Así de fácil funciona el servicio de recogida de ropa usada de H&M con el que ya no hay excusa para no reciclar

Así de fácil funciona el servicio de recogida de ropa usada de H&M con el que ya no hay excusa para no reciclar
Sin comentarios

Se estima que más del 10 % del impacto total de las prendas en el medio ambiente se produce una vez ya han salido de la tienda. Esto se debe a aspectos como la frecuencia de lavado de la ropa o a tirarla al cubo de basura en vez de reciclarla correctamente. Todo cuenta y tienen consecuencias. Por suerte, en los últimos años, hemso adquirido más conciencia sobre este tema y hemos empezado a alargar la vida útil de nuestros textiles. Ya sea a través del concepto "pre loved" o aprendiendo sobre reciclado. Así que si tienes en casa una bolsa llena de ropa que no sabes que hacer con ella, la solución puedes tenerla muy cerca de casa.

Un vistazo a…
H&M Simone Rocha

¿Cómo se usa el programa de recogida de ropa usada?

Según datos de H&M, en la actualidad, del material utilizado para fabricar prendas, se recicla menos de un 1 % al año. O lo que es lo mismo: miles de toneladas de tejidos terminan en vertederos. Así que, solo al reutilizar o reciclar nuestras prendas, es que podemos cambiar esos porcentajes y por lo que la cadena sueca tiene un programa de recogida ropa usada.

Se implementó a nivel global en 2013, año en el que empezaron a aparecer las cajas de reciclaje las tiendas físicas de H&M de todo el mundo. El proceso es muy sencillo y funciona así:

Lo primero es llevar las prendas o los textiles que ya no quieras, de cualquier marca y en cualquier estado, a una de sus tiendas. Una vez allí, entregalas en caja. Y si eres miembro de H&M, recibirás un cupón digital de agradecimiento que podrás utilizar en tu próxima compra.

Nguyen Dang Hoang Nhu Nne2txfhpyq Unsplash

¿Qué pasa después con mi ropa?

Y si te estás preguntando qué sucederá con tus textiles usados una vez te hayas desprendido de ellos: El colaborador de la cadena I:CO se encargará de todo a partir de ese momento. Recogerá las cajas y clasificará su contenido en tres categorías:

Reaprovechar: las prendas en buen estado se identificarán como artículos de segunda mano.

Reutilizar: si las prendas o los tejidos ya no se pueden llevar, se transformaránn en otros productos, como colecciones de moda reciclada o paños de limpieza.

Reciclar: el resto de prendas y tejidos se transformará en fibras para su uso posterior como materiales aislantes, por ejemplo.

Fotos | Unsplash

Temas
Inicio