. Valórate y quiérete. No te centres en el resultado ni en los errores, sino en el proceso y aprendizaje que te llevas de todo lo vivido. "No vuelvas al pasado. Aquello pasó, ahora estás en otro momento y la vida te presenta cosas nuevas. Resetea", nos recuerda Lucía.

 

La sociedad influye (a veces, demasiado)

Criticas

"Todos nos lo pensamos dos veces antes de publicar que nos han despedido. No es más valiente uno u otro. Vivimos en una sociedad que premia el éxito, las notas, los títulos... sobre todo desde que somos pequeñitos". Hay que auto observarse, ser uno mismo y comprobar que realmente somos capaces de expresar lo que ha pasado porque nos respetamos y valoramos a nosotros mismos.

"La gente que se acostumbra a vivir con esa 'valía envenenada' que se la da el status, el dinero, etc, necesita una aprobación constante", concreta la la psicóloga clínica especializada en relaciones. Les motiva que siga poniendo en LinkedIn 'directivo tal'. Cuando vives con necesidad de aprobación constante tienes un exceso de autocrítica porque no te permites a ti mismo fallar", explica la experta.

Haz una lectura de factores externos e internos de lo sucedido

Lectura

¿Cuál ha sido la causa del despido? ¿Dependía de mí? ¿Han sido causas externas? Este proceso te ayudará a entender lo que ha pasado y manejar la frustración. Un análisis de lo acontecido te ayudará a cerrar este capítulo de forma amorosa.

Esto es una oportunidad

Po

No conseguir algo que esperabas no es un fracaso. Precisamente en las situaciones nuevas están los aprendizajes, pero para ello hay que abrirse a la flexibilidad. Es el momento de volver a empezar, buscar nuevas ilusiones y proyectos. Es tu momento.

Fotos | 'El diablo viste de Prada'

Temas
Inicio