Publicidad

Encuesta: ¿la moda debe usar el Photoshop para ocultar la realidad?

Encuesta: ¿la moda debe usar el Photoshop para ocultar la realidad?
23 comentarios

Publicidad

Publicidad

El debate del uso del Photoshop está llegando a las altas esferas de la sociedad, con propuestas como la de los parlamentarios franceses, de advertir cuando se use dicho programa para retocar las imágenes. Pero donde más alarma crea este programa es en el mundo de la moda.

La última marca que ha hecho saltar la polémica ha sido Ralph Lauren, adelgazando hasta níveles antinatura a la modelo Filippa Hamilton, quien a sus 23 años tiene una figura espectacular (no os perdáis el especial de Sergio sobre ella) pero que no le debió parecer suficientemente delgado a la empresa estadounidense, puesto que adelgazó su figura convirtiéndola en una mujer enferma.

Delgada

Al margen que Ralph Lauren haya reconocido su tremendo error, el debate está servido. ¿Es lícito que una marca promueva estos ideales de delgadez extrema? ¿Que las modelos de sus anuncios salgan todas delgadísimas hasta niveles extremos imposibles conseguir por la simple lógica de la anatomía de cada persona?

Desde mi punto de vista es una aberración que se lleva demasiado tiempo consintiendo en el mundo de la moda. Las revistas siguen en su búsqueda por limar cualquier impureza de los cuerpos de sus modelos, retoque aquí, liposución allí, todas son divas, incluso las famosas más normales bajo el filtro de un gran fotógrafo parecen semidiosas imposibles de imaginar.

Ahora bien, cuando uno ve a una de esas personas sin maquillaje, sin arreglos de Photoshop en la vida real y con su físico tal y como es, la historia cambia. La realidad trae consigo a la persona que en verdad existe y mientras el papel retrata cual pintura a un sueño que no tendría que ser soñado.

Las 28 mujeres que crean estilo: desde Mary-Kate y Ashley Olsen hasta Blake Lively para Another Magazine

¿Por qué cuando leemos una revista como Vogue, V, W, Harper’s Bazaar, Elle, Vanity Fair... y así hasta el infinito, nos encontramos con la ciencia ficción de los cuerpos? ¿Qué logica tiene ver a Blake Lively retocada en Another Magazine, adelgazado sus rasgos faciales, si la mujer ya de por sí es bellísima y gracias a esos propios rasgos es quien es? ¿Por qué Vanity Fair reduce a Penélope Cruz a una figura de una niña pero con mínimas curvas cuando todos sabemos que no es así? ¿Y por qué V directamente crea una nueva Lady Gaga?

Vogue China, cuando moda y ciencia se juntan IV

En cuanto a las modelos el caso es más exagerado, puesto que no suelen estar en nuestro subconsciente y por tanto los retoques vuelan más libres a sus anchas. A Agynes Deyn Harper’s Bazaar la convierte en más delgada aún, Vogue China hace lo mismo con Eniko Mihalik, haciéndola perfecta. Dos ejemplos entre tantos que se pueden poner.

Keira Knightley, el Photoshop y la campaña de Coco Mademoiselle IV

Y ya llegamos a la publicidad, el campo más temible de todos. Recientemente me hice con el catálogo de Bershka, marca dirigida a todos los públicos, y me encontré con piernas que no tenían rodillas, brazos sin codos, muslos rectos prologados hasta los pies, rostros blancos, lisos, nada de rasgos faciales. ¿Es lógico que ocurra esto? Y el ejemplo fue con Bershka porque es el más reciente que he visto, pero Yves Saint Laurent muestra una nueva Kate Moss, Chanel dio la campanada con Coco Mademoiselle y Keira Knightley, a Scarlett Johansson Dolce & Gabbana le reducen sus curvas, Louis Vuitton se inventa a una nueva Madonna y las mujeres de Lanvin son más que zombies. ¿Seguimos?

Monica Belluci Elle

La excepción la firmó en su momento la edición francesa de Elle, más que como algo para crear escuela, pensado como una maniobra efectista de promoción y ventas aprovechando el auge del tema. Así vimos el lado real de Monica Belluci, Eva Herzigova o Sophie Marceau, entre otras. ¡Y se les producen arrugas cuando se ríen, sombras cuando tensan los músculos y aunque parezca mentira, tienen codos!

Desde el mundo de la moda se tendría que acabar con esta espiral autodestructiva del uso del Photoshop y retratar a las mujer lo más cercano posible a la realidad, puesto que el 100% es imposible de pedir. Que uno vea un catálogo de Prada y se lo crea, que Dolce & Gabbana pise sobre la tierra, que H&M y Zara afronten el público tal y como es, con sus medidas reales. Y sobre todo, que las mujeres no se generen complejos por ver todo el rato y en todos los sitios, estereotipos de belleza que no son reales y que se acepten tal y como son.

Ahora os toca a vosotros hablar, ¿cuál es vuestra opinión sobre el tema?

En Arrebatadora | Ralph Lauren se le va la mano, “adelgaza” extremadamente a una modelo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir