Compartir
Publicidad
Estas 7 escritoras apenas han publicado novelas, pero esas pocas valen por cientos
Ocio

Estas 7 escritoras apenas han publicado novelas, pero esas pocas valen por cientos

Publicidad
Publicidad

En estos días, se ha sabido que Arundhati Roy publicará en 2017 su segunda novela, tras el arrollador éxito de su primera (y hasta ahora única) obra, El dios de las pequeñas cosas, que vio la luz en 1997. Veinte años entre una novela y otra, nada más y nada menos. Con el panorama editorial actual, con cientos de novedades cada mes y escritoras best-seller publicando novela cada año (o cada pocos meses), sorprende ver que hay quien se toma su carrera con calma. Y la historia de la literatura está llena de autoras que se han hecho célebres con solo una novela (o dos) en el mercado.

Emily Brontë

La mayor de las tres hermanas Brontë que han pasado a la historia de la literatura solo escribió una novela. Al igual que Charlotte y Anne, Emily tuvo una salud delicada hasta su muerte por tuberculosis, cuando solo tenía 30 años.

Nunca sabremos si su obra habría sido más extensa si su vida también lo hubiera sido, pero no se le puede negar que dejó para la historia un clásico inolvidable: Cumbres borrascosas, con su innovadora estructura (que desconcertó a la crítica del siglo XIX) y la complicada y visceral historia de amor de Headcliff y Catherine.

Emily Bronte

Anna Sewell

Belleza negra fue la primera y última novela de Anna Sewell, otra escritora, como las Brontë, de la cual desconocemos cómo habría sido su carrera si la salud la hubiera respetado. Un accidente en su infancia la dejó muy mermada físicamente y grandes fragmentos de Belleza negra tuvo que dictarlos porque era incapaz de escribir.

La novela tiene la original forma de autobiografía de un caballo, Azabache (en inglés, Black Beauty, como el título original de la novela), que va ofreciendo moralejas al lector. Anna Sewell murió solo cinco meses después de la publicación de una obra de la que se calcula que se han vendido 50 millones de copias.

Sewell

Margaret Mitchell

Si hay un título ligado de forma inmemorial al nombre de una escritora esos son Margaret Mitchell y Lo que el viento se llevó. Convertida en leyenda por la película basada (aunque con notables diferencias) en su trama, la novela ganó el premio Pulitzer en 1937.

Un drama romántico ambientado en el sur de Estados Unidos durante la guerra de Secesión que se ha convertido en un buen ejemplo de long-seller: sigue vendiendo alrededor de 75.000 copias al año. Sin embargo, su autora no se vio tentada a continuar con su carrera, ya que la fama le parecía un peaje demasiado alto.

Margaret Mitchell

Harper Lee

Uno de los casos más extremos de one-hit writer. Pocos autores han tenido el reconocimiento, el prestigio y el éxito de Harper Lee con solo una novela en su bibliografía. Claro que esa novela es Matar a un ruiseñor, la historia clásica de desigualdad racial que elevó a Atticus Finch al estatus de héroe americano.

Se estima que ha vendido más de 30 millones de copias en todo el mundo, se ha traducido a 40 idiomas, es obra de lectura obligatoria en los colegios norteamericanos e inspiró una de las mejores películas de la historia. Y después... no volvió a publicar nada más que algunos ensayos cortos. A su muerte, este año, se habló de que estaba trabajando en su segunda novela, Un largo adiós, pero nunca llegó a terminarla.

Harper Lee

Mary Ann Shaffer

No es solo que Mary Ann Shaffer no escribiera más que una novela en vida... es que su única obra fue publicada de forma póstuma. En 1976, en una espera en un aeropuerto, leyó un libro sobre la ocupación alemana de la isla de Guernsey durante la Segunda Guerra Mundial, que la inspiró para escribir su novela La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey.

Murió con el proyecto inacabado y fue su sobrina Annie quien le puso punto final a una novela en la cual una escritora se encuentra con un club de lectura que es en realidad una vía de escape a la ocupación nazi, siempre alrededor de un pastel de piel de patata.

Mary Ann

Arundhati Roy

La protagonista literaria de la semana. Arundhati Roy maravilló a público y crítica con El Dios de las pequeñas cosas, una novela que narraba la vida de dos hermanos gemelos en la India natal de la autora y cómo los acontecimientos de la vida van determinando nuestra personalidad.

Ganó el premio Booker en 1997 y... se hizo el silencio. En realidad, Roy ha estado estos veinte años escribiendo no-ficción, pero, tras los 6 millones de copias vendidos de su ópera prima, el mundo ya estaba deseando su regreso. Será con El ministerio de la máxima felicidad y verá la luz en junio del año que viene.

Arundhati Roy

Diane Setterfield

Diane Setterfield es una autora británica que revolucionó el mercado en 2006 con su novela El cuento número trece, una historia de suspense gótico que llegó a ser número 1 en ventas del New York Times. Con claras influencias, reconocidas por ella misma, de las hermanas Brontë, fue traducida a 38 idiomas y se convirtió en uno de los best-seller de la década.

Después de una larga espera de 7 años, sus fans pudieron disfrutar de su segunda novela, El hombre que perseguía al tiempo, en 2013. No tuvo el mismo éxito que la primera y fue recibida con frialdad por la crítica. No se le conocen planes de próximas publicaciones.

Diane Profile Pic

Imágenes | Wikimedia Commons, Pixabay, Diane Setterfield.

En Trendencias | Devoradoras de libros: atención a los 17 mejores títulos del otoño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio