Compartir
Publicidad

Gemma Ward, una belleza de otro planeta

Gemma Ward, una belleza de otro planeta
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gemma Ward posee una belleza singular, de otro planeta, y es que parece tener confinado bajo llave el secreto de la eterna juventud con ese rostro de niña que le acompaña desde que se dio a conocer, allá por el 2002.

Esta australiana de 21 años, es uno de los máximos exponentes de lo que se denominó Alien Beauty, esa moda por buscar modelos con ojos enormes y expresivos que a algunos puede llegar a horrorizar y encandilar a otros tantos. El caso es que a mi el adjetivo guapísima se me quedaría corto con nuestra modelo de hoy.

Lo que no se puede negar es que la sutil belleza de Gemma ha ido poco a poco ganando adeptos, hasta el punto de haberse convertido en una de las supermodelos más cotizadas del planeta.

gemma-ward

La llegada de Gemma Ward al mundo de la moda fue de lo mas rocambolesca. Ella tenía en mente estudiar medicina, la misma profesión que sus padres, pero todo cambió el día que acompañó a varias amigas al casting de la edición australiana del concurso Supermodelo. Gemma, que no participaba, vió como sus amigas no tuvieron mucha suerte en el casting y fueron rechazadas. Pero el jurado se fijó en una chica rubia de ojos saltones, cuya belleza especial no les pasaba desapercibida. Ante el asombro de sus amigas, el jurado propuso a nuestra protagonisa participar en el concurso.

Gemma, que tampoco era una apasionada de la moda, rechazó la invitación al principio, pero al final cambió de opinión y optó por participar. Aunque no ganó el certamen, su look no pasó desapercibido y a los 15 años la agencia Vivien’s Models la fichó, apareciendo durante el 2002 en la portada del magazine australiano Mark y desfilando en la semana de la moda de Australia.

gemma ward

Pronto las grandes agencias pusieron sus ojos en Gemma. En el 2003, la prestigiosa agencia IMG, requiere sus servicios y Russell Marsh, el encargado de casting de pasarela de Prada, no dudó en contar con ella en exclusiva para el desfile que Miu Miu y Prada realizaría en Milán en Septiembre del 2003.

Su aparición produjo toda una revolución. Su delgadez y singular belleza era todo un reclamo que todos los diseñadores querían tener. Tal fue el éxito que en el 2004 ya desfilaría para más de 100 diseñadores, algo inaudito para alguien que llevaba tan sólo un par de meses sobre las pasarelas.

Ese mismo año, tendría el bautizo definitivo de la mano de Steven Meisel apareciendo en la portada de la edición americana del Vogue, junto con las 8 top models del momento como Daria Werbowy, Karolina Kurkova, Natalia Vodianova, y Giselle Bundchen entre otras. También aparecería en la portada de la edición inglesa del Vogue y en la del magazine W.

prada-gemma ward

Sus primeros contratos publicitarios llegarían también ese mismo año, ya que sería imagen de Yves Saint Laurent, Jil Sander, y por supuesto, Prada.

En los dos años posteriores, 2005 y 2006, seguiría su agenda repleta de compromisos y trabajos. A parte de sus innumerables desfiles (seguiría con más de 100 desfiles al año), sería portada de las ediciones francesa, italiana y china de Vogue, además de ser imagen de Hermès, Burberry, de Christian Dior y de sustituir a Kate Moss como imagen de la fragancia Obsession de Calvin Klein.

También recibiría el premio a la “modelo del momento” por la revista Allure. Pero sería a finales del 2006 cuando su ritmo de trabajos sobre la pasarela comenzaría a descender con la misma velocidad que comenzó tres años más atrás.

numero06.jpg

El cansancio acumulado y sus ambiciones de ser actríz, hicieron que Gemma eligiera bien sus trabajos. De esta manera, en el 2007 sólo desfilaría para apenas diez diseñadores, entre los que están, evidentemente, Valentino, Christian Dior, Balenciaga, Chanel y Gaultier entre otros, desapareciendo completamente de las pasarelas en el 2008.

Durante ese periodo, entre 2007 y 2008, estaría en el rodaje de dos películas que pasaron con más pena que gloria, The Black Ballon y The Strangers con Liv Tyler.

Muchos son los rumores que apuntaban a un abandono definitivo de las pasarelas, pero de momento parece que es un descanso temporal. Mientras tanto podremos ver a Gemma en campañas publicitarias como las de Dolce & Gabbana o Karl Lagerfeld y en portadas de diversas publicaciones. ¿Serán los últimos coletazos del boom Gemma Ward?.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio