Compartir
Publicidad
Censurar la delgadez no es la solución, he aquí las razones que lo demuestran
Otros

Censurar la delgadez no es la solución, he aquí las razones que lo demuestran

Publicidad
Publicidad

El pasado 3 de junio, The Advertising Standard Authority se puso en contacto con los responsables de la firma Saint Laurent Paris para advertirles de que consideraban absolutamente irresponsable su última campaña de publicidad. La campaña es cuestión se corresponía con la publicidad para la primavera-verano de 2015.

Un shooting realizado en octubre del año pasado en Los Angeles y firmado por Hedi Slimane, posteriormente publicado en la edición inglesa de la revista Elle, que mostraba la modelo Kiki Willems con un peso por debajo del que cualquiera consideraría saludable. Razón que les llevó a prohibir incluso esta campaña.

Todos somos conscientes de la influencia destructiva que los ideales de belleza poco realistas pueden llegar a ejercer en las personas, independientemente que se traten de mujeres o de hombres; y de lo importante que es reaccionar rápidamente frente a imágenes como estas.

Kiki

Sin embargo, la lucha por la aceptación del propio cuerpo no puede basarse únicamente en la prohibición y retirada de imágenes que nos muestren cuerpos esqueléticos porque la aceptación del cuerpo no significa rechazo a la delgadez. Hay personas que son muy delgadas por constitución, pero que comen bien, hacen ejercicio, se muestran activas y felices.

Otra cosa son todos esos millones de personas que utilizan el Photoshop para intentar editar sus fotos digitalmente para parecer más delgados. La rápida crítica de la ASA lo que demuestra es que las autoridades competentes se muestran cada día más atentas a lo perjudicial que puede resultar la creación de una imagen corporal que no sea saludable. Lo peligroso sería que se convirtiese en una reacción instintiva que rechazase la delgadez por completo en vez de un diálogo justo que animase a razonar.

Fauteuil

Aunque muchas veces se oye decir que las mujeres reales tienen curvas, lo cierto es que los comentarios sarcásticos sobre el peso de las personas ya sea por exceso o por defecto duele, e impide a todas estas personas la aceptación de su cuerpo. No se si es peor avergonzarse por tener exceso de grasa o por estar esquelético, pero estos, al menos, se mueven mejor. El primer paso para la aceptación del propio cuerpo pasa por alejarse de cualquier humillación estigmatizante.

Para lograrlo es importante tener en cuenta muchos y complejos factores. El primer peligro, que también se ha convertido en una peligrosa trampa es sacar conclusiones muy simplistas acerca de la salud basadas únicamente en el tamaño de las personas.

Todos los años, antes de los desfiles de la semana de la moda en París, Milán o Nueva York, se escucha que quieren prohibir desfilar a las modelos que no alcancen un cierto índice de masa corporal. Este tipo de noticias generan un fuerte aplauso mundial. Sin embargo, el IMC no es suficiente como indicador de la salud de las personas. Nos estamos refiriendo a la salud holística, la responsable que deja ver por fuera cómo estamos por dentro.

Es un error juzgar o considerar correcto o incorrecto, bueno o malo, saludable o no algo o a alguien basándonos únicamente en su tamaño, pues se trata de una manera absolutamente inexacta de medir las salud.

Hm

Ahora se ha puesto de moda dar visibilidad a las campañas protagonizadas por mujeres talla XL basandonos en palabras tan rimbombantes como diversidad, aceptación, positividad o que somos muchos y plurales. Pero con ello caemos en el mismo error. En lugar de transmitir ese ideal de belleza delgado lo único que hacemos es remplazar estas imágenes por las de una persona gorda. Tenemos que dejar de polarizar, e ir más allá de la demonización de ciertos tipos de cuerpos, trabajando hacia la normalización, y dejando de promover una "belleza real" que deja fuera de la realidad a muchísimas personas.

El esfuerzo tiene que llegar mucho más allá de las prohibiciones. Estas son sólo medidas provisionales, lo que hay que fomentar entre los medios de comunicación y los entes públicos es que debemos aceptar con honestidad que existen cuerpo reales y saludables tal y como son. Que para aumentar la autoestima de la gente hay que hacerlo con valores de belleza interna como la tolerancia, el entendimiento, la amabilidad y el respeto.

Ashley Graham

Se puede ser alto o bajo, más gordo o más flaco, con curvas o sin curvas, con pecho o sin pecho. Debería poder llegar a respetar la constitución de cada persona sin hacer suposiciones acerca de su salud. De lo contrario iremos solo saltando de un restringido ideal a otro, y rechazando todo lo que no encaje con él.

En vez de trabajar desde el rechazo, la prohibición o la negación deberíamos empezar a trabajar para construir, afirmar, aceptar y celebrar la diversidad con capacidades diferentes. Crear un espacio donde el cuerpo no sirva para promover ideales de belleza sino enseñando a la gente a aceptarlo con honestidad, cuidándolo para que esté saludable, y les permita vivir la vida que desean.

Vía | ASA
Trendencias | 9 fotos que te harán repensarte si quieres ser modelo (incluso de Victoria's Secret)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio