Compartir
Publicidad
La lencería de Oysho que quería bailar Jazz (y montó su propio festival)
Marcas

La lencería de Oysho que quería bailar Jazz (y montó su propio festival)

Publicidad
Publicidad

¿A qué suena la lencería? ¿Tiene banda sonora propia? Como mucho podríamos imaginar una canción evocadora, recreando sensaciones en un anuncio a cámara lenta junto a la modelo escogida. O bien un show mediático con las artistas de moda cantando mientras Victoria’s Secret presenta un ideal de belleza que cada vez se va alejando más de la realidad. Puede que dentro de unos años la primera pregunta tenga una respuesta inmediata gracias a Oysho y su propio festival de jazz. Su lencería quiere bailar y ser elegante.

Oysho es jazz

Becca Stevens Oysho Jazz You Madrid Becca Stevens

La tarde de ayer fue la fecha elegida por Oysho para estrenar Oysho Jazz You, el que según la marca “es el primer festival de jazz internacional dedicado a las voces femeninas del jazz”. Una estrategia arriesgada y que se sale de los moldes habituales de este tipo de firmas. El Museo Reina Sofía de Madrid recibió los conciertos de Becca Stevens, Natalie Prass y China Moses —el directo de Moses y su banda fue espectacular—. El próximo 12 de noviembre, en el Mercado de las Flores de Barcelona Oysho celebrará la segunda cita con Eva Fernández, Maika Makovski y una artista aún por confirmar.

"El jazz ha sido un estilo protagonizado habitualmente por hombres y queríamos dar la oportunidad y el apoyo a distintas grandes artistas femeninas de demostrar su talento"

En un momento donde los festivales de música se han convertido en una plataforma perfecta para llegar a otro tipo de público, las nuevas pasarelas en las que se vende un estilo de vida que varía según el estilo del contexto elegido, con Coachella como ejemplo claro para marcar el cambio de rumbo, Oysho prefiere montar su propio festival. Qué mejor que crear algo por tu cuenta para tener todo a tu gusto y ser el centro de las miradas (las tres artistas iban vestidas con un estilismo completo por Oysho).

“La idea de crear un festival de música surgió para establecer un vínculo cultural con nuestras clientas”, comentan desde Oysho a Trendencias. “Creemos que ellas tienen un perfil de chicas más arty, interesadas por el mundo de la música y de la cultura. Hemos apostado por tres artistas internacionales que tienen un estilo cercano a la marca. Trabajamos con un perfil cultural que vinculamos a la moda”.

La exclusividad y la sorpresa son aspectos claves a la hora de construir una marca de moda y en Oysho lo tienen muy claro desde que Inditex lanzase la firma en 2000, la penúltima en salir antes de Uterqüe en 2008, de ahí que si había que vincularse con la música no valía cualquier estilo, sino uno con historia y legado, con unos valores especiales. El jazz es idóneo para ello. “Escogimos el jazz porque es un estilo musical que no está muy masificado, nos gusta ofrecer novedades”, afirman desde Oysho. “En este momento el jazz es un género más de nicho, por qué no descubrir distintos talentos de la escena”.

Oysho sale de su tienda, de sus prendas y busca cambiar un discurso y una percepción dentro de la sociedad. “El jazz ha sido un estilo protagonizado habitualmente por hombres y queríamos dar la oportunidad y el apoyo a distintas grandes artistas femeninas de demostrar su talento”.

Más que una marca, un lifestyle

China Moses Oysho Jazz You Madrid China Moses

El estreno de Oysho con el jazz podría sorprender desde fuera, pero viendo sus últimos pasos dados este solo es uno más a la hora de convertir la marca en un estilo de vida moderno y que quiere dar un valor añadido a sus clientas. Oysho ha probado el deporte y el arte con éxito, la música estaba por venir.

"No solo somos una marca que vende ropa, somos una marca que vende y crea sensaciones"

“Estamos vinculados al deporte con Free Yoga by Oysho y con la Carrera de la mujer”, comentan desde Oysho. “Hace un año ya celebramos tres ediciones de Oysho Gallery, donde creamos una pop-up gallery en la tienda. A raíz del éxito en esta vinculación con el arte seguimos buscando nuevas metas y proyectos. Y vendrán más pasos”.

Con su iniciativa Free Yoga Oysho ha logrado congregar a más de 3.000 personas en Madrid para celebrar una clase magistral en la Plaza Mayor, éxito que esperan repetir el próximo 3 de octubre en Barcelona por cuarto año consecutivo. Mientras que con su Oysho Gallery han apostado por el talento de ilustradoras femeninas, como Naranjalidad, quien ganó la última edición, dando la oportunidad de descubrir a nuevos nombres que pueden participar en su propia exposición de arte.

“Apostamos mucho por el perfil de nuestras clientas”, nos cuentan desde Oysho. “Tenemos chicas que les gusta la moda, el deporte, la cultura, por qué no podérselo ofrecer. No solo somos una marca que vende ropa, somos una marca que vende y crea sensaciones. Es lo bonito. Con este tipo de iniciativas recibimos una acogida súper positiva. Es un agradecimiento al tipo de chicas que nos apoyan”.

El pequeño laboratorio de pruebas de Inditex

Natalie Prass Oysho Jazz You Natalie Prass

La lencería ha solido tener dos corrientes más marcadas a la hora de vender una imagen: o bien destinada a conquistar al público masculino o bien pensada directamente para la mujer. Esta última opción, aparentemente obvia no lo es tanto, en los últimos años ha ido ganando enteros y logrando que la mujer sea la que pueda sentirse bien sin tener que estar buscando la aprobación y deseo ajeno. Esta última opción es en la que Oysho se ha ido distinguiendo con sus campañas.

"Además de ofrecer cosas hay que educar a todas las personas"

Al conocer de cerca de Oysho y ver cómo enfocaban su producto me afirmo en la idea de que es el pequeño laboratorio de pruebas de Inditex. La marca está respondiendo con buenos números a cada aventura. Oysho cerró el ejercicio de 2014 con 416 millones de euros en ventas, un 18% más que en 2014, con 26 nuevas tiendas, con las que llegó a las 575. Oysho subió de 40 millones a 65 en su resultado de explotación (EBIT), con el mayor ascenso del grupo: un 63% más. Ahora mismo solo aporta el 2% del total de Inditex pero es una de las más rentables, ya que el retorno sobre el capital empleado es del 53%, solo superada por Stradivarius con un 55%.

"La moda al fin de cuentas es vida"

El festival de jazz de Oysho es un ejemplo más de cómo una marca puede crecer más allá de sus productos, convirtiendo a estos en algo más que un simple sujetador básico éxito en ventas gracias a su competitivo precio. Ellos lo tienen claro: “Además de ofrecer cosas hay que educar a todas las personas”, comentan desde Oysho. Sobre todo en un momento y un mercado donde hay tantas alternativas que para conquistar al cliente hay que diferenciarse más allá del producto, precio, diseño y calidad. Hay que crear un vínculo emocional con estos.

La moda nunca se ha quedado en la percha, sino que las mejores marcas han buscado otros retos. Oysho quiere “dar un sentido más amplio a la moda”, según nos cuentan. “Buscamos una experiencia. Buscamos un significado, más allá de una prenda, de un algodón. Queremos transmitir unas sensaciones y unas experiencias. La moda al fin de cuentas es vida”.

Fotos | Oysho
En Trendencias | ¿Es el momento de Stradivarius? 16 años de evolución dentro de la familia Inditex

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio