Publicidad

Una compradora de Saks Fifth Avenue se encuentra en una de sus bolsas una carta de un prisionero

Una compradora de Saks Fifth Avenue se encuentra en una de sus bolsas una carta de un prisionero
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Qué pasaría si al comprar unas botas de agua (o lo que sea), y al llegar a casa os encontráis que en el interior de la bolsa hay una carta escondida? Yo miraría hacia todos los lados pensando que se trata de una cámara oculta, pero jamás pensaría que se trata de algo real. Eso es lo que le pasó hace un par de años a Stephanie Wilson, una australiana de 28 años que al coger su nuevo par de botas Hunter se encontró una carta en la bolsa de compra de Saks Fifth Avenue que empezaba que tenía como título Help! Help! Help!

La carta la firmaba Tohnain Emmanuel Njong y la acompañaba una foto de carné de él mismo. Entre las líneas explicaba (como un grito de desesperación) que estaba encarcelado en una de las prisiones chinas y que los hacían trabajar más de 13 horas al día para fabricar esas bolsas. Se firmaba con un escueto gracias y disculpa las molestias, además de una dirección de email. Stephanie Wilson no se lo podía creer (obvio), así que fue rápidamente hacia la Fundación Laogai Research, fundada para combatir los abusos de derechos humanos en las prisiones chinas.

En la carta, explica que escribió otras cinco cartas como esa en distintos idiomas para poder llegar al mayor número de personas. Tohnain Emmanuel Njong había estado dando clases de Inglés en Shenzhen, cuando fue detenido en mayo de 2011 y acusado de fraude, un delito que dijo que nunca cometió.

Al parecer, no es la primera que se encuentra una carta por el estilo, en 2012 una mujer que vivía en Oregon se encontró una carta similar que detallaba los abusos y el trabajo extenuante en una prisión china dentro de una decoración de Halloween comprada en Kmart.

Historia con final feliz

Por suerte, el futuro de Tohnain Emmanuel Njong giró 180º y ahora tiene un trabajo seguro en Dubai. Está feliz que su carta al fin sirviera para algo.

Existen dos leyes estadounidenses que prohíben los productos elaborados por esclavos o convictos para ser importado a los Estados Unidos, por lo que Saks Fifth Avenue anunció que tomaría medidas contra eso. ¿Es que a caso no saben dónde se hacen sus bolsas de papel?

Fuente | DNAinfo New York

Más noticias de la industria en Trendencias

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir