Compartir
Publicidad

París en seis fotos y dos vídeos

París en seis fotos y dos vídeos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El carrusel de Miu Miu es ya el clásico punto final de la semana de la moda de París y por extensión de todas las importantes del mundo, esas que se inician en Nueva York hace casi dos meses y provocan una ligera sobredosis de desfiles y tendencias a los que nos gusta esto de la moda. Los mundiales de fútbol son cada 4 años pero los desfiles son cada seis meses (prefall y cruceros a parte) y es importante conocer algunos detalles para saber qué ha pasado para enfrentarte a la siguiente temporada o poder colarlo en una conversación y quedar como un experto en el tema.

El debut de Wang

Wang

Un diseñador estadounidense de origen asiático aterriza como director creativo de la firma fundada por un español, que fue resucitada en esta última década por un francés, que revolucionó la evolución de la moda haciendo que muchos otros diseñadores, a lo largo del mundo, copiasen su forma de trabajar y de entender la silueta femenina.

El blanco y el negro dominan la primera colección de Wang para Balenciaga que aunque correcta, y con un trabajo en piel muy interesante, no está a la altura del trabajo de Ghesquière, a pesar de que las crónicas del desfile escritas por compatriotas del diseñador hayan decidido obviarlo en un arranque de chauvinismo.

Estilo masculino sí pero...

plumas

La tendencia que con mayor fuerza se ha visto en todas las pasarelas de París ha sido la de una nueva femineidad a través de prendas del ropero masculino. Trajes, camisas, abrigos en telas de cuadros o lanas en colores tradicionalmente asociadas al hombre en los que esta vez diseñadores como Dries Van Noten (foto de la izquierda) o Marc Jacobs en Louis Vuitton (foto de la derecha) han querido suavizar a través de las plumas, sobre todo en el desfile del belga, en el que estaban presentes en muchas de las salidas.

Chalayan

Cualquier desfile de Hussein Chalayan puede guardar una sorpresa. Estamos acostumbrados a que nos sorprenda con sus leds, o con una colección que es una metáfora sobre los refugiados y cómo llevan consigo sus pertenencias, pero su plato fuerte siguen siendo los vestidos que se transforman y en esta temporada lo ha vuelto a hacer. Con estos vestidos se termina para siempre el problema de que alguna invitada lleve tu mismo estilismo.

El abrigo rojo

123

En muchas ocasiones a los diseñadores parece que se les olvida que las colecciones que se presentan al principio del año se supone que son de otoño/invierno. Y en el hemisferio norte del planeta, dónde se encuentran la mayoría de sus clientes resulta que en esa época hace frío. Van Noten a parte me quedo con dos piezas en rojo. La reinterpretación del clásico abrigo "Arizona" de Dior hecha por Raf Simons y la parka de Nina Ricci.

Ese toque surrealista

23

Hubo un tiempo en el que la cuota de surrealismo en las pasarelas la ponían Viktor & Rolf antes de convertirse en un Lanvin quiero y no puedo en el que parece que se han quedado instalados. En 2005, y durante tan solo tres años, tuvieron una tienda en Milán que era la imagen perfecta de su filosofía. Todo estaba cabeza abajo (puedes verla pulsando aquí).

En este año han sido las mangas las que han optado por cruzarse abandonando a los brazos en Nina Ricci y Celine. Cada una en su estilo. Las dos muy interesantes.

Givenchy

Es innegable el poder de la música. Y pocos desfiles esta temporada han tenido la fuerza del de Givenchy gracias a la música en directo de Antony Hegarty que convirtió esa pasarela circular en un espectáculo inolvidable en el que Tisci daba una vuelta más a la tuerca y además de la famosa sudadera de Bambi, que no lo pasó por alto a Jean-Charles de Castelbajac en su twitter que ya lo utilizó para una de sus colecciones en 2009, presentó unas interesantes deconstrucciones de las cazadoras perfecto combinadas con faldas de inspiración étnica llenas de flores y transparencias.

Y Slimane

espalda

A pesar de todo lo anterior, y otras cosas que quedan en el tintero, la temporada otoño-invierno 2013 de París será recordada por el segundo desfile de Slimane en Saint Laurent. Ese del que las crónicas solo se atrevían a decir que otros decían que parecía ropa sacada de Topshop para no ser vetados. Ese en el que Cathy Horyn estuvo vetada, porque ella ya se había peleado con Slimane antes, y del que solo dijo que la ropa valía lo que pusiera en la etiqueta, que era lo que realmente le da valor. Ese que permite escribir post tan agudos como este o jugar a distinguir si la crítica era para Slimane o la nueva colección que acaba de lanzar Rihanna. Ese que por mucho que salgan a defender algunas a toro pasado seguirá siendo un asco.

Fotos | GTres En Trendencias | Trendencias noticias: desfiles de París entre rumores y malas críticas En Trendencias | Las calles de París son propias del Cirque du Soleil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos